Sentenciaron a 12 años a ex policía de Anzoátegui por matar a dos reos

mayo 19, 2010

EL TIGRE.- Un ex funcionario de la Policía del estado Anzoátegui recibió una condena de 12 años, 10 días y cinco horas de prisión, al declararse culpable por la muerte de dos presos del retén de la Zona Nº 5 de El Tigre.

Antes de que el Tribunal de Juicio Accidental 22 de la capital de Simón Rodríguez, iniciara la audiencia en su contra, el detective José Fernando Sánchez, admitió su responsabilidad en la muerte de los internos Ángel José Aguilera Albornoz y Aular Antonio Sánchez Pio, ocurrida dentro de las celdas de la policía.

El fiscal 19, José Luis Azuaje, acusó a Sánchez por los delitos de homicidio, lesiones graves y leves y uso indebido de arma de fuego.

La magistrada Nelsida González sentenció al ex agente por causar heridas graves y leves a Necsy Pérez, Edwar Rebolledo, Juan Carlos Colmenares, Gregory José Resplandor, Darlin Gutiérrez, David Guzmán, Jesús Alfredo Piamo y Jhon José Piamo.

La juez acordó que el exfuncionario quedara recluido en la sede de la Policía de Anzoátegui en Pariaguán.

Por estos hechos el fiscal Azuaje también procesó a los policías Joel Alexander Maita y José Salomón Pérez, a quienes acusó por los delitos de homicidio pero en grado de complicidad necesaria, uso indebido de arma de fuego y lesiones graves y leves.

Estos ex agentes están a la espera de la realización del juicio oral y público.

Hay un cuarto uniformado implicado en los hechos, pero está fugitivo. Sobre él pesa una orden de captura.

El 7 de junio de 2007, los presos de los calabozos de la Zona Nº 5 de Polianzoátegui, en El Tigre, tuvieron un cruce de palabras con el detective Sánchez, quien acababa de llegar al comando luego de participar en un operativo policial.

Según contaron algunos de los reos, el policía sacó su arma y por los barrotes de las celdas disparó contra los internos causándole la muerte a dos de ellos y herir a ocho.

Familiares de las víctimas comentaron que la pena es poca para lo que hizo.

Riña sangrienta
Catorce días después de la muerte de los dos internos a manos de los policías, un nuevo hecho de violencia sacudió el retén de la Zona Nº 5, de El Tigre. Esta vez, cuatro internos fueron asesinados por sus propios compañeros, al parecer por el dominio del recinto policial. En esta oportunidad murieron Gabriel Rafael Torres López, José Alfredo Patiño Guevara, Argenis Rodríguez Guzmán y uno de nombre Romel. Fue tal la violencia con la que actuaron los reclusos que a dos de ellos los decapitaron y a los otros los degollaron. Posteriormente, les prendieron candela a los cuerpos dentro de las celdas.

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Un muerto y cuatro heridos dejó vuelco en Avenida Universidad

mayo 14, 2010

PUERTO LA CRUZ.- Pavimento húmedo y la poca iluminación se combinaron de forma fatal. Anoche la avenida Universidad, en el sector de Pozuelos de Puerto La Cruz, volvió a ser escenario de un siniestro vial.

Una camioneta Chevrolet Lumax, color blanco, placas 820DBC, chocó contra un poste y quedó atravesada en la isla, con el resultado de una persona muerta y cuatro heridas.

La víctima fue identificada como Joel Aguilera (35). Iba sentado en la parte trasera, detrás del copiloto, lugar donde el vehículo recibió el impacto.

Bajo la mirada de curiosos, que tomaban fotos del suceso, los bomberos de la Universidad de Oriente procedieron a sacar el cadáver de Aguilera que estaba atrapado en el vehículo. Los lesionados fueron llevados al hospital Luis Razetti de Barcelona, entre ellos un bebé de un año.

El chofer Leonardo Aguilera (47) y su esposa Marbelis Marcano (39) resultaron con politraumatismo generalizado, al igual que Jenny Taberoa, quien iba en la parte trasera de la camioneta. Trascendió que una de las mujeres ya estaba en quirófano y sería operada. La otra estaba en shock.

El niño fue llevado al nosocomio pediátrico Rafael Tobías Guevara.

Efectivos de Tránsito Terrestre evaluaron el lugar y manejan el exceso de velocidad entre las causas del hecho.

Según testimonio de los heridos, el grupo familiar vive en el sector de La Ceiba, a unos 15 minutos de Puerto Ordaz, en el estado Bolívar. Pasaban por Puerto La Cruz para dirigirse a la isla de Margarita.

En la camioneta siniestrada sólo se observaron cobijas y algunas ollas.

Se desconoce mayor información sobre las víctimas, más allá del anillo que tenía el fallecido en el dedo anular de la mano izquierda.

A la cuenta
No fue el único accidente registrado ayer en esa avenida. Alrededor de las 8:00 am, a pocos metros de la tienda Makro, un adulto y un adolescente (17) resultaron lesionados al volcar el vehículo en el que se desplazaban.

Bomberos de Barcelona trasladaron a los heridos al Razetti. El adulto fue identificado como Héctor Manuel Rojas (69) conductor del Ford Sierra, color blanco, placas MCC- 77S.

Ambos quedaron bajo observación con traumatismo múltiple y escoraciones.

Al parecer, al carro se le salió la barra de la dirección, chocó contra la isla y luego volcó.

Caldo de cultivo
Otrora, la avenida Universidad de Puerto La Cruz era usada para “piques” de carros. Hoy la transitada vía sólo tiene iluminación en algunos tramos. Los choferes se quejaron no sólo de la escasa luz, sino de los continuos botes de agua y huecos que caracterizan esa zona. Precisamente ayer, la llovizna y la oscuridad se confabularon.

MORALIS LARA / ELEIDA BRICEÑO


Hallan mujer estrangulada dentro de su apartamento en Puerto Píritu

mayo 13, 2010

PUERTO PÍRITU.- Una mujer de 47 años de edad fue hallada sin vida en el interior del apartamento donde vivía, ubicado en el conjunto residencial Puerto Píritu. El cuerpo presentaba señales de estrangulamiento.

Este martes, entre las 7:00 y 8:00 pm, Laura Pantigas encontró el cadaver de su madre Josefina Hyzcra Pantigas Páez y de inmediato informó a los organismos de seguridad de lo sucedido.

Una comisión mixta del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Puerto Píritu, y de la policía municipal de Peñalver acudió al apartamento N° 438 de la torre IV para recabar las evidencias y levantar el cuerpo para su traslado a la morgue del hospital Luis Razzetti de Barcelona.

Según el comisario Blas Aristigueta, jefe de la policía científica, el cadáver presentó dos surcos en el cuello (presión y asfixia), par de hematomas en la región submaxilar del lado izquierdo y un tercero en la región bucal del lado superior de la boca y escoriaciones en la temporal derecha.

“Todo indica que se trata de un homicidio, pero aún continuamos recolectando pistas”.

Los sabuesos del cuerpo de investigaciones continuaron con las pesquisas durante la noche del martes y este miércoles, pero se encontraron señales de cerraduras violentadas, ni tampoco robo de objetos del apartamento.

Sin ruido
Los vecinos de la torre IV de residencias Puerto Píritu dijeron no haber notado ninguna situación extraña la noche del martes, ni escucharon ruidos provenientes del apartamento de Josefina Pantigas.

“Plantearemos al condominio implementar un registro de nombres de confianza con fotos incluidas para el mejor control de la vigilancia privada. También sería prudente un sistema de comunicación directa entre la casilla de vigilancia y los apartamentos”.

En el estacionamiento de la torre 4 se encontraba parado el Toyota, color plata, con el que la víctima diariamente prestaba los servicios de traslado a una selectiva clientela.

Conocidos de la Pantigas señalaron que era agradable.

“Era una señora responsable, dentro de lo que cabe. Mi trato fue netamente de negocios, nunca tuvimos problemas”, dijo el propietario del apartamento donde Pantigas vivía alquilada junto a su hija y nieto desde hace dos años.

Sin visitas
El conjunto residencial Puerto Píritu, ubicado en la calle Miranda de Peñalver, cuenta con vigilancia las 24 horas del día. Hombres uniformados cubren los tres turnos diarios para atender en la entrada y salida de vehículos. Según la hoja de visitas del martes no hubo ingreso de persona alguna para el apartamento N° 438 de la torre IV.

JENNY ABREU


Cicpc busca en círculo de amigos al homicida de adolescente

mayo 12, 2010

BARCELONA.- Detectives de la Brigada de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), de Barcelona, buscan al asesino de una adolescente de 15 años encontrada entre unos matorrales en el barrio Cruz Verde de Barcelona.

Las pesquisas se centran en el círculo de amigos de la muchacha que fue hallada por dos niños cuando cazaban aves en un terreno.

Las primeras investigaciones señalan que al parecer, la chica salió de la casa de su progenitor junto con unos amigos y desde ese momento desapareció.

El comisario César Gimenes, jefe del Cicpc dijo que han entrevistado a algunos conocidos de la escolar para determinar qué sucedió y quién fue la última persona con la que andaba.

Comentó que esperan el informe de la autopsia y las pruebas que realizaron los expertos para verificar si la quinceañera murió estrangulada o desangrada a causa de heridas por arma de fuego.

Gimenes señaló que los mejores hombres de la Brigada de Homicidios, están avocados a esclarecer la muerte de la jovencita. “Están recabando las evidencias que les permita llegar hasta el asesino”, dijo el jefe policial.

Comentó que tienen buenas pistas, que los llevan por buen camino. Estima que pronto darán resultados contundentes en este caso. No descartó que en el asesinato de la estudiante hayan actuado más de una persona.

En la mañana de ayer, el cuerpo de la muchacha fue entregado a los familiares para su sepultura. Sus progenitores y parientes más cercanos acompañaron el cadáver desde la sede del Cicpc hasta el cementerio de Barcelona.

Como se informó en la edición de ayer martes, el cuerpo de la menor fue localizado boca abajo con manos y pies atados. Además los ojos vendados, debajo de un árbol y en avanzado estado de descomposición.

No se le pudo observar el rostro, porque lo tenía amarrado con una franela y le cubrieron la cabeza con unas prendas de vestir.

Antecedentes
Diez mujeres han sido víctimas de la violencia en el 2010 en Anzoátegui. Mirian Margarita murió al ser rociada con gasolina por su pareja. Una joven de 17 años fue asesinada de un tiro por su compañero. A Jhobana Farías la mató su esposo a golpes y la enterró en la casa. Leyde Mejias murió en una balacera. Andreína Piñuela fue asesinada a tiros junto a su marido. Naniuska Bello encontró la muerte en el frente de su casa junto a su padre. Ybeth González fue ultimada por policías en su casa. Tres tiros acabaron con Leurys Aular y Virgina González murió estrangulada por su ex pareja, y la menor de 15 años

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Localizan cadáver de joven atada de manos y pies en Barcelona

mayo 11, 2010

BARCELONA.- El brutal asesinato de una muchacha ocurrido hace aproximadamente 10 días, se conoció ayer, cuando su cadáver fue localizado en un terreno solitario en el sector Mesones.

Debajo de un árbol y entre unos matorrales a unos 200 metros del aserradero de la calle Principal de Cruz Verde, en Barcelona, se hallaba el cuerpo de una muchacha de piel morena, atado de manos, pies y con una venda en los ojos.

El macabro hallazgo lo hicieron unos niños a las 11:00 de la mañana de ayer, cuando se internaron en el monte a cazar pájaros.

Uno de los pequeños observó el cuerpo de la joven y del susto echó a correr junto a su hermanito. No se detuvieron hasta llegar a su casa. Le participaron lo sucedido a su progenitora, quien de inmediato dio aviso a los vecinos y a la policía.

El cadáver se hallaba boca abajo y en estado de descomposición. En el muslo de la pierna izquierda se le observó un disparo y un torniquete de tela. No se le veía el rostro, porque lo tenía amarrado con una franela. Le cubrieron la cabeza con unas prendas de vestir.

Al lugar arribó una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Los funcionarios tuvieron que caminar por una trilla para llegar hasta el cuerpo de la infortunada muchacha.

El cadáver fue trasladado a la sede policial, para ser sometido a las pruebas para su reconocimiento, data y causas de la muerte.

Reconocimiento
Al comando de la policía científica se presentaron los progenitores de la chica para reconocer a la víctima. Se trataba de una adolescente de 15 años de edad.

Consternado por lo sucedido, el papá, de apellido Figuera, contó que la muchacha se fue a pasar unos días con él en el barrio El Viñedo, pero el sábado 1 de mayo decidió regresar al hogar de su mamá en la calle Los Pinos del sector 5 de Cruz Verde.

Indicó que no se comunicó con la mamá porque pensó que había llegado bien.

La jovencita era la menor de siete hermanos y estudiaba sexto grado en la escuela de Mesones.

Sus familiares contaron que la muchacha era morocha. Su hermano gemelo es un varón. No le conocieron novio ni enamorados. Desconocen por qué la mataron de esa manera.

Investigaciones
César Gimenes, jefe de la policía científica de Barcelona, informó que se adelantan las pesquisas e interrogan a familiares y al entorno de amigos de la muchacha asesinada. Tratan de ubicar a la última persona con la que vieron a la adolescente. Dijo que esperan el informe del forense y los expertos para determinar las causas de la muerte.

ELEIDA BRICEÑO


De un disparo matan a liceísta por reclamarle a un conductor

mayo 3, 2010

BARCELONA.- Un adolescente de 15 años fue asesinado de un disparo ayer en la madrugada, cuando salió del velorio de su abuela a comer perros calientes junto con unos compañeros de estudios.

El violento hecho ocurrió a la 1:00 am en la avenida Miranda de Barcelona, cerca de un centro nocturno. Por la Ley de Protección al Menor y Adolescente omitimos el nombre de la víctima.

Consternados por lo sucedido, sus progenitores Cristóbal y Rosa contaron que su hijo se hallaba en la Funeraria Vallés, en la urbanización Urdaneta, en el velorio de su abuela materna. Los amigos decidieron salir a comprar comida rápida en el kiosco de un pariente por la plaza Miranda, y él los acompañó.

Cuando los muchachos intentaron cruzar la avenida, el chofer de un Chevrolet Malibú, color verde, que acababa de salir de un bar, por poco los atropella por el exceso de velocidad con la que arrancó.

Los jóvenes comenzaron a gritar y le reclamaron en voz alta al conductor, pero éste de manera violenta, detuvo el carro, sacó una pistola y comenzó a disparar en contra de los adolescentes, mientras que las mujeres y los hombres que lo acompañaban le aplaudían la acción.

La suerte no acompañó al menor de edad, pues una de las balas lo atravesó causándole daño en sus órganos vitales y su vida se le fue ante la mirada de asombros de sus acompañantes.

El criminal, en un acto de desprecio por la vida, arrancó su Malibú y huyó del lugar, dejando tirado en la vía pública el cuerpo del jovencito.

Una comisión de la policía científica lo trasladó a la morgue del Hospital Luis Razetti para la autopsia de ley.

El comisario José Manuel Flores, coordinador de investigaciones del cuerpo detectivesco, informó que se iniciaron las averiguaciones para identificar al homicida y sus acompañantes. Los parientes del adolescente se quejaron de la inseguridad y de la impunidad en casi todos los crímenes.

Otra víctima
En la calle Sucre de Naricual, un indigente fue abatido de un tiro en la frente cuando estaba sentado en la acera. Al parecer un sujeto intento robarlo y al oponerse le disparó.

En la morgue del hospital Razetti, a donde fue llevado por detectives del Cicpc, fue identificado como Felipe Alberto Bastardo, de 44 años de edad, sin residencia fija.

Consternados
El adolescente de 15 años estudiaba segundo año de bachillerato en la Unidad Educativa Eulalia Buroz, sector La Chica. Era el segundo de cinco hermanos. Sus padres selñalaron que era un muchacho sano que no tenía problemas. Lamentaron que ayer enterraron a la abuela y hoy llevarán a su última morada a su muchacho.

ELEIDA BRICEÑO


Hombre mató a motorizado que al parecer iba a atracarlo en Puerto La Cruz

abril 29, 2010

PUERTO LA CRUZ.- Un joven que iba de parrillero en una moto, cuyas características no fueron precisadas, sufrió heridas mortales al ser tiroteado en un presunto intento de robo en la avenida Universidad, a la altura del semáforo del Núcleo Anzoátegui de la Universidad de Oriente (UDO), en Puerto La Cruz.

Respondía al nombre de Darwin Rafael Hernández, de 23 años de edad, quien tenía su residencia en el sector Camino Nuevo de Barcelona.

Un vocero policial señaló que el joven presuntamente iba a atracar a un comerciante de 35 años, cuyo nombre se mantiene en reserva, quien guiaba su camioneta Chevrolet, azul. El hombre llevaba Bs.F 5 mil que había retirado poco antes de una entidad bancaria.

Versión
El informante indicó que Hernández andaba con un secuaz en una moto. Agregó que los sujetos apuntaron al conductor de la Chevrolet, quien se defendió con un arma de fuego. Afirmó el declarante que el otro motorizado, aún sin identificar, logró darse a la fuga, pero se ignora si salió ileso o fue herido en el tiroteo.

Otra fuente manifestó que el chofer de la camioneta es funcionario policial, pero una tercera indicó que es escolta de una empresa. El vehículo recibió dos impactos de bala en el parabrisas.

Lo cierto es que el conductor, quien sufrió una herida rasante en el pecho, reinició la marcha de su Chevrolet para trasladar, a la 1:00 de la tarde de ayer, a Darwin Hernández a la emergencia del hospital Luis Razetti, donde fue ingresado con vida

Los médicos de guardia le observaron una docena de heridas repartidas en los brazos, costado derecho, parte baja de la espalda, testículos y piernas.

En el centro asistencial, Darwin Hernández le dijo al personal que un individuo le había disparado en “un ajuste” (de cuentas). El joven fue intervenido quirúrgicamente y falleció a las 5:00 pm.

En el hospital Razetti estaban unas parientes de Hernández, quienes se abstuvieron de declarar a El Tiempo.

Los funcionarios de la Brigada Hospitalaria de la Policía del estado Anzoátegui notificaron del caso a la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) del municipio Sotillo.

A su vez, el Cicpc informó del deceso de Darwin Rafael Hernández a la Fiscalía Ministerio Público.

El proceso
El conductor de 35 años, pese a tener una herida rasante en el pecho, iba a declarar ayer en la policía científica de Puerto La Cruz.

El chofer fue retenido por estar involucrado en el tiroteo en que murió un presunto atracador. Sobre la marcha de la averiguación, los funcionarios determinarán si en efecto actuó en legítima defensa.

YRAIDA NÚÑEZ


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.