El pincel de Víctor Cremonesi legó lienzos llenos de Oriente

PUERTO LA CRUZ.- En vida muchos de sus colegas le preguntaron a Víctor Cremonesi si su obra era abstracta o figurativa, él lleno de sencillez y amor por su trabajo sólo respondía: “A mí me parece que es la obra de un pintor”.

75 años transcurrieron por su vida hasta que ayer la muerte lo convirtió en una leyenda que durante su existencia se encargó de captar la luz y el paisaje del oriente venezolano, plasmando luego sobre el lienzo una mezcla única repleta de luz, color y abstracción con la realidad.

Nacido en Barcelona durante el año 1934 Cremonesi creció haciendo arte, sus primeros pasos creativos los dio en la adolescencia junto a la escultura, especialidad que le brindó como premio una beca de estudios por su participación destacada en el I Salón de Fin de Curso de la naciente Escuela Armando Reverón.

Su etapa de formación continuó en las aulas de la escuela Cristóbal Rojas de Caracas y en distintas instituciones de formación de México, Londres, España y Estados Unidos.

En el estado Anzoátegui su talento sirvió para formar a nuevas generaciones de la Armando Reverón, donde se desempeñó como docente y director, más tarde se convirtió en miembro fundador del Ateneo de Barcelona.

Cremonesi, junto a la naciente junta directiva reunió 87 obras donadas por quien fuera el propietario de la casa que sigue sirviendo com sede del museo, el hombre de letras Miguel Otero Silva.

Labor cultural
Ocupó el cargo de director de cultura del estado al tiempo que desarrolló una serie de polémicas en su entorno, relacionadas al género de su pintura que nunca quiso encasillar en una corriente visual, por lo que en su prolífica producción se pueden detallar trazos definidos de realismo y abstracción por igual.

Con estas cualidades pictóricas Cremonesi participó en varias exposiciones, la más reciente de ellas se escenificó durante el 2006 en España, en una muestra bautizada “Pintores Venezolanos” donde sus cuadros compartieron espacio con creaciones de Arturo Michelena, Armando Reverón, Tito Salas y Jacobo Borges.

Retiro prematuro
El desaparecido pintor anzoatiguense Víctor Cremonesi se retiró de las muestras públicas en el país hace unos 12 años y hasta el momento de su muerte se dedicó por entero a la creación de piezas de arte para el deleite personal y de sus familiares cercanos.

redacción

About these ads

2 respuestas a El pincel de Víctor Cremonesi legó lienzos llenos de Oriente

  1. Rosa Iglesias dice:

    Toda la biografía de este maravilloso personaje está muy bien, pero en ningún articulo se ha destacado la sencillez, humildad y ante todo el buen humor que lo caracterizaba. El señor Víctor Cremonesi, fue un gran apoyo para mi hermano Gustavo y esto es muy valioso para nuestra familia. A su esposa e hijos un gran abrazo desde Cartagena, Colombia.

  2. Maria Teresa Ferra dice:

    Un adiós al gran pinto Víctor Cremonesi.
    Tuve el placer de conocer a este gran hombre y a su linda familia en Estados Unidos, compartir con él y su esposa días inolvidables, es para mi una suerte y una fortuna tener dos obras de este gran pintor y escultor, Descanse en Paz.
    Un adiós al inolvidable amigo Víctor, desde la ciudad de Los Cabos, Baja California Sur México.
    Maria Teresa Ferra Anderson

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: