Frutas para desintoxicarse y estabilizar la flora intestinal

Enero siempre trae algunas sorpresas que se reflejan en la balanza y en la ropa. Ese pantalón que antes quedaba holgado, ahora empieza a molestar; los cinturones se suelen correr uno o dos agujeros para afuera; las blusas anchas parecen más ajustadas y hasta la ropa interior no ofrece alivio. Quizás hasta sienta que los zapatos le quedan más apretados. Pero no se desespere.

Hay muchas alternativas naturales a las que puede recurrir para ayudar a desintoxicar y depurar el organismo tras los excesos decembrinos.

En primer lugar, beba durante el día muchos vasos de agua, infusiones y jugos naturales sin azúcar refinada. Esta es la mejor manera de estimular y acelerar en su organismo los procesos depurativos, refiere el naturista y homeópata local Jorge Echeverri, quien recomienda elevar la ingesta de frutas y vegetales e incluso hacer ayunos de un sólo día con fruta para limpiar el cuerpo desde adentro.

Por su parte, la nutricionista y dietista Ida Guerra resalta que para llevar un estilo de vida saludable deben ingerirse al menos, tres porciones al día de fruta y dos o más de vegetales. La patilla y el melón son las que más recomienda por su alto contenido de agua y contrario a lo que se piensa, son las frutas que aportan menos cantidad de azúcar, resultando ideales para los que sufren de diabetes o sindrome metabólico.

Bombas vitamínicas
Frutas como melón, piña, lechosa, ciruela, patilla, manzana, pera, toronja y muchas otras, al ser consumidas frescas y en buenas porciones durante el día, actúan como bombas vitamínicas que no sólo depuran, sino que mejoran la apariencia de la piel de rostro y cuerpo, el pelo y las uñas.

Las frutas enlatadas o cocinadas suelen perder muchas de sus beneficiosas propiedades. “Las enzimas y algunas vitaminas se destruyen con el calor, la mejor manera es aprovechar las propiedades de las frutas frescas y crudas”, advierte el portal recetasnaturales.blogspot.com.

Otro sitio en la red, www.alimentacion-sana.com.ar, destaca que las frutas deben comerse frescas “masticándolas muy lentamente para que se disuelvan bien en la boca”. De esta forma serán bien digeridas, aprovechándose todas sus vitaminas. “Es recomendable comer de cinco a seis porciones de fruta por día y no consumirlas junto con el almuerzo o la cena, sino esperar como mínimo una hora después” subraya este portal que reúne a dietistas argentinos.

Entre las frutas “estrellas” para desintoxicarse, está la piña. Ya nuestras abuelas lo sabían y por ello la recomendaban ampliamente para “desinflamar” los intestinos.

Según la frutoterapia (terapia con frutas) y la sabiduría popular, la piña es óptima para hacer ayunos de un día, donde sólo se come esta fruta, en jugos o en rodajas. “Es ideal para las dietas porque es diurética (acelera la eliminación de toxinas), laxante, antiséptica y estabilizante de la flora intestinal” puntualiza el portal del país del tango.

La ciruela por su parte puede consumirse fresca o seca. Es muy útil en caso de estreñimiento, gracias a su contenido de pectina, vitaminas A y C, potasio, hierro, magnesio y fibra. Si desea un efecto laxante, consuma ciruelas a razón de una porción fresca por día pero si necesita un efecto inmediato, coma ciruelas secas o el agua de las mismas, hirviendo unos minutos la fruta seca y bebiendo el líquido tibio.

La pera y la uva son también muy útiles para desintoxicarse. Las dos ejercen un efecto diurético que ayuda a las personas a bajar de peso.

Aliados naturales
El melón y la patilla son diuréticos y energizantes. Son ideales para los que sienten durante el día “bajones de energía”.

Los orejones de damasco son muy recomendables para los hipertensos y embarazadas porque ayudan a liberar el exceso de agua y sal en el cuerpo.
La uva ayuda a desintoxicar el organismo.

GABRIELA DÍAZ

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: