Desempleado fue asesinado de tiro de escopeta en el pecho

abril 22, 2010

BARCELONA.- Un hombre fue asesinado de un disparo de escopeta, la noche de este martes, cuando transitaba por la calle A de la Zona Industrial Los Montones, frente a la empresa Aceroganga, en Barcelona

Se trataba de Luis Rafael Ponce Montana, de 29 años de edad. Recibió los perdigonazos que le provocaron la muerte en la región pectoral.

En el asesinato de Ponce se manejan dos versiones. Una indica que fue a visitar a su progenitor, Luis Ponce, en una barriada adyacente a la zona industrial, cuando unos individuos lo interceptaron para robarlo y, al oponer resistencia, le dispararon.

La otra es la que manejan los funcionarios policiales, de que Ponce Montana recibió un disparo de un vigilante de una empresa del sector, cuando supuestamente fue sorprendido robando.

Averiguaciones
El cadáver del infortunado joven fue llevado por una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) a la morgue del hospital Luis Razetti para ser sometido a las pruebas de rigor. Los detectives toman declaraciones a los familiares y posibles testigos que les permitan identificar al responsable.

Al anfiteatro forense acudió Rosa Montana, tía del muchacho, a reconocer los restos mortales. Comentó que su sobrino residía en la calle La Línea del barrio Álvarez Bajares, en la avenida Argimiro Gabaldón, antigua Vía Alterna.

Dijo que Ponce no tenía trabajo, pero limpiaba los patios de las casas en el barrio donde vivía y hacía mandados a los vecinos. Era soltero y deja un niño.

Desconoce si la víctima tenía problemas con alguna persona, porque no lo veía desde hacía varios meses.

Se enteró de lo sucedido cuando fue a llevar a su niña al colegio y un vecino le dijo que a Luis Rafael le dieron un tiro en el pecho y la policía se había llevado el cadáver al Razetti.

Era el mayor de los 12 hijos que procrearon Luis Ponce y Del Valle Montana.

Elías Aponte señaló que ninguna persona le ha dicho cómo ni por qué mataron a su primo. Pidió a los funcionarios de la policía científica investigar y esclarecer el homicidio de su pariente, para que el responsable pague por lo que hizo.

Aponte expresó que su familiar no merecía que le quitaran la vida de esta manera, pues considera que tenía derecho a defenderse.

Cifras
17 ciudadanos han perdido la vida en Barcelona a manos de la delincuencia en lo que van de abril. 15 persona murieron por armas de fuego, una por cuchillo y otra por golpes. Se destaca el triple homicidio ocurrido en el callejón Santa Lucía, en el barrio Fernández Padilla. Por este caso hay cuatro policías detenidos.

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Juez declaró judicialmente desaparecidos a tres jóvenes obreros

abril 21, 2010

BARCELONA.- En la celebración de la audiencia constitucional del recurso de amparo interpuesto por la Defensoría del Pueblo, el Tribunal de Control 5 declaró legalmente desaparecidos a los obreros José Ramírez (21 años), Gabriel Ramírez (23) y Nedfrank Cona (20), quienes fueron sacados a la fuerza de su trabajo, el 12 de marzo de 2010.

La juez Indira Vargas ordenó abrir el procedimiento ordinario en la causa para que el fiscal 19, José Luis Azuaje, revise las investigaciones que ha realizado y se pronuncie.

La Defensoría del Pueblo intentó el recurso por las denuncias de los familiares y la declaración de cuatro testigos, que sostienen que presuntos policías de Barcelona, privaron de libertad a los tres obreros de quienes no se tiene noticias desde hace un mes y nueve días.

Al acto del tribunal asistieron los representantes legales de la Defensoría del Pueblo, la fiscal III, Karina López; los activistas de derechos humanos, Noel Azócar y Rafael Magallanes; el comandante de Polibolívar, Omar Villalón; y los familiares de las víctimas.

Pronunciamiento
Azócar y Magallanes, de la Fundación de Derechos Humanos de Anzoátegui, manifestaron que Amnistía Internacional (AI) con sede en Londres, a donde fue llevado el caso, ha manifestado su preocupación por la suerte de los obreros.

En una comunicación enviada al ministro del Interior y Justicia, Tarek El Aissami; al gobernador de Anzoátegui, Tarek William Saab; y representantes diplomáticos de Venezuela acreditados en más de 70 países donde funciona AI, piden que hagan un esfuerzo para localizar a los jóvenes.

También que se ordene una exhaustiva investigación y que garanticen que las operaciones policiales se lleven a cabo de acuerdo con la ley y normas internacionales.

Indicaron que en los próximos días entregarán un informe al ministro El Aissami, de todos los casos de violación de derechos humanos donde están señalados funcionarios de la Policía Municipal de Bolívar.

Yajaira Ramírez, madre de José Leonardo Ramírez y tía de Gabriel Ramírez, dijo que junto con los activistas de derechos humanos van a solicitar a la policía científica en Caracas que una comisión de Homicidios apoye el trabajo de los agentes de Barcelona.

Solicitó que se asigne un fiscal con competencia nacional para que refuerce el trabajo del fiscal Azuaje.

De interés
39 días
llevan los familiares de José Leonardo, Gabriel y Nedfrank Xavier sin saber nada de ellos. Para Yajaira Ramírez, madre y tía de dos de los muchachos, “es morir lentamente”, pues la incertidumbre y la desesperación se apoderó de ella. Lo que quiere es que los policías que se los llevaron se los entreguen sanos y vivos
ELEIDA BRICEÑO


Matan a obrero de tres tiros en zona rural de municipio Bolívar

abril 20, 2010

BARCELONA.- Ni en la zona rural los ciudadanos escapan de los embates de la delincuencia, que ha tomado esas comunidades para arremeter en contra de sus habitantes. Un ejemplo de la violencia que azota a ese sector es el asesinato a tiros de un joven desempleado, a manos de unos individuos que le dispararon.

Danni Antonio Hernández Castillo (30 años), quien residía en la calle Boyacá de la población de Naricual, en el municipio Simón Bolívar, recibió dos balazos en la espalda y uno en un oído, cuando se encontraba en el club La Colombiana, en La Encrucijada de Aragüita.

No tenía enemigos
Cándido Antonio Hernández dijo que su pariente salió la tarde del domingo y se fue al sector El Hatico, a celebrar el aniversario de boda de una hermana. A las 8:00 pm decidió regresar y cuando pasaba por el centro social se detuvo a tomarse una cervezas, junto con unos amigos.

Señaló que al club llegaron unos individuos, uno de ellos sacó un arma de fuego y lo apuntó. Cuando Danni Antonio Hernández intentó huir corriendo le dispararon. Fue alcanzado por tres proyectiles: dos en la espalda y uno en un oído que le salió por el cuello. Un conocido lo traslado vivo al Centro de Diagnóstico Integral de Naricual, donde falleció a los pocos minutos.

Hernández aseguró que su hermano no tenía enemigos ni deudas. “Era un muchacho sano sin problemas, y nunca estuvo preso”.

Al recinto de salud se presentaron agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística (Cicpc) de Barcelona y trasladaron el cadáver a la morgue del hospital Luis Razetti.

Jesús Zerpa, jefe de Investigaciones de la policía científica, dijo que la víctima no registraba antecedentes. Los agentes de la Brigada de Homicidio toman declaraciones a familiares y amigos de la víctima para identificar a los criminales.

Rosa Castillo dijo que su hijo tenía previsto viajar el próximo jueves a Valencia, donde comenzaría a trabajar. Comentó que su muchacho frecuentaba el lugar donde lo mataron.

ELEIDA BRICEÑO


Policías señalados en crimen se entregaron ayer en el Cicpc

abril 15, 2010

BARCELONA.- Dos funcionarios de la Policía del estado Anzoátegui quedaron detenidos en el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), después de rendir declaraciones sobre el triple homicidio ocurrido la madrugada de este martes en el barrio Fernández Padilla de Barcelona.

Los uniformados fueron notificados por los detectives del Cicpc que debían ponerse a derecho porque los están señalando en los hechos.

Cesar Jiménez, jefe de la subdelegación de la policía científica en la capital anzoatiguense, identificó a los detenidos como el agente Frank Daniel Mejías Marín, de 24 años, y el distinguido Daniel Horacio Mejías Marín (29), a quienes están investigando por la muerte de una pareja y un amigo de ésta dentro de una casa.

Jiménez señaló que los hermanos Marín se entregaron por las actuaciones que realiza la comisión de la Brigada Contra Homicidio del cuerpo detectivesco.

Pruebas de interés
Durante las pesquisas se incautaron las armas de reglamento de los gendarmes, dos pistolas 9 mm con sus respectivos cargadores de 15 balas. Éstas serán sometidas a las pruebas de comparación balísticas con los casquillos que colectaron en la escena del crimen.

Jiménez indicó que buscan a las otras dos personas que participaron en el asesinato de los ciudadanos.

Los hermanos Mejías se hallan detenidos en la comandancia general de Polianzoátegui.

Le correspondió al fiscal 19, José Luis Azuaje, conocer de las investigaciones por este caso, debido a que se verificó que los dos uniformados se encontraban de servicio cuando sucedió el tripe asesinato.

Se supo que el doctor Azuaje trasladará hoy a los tribunales de Control de Barcelona a los dos uniformados para la audiencia de presentación.

El juzgado al que le corresponda el expediente decidirá la suerte de los policías.

El crimen
A la 1:30 am del martes, cuatro individuos ingresaron en la residencia de Yrbeth González (31) y su marido Félix Jaramillo (22), en el callejón Santa Lucía del barrio Fernández Padilla. Al entrar le dieron muerte a Aníbal Patiño (42), quien dormía en la sala. Luego en la habitación asesinaron a la pareja. La acción de los homicida fue observada por dos hijos de la mujer.

Antecedentes
El jefe del Cicpc Barcelona, comisario César Jiménez, mencionó que la pareja asesinada no registraba antecedentes. Presumen que el móvil fue el ajuste de cuentas o la venganza por algún hecho ilícito que tratan de establecer. Trascendió que el comandante de Polianzoátegui, Manuel Ortiz, abrió una averiguación en contra de los dos agentes.

ELEIDA BRICEÑO


Encapuchados acribillaron a tres personas en barrio barcelonés

abril 14, 2010

BARCELONA.- Cuatro hombres fuertemente armados asesinaron, en la madrugada de ayer, a dos hombres y una mujer en el interior de una residencia. En la casa había dos menores de edad.

El suceso ocurrió en el callejón Santa Lucía del barrio Fernández Padilla de Barcelona, a la 1:30 am, cuando los criminales tumbaron la puerta de la casa, ingresaron y sorprendieron a las víctimas mientras dormían.

Según contaron familiares de los fallecidos, los individuos tenían los rostros cubiertos y vestían de negro. Al entrar, mataron de nueve disparos a Aníbal Patiño (42 años), alias “palillo”, quien dormía en la sala. Posteriormente se dirigieron al cuarto donde se hallaban Yrbeth del Valle González (31) y su marido Félix Antonio Jaramillo Betancourt (22), junto con dos de los hijos de la mujer, de 7 y 12 años. Cada una de las víctimad recibió más de ocho balazos. Una comisión del Cicpc de Barcelona llevó los cuerpos a la morgue del hospital Luis Razetti.

Sobre el triple crimen, el comisario Humberto Ramírez, jefe del Cicpc-Anzoátegui, en compañía de César Jiménez, jefe de la subdelegación de Barcelona, informó que los detectives colectaron en la vivienda 25 cartuchos calibre 9 mm. Indicó que una comisión de la Brigada Contra Homicidio realiza las pesquisas para identificar a los criminales.

No descartan ningún móvil, pero por la violencia con la que actuaron los desconocidos presumen que se trate de una venganza o ajuste de cuentas. No se llevaron ningún objeto de la residencia.

Cruz del Valle García, madre de Yrbeth, dijo que su hija vendía perros calientes junto con su marido Félix Antonio, en un carrito en playa Lido de Lechería, frente a la imagen de la Virgen del Valle. Comentó que su muchacha deja tres hijos de 7, 12 y 15 años.

Indicó que Aníbal Patiño tenía cuatro meses viviendo con la pareja y era el encargado del aseo y el cuidado de la casa.

ELEIDA BRICEÑO


Mueren siete presos en motín en el Centro Penitenciario de Occidente

abril 13, 2010

CARACAS.- Siete reclusos murieron y dos funcionarios resultaron heridos en un motín que se registró en una cárcel del estado Táchira, informó ayer lunes un jefe militar.

El jefe del estado mayor de la Guardia Nacional, coronel Javier Rosales Duque, dijo que durante la tarde del lunes se presentó un motín en el Centro Penitenciario de Occidente, de la localidad de Santa Ana, estado Táchira, cuando dos grupos de internos se enfrentaron y algunos de ellos ingresaron al área administrativa de la cárcel, donde tomaron como rehenes a cuatro vigilantes.

Rosales Duque indicó que el rescate de los funcionarios retenidos se logró gracias a la intervención de otros reclusos.

El motín dejó como saldo siete presos fallecidos y dos funcionarios del Ministerio de Relaciones Interiores gravemente heridos, según precisó el jefe militar, quien aseguró que la cárcel estaba bajo control de la Guardia Nacional.

En Venezuela existen 30 cárceles con capacidad total para alojar a 15.000 internos, pero la población penal alcanza a cerca de 32.624, según la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP).

Durante el 2009 se reportaron 366 muertes en las cárceles venezolanas, lo que representó una disminución de 13% en comparación con el 2008, de acuerdo con cifras de OVP.

AP


Un individuo mató a tiros a joven obrero petrolero en Barcelona

abril 8, 2010

BARCELONA.- El obrero petrolero Luis Arquímedes Caigua Pérez, de 25 años de edad, ayer salió tempranito de su residencia, ubicada en la calle El Canal del barrio Colombia de Barcelona, para dirigirse a su trabajo: la parada de Ameriven en el Complejo Criogénico de Jose, en la autopista Gran Mariscal de Ayacucho.

El joven esperaba en la estación más cercana a su domicilio en la avenida Fuerzas Armadas, frente a Pollos Armando, a que llegara el transporte que lo llevaría a Jose.

Eran las 6:30 am cuando un individuo, aún sin identificar, accionó una pistola contra Caigua, y escapó a pie. Ni se molestó en recoger las vainas de proyectiles de nueve milímetros que quedaron allí.

Unos estudiantes que iban rumbo al liceo se percataron de que el trabajador yacía moribundo en la vía y llamaron por teléfono a los parientes para darles la mala noticia.

El chofer Raigar Perales (41 años) fue quien trasladó en una camioneta Gran Vitara a Luis Arquímedes a la emergencia del hospital Luis Razetti, donde falleció minutos después.

Los expertos forenses le contaron al cadáver 18 heridas de bala repartidas en la cabeza, cuello, tórax, abdomen, ambos brazos y una mano.

Ayer estaban atribulados en la morgue las amas de casa Roxini Caigua y Lievana de Domínguez, así como el chequeador de camiones Erlin Misel, hermana y amigos del obrero petrolero.

Ellos dijeron que Caigua laboraba desde hace cuatro meses en la industria petrolera, era buen hijo y buen padre. No le conocieron enemigos.

Roxini dijo que su hermano, el segundo de cinco, vivía en la casa de su madre, Mercedes Pérez, junto con su esposa Mayerlin Flores y sus hijas de seis y cuatro años.

Justicia
Preguntamos si pide castigo para el asesino de Luis Arquímedes y la señora respondió: “Aquí (en la tierra) no hay justicia. Sólo la de Dios”.

Para dar respuesta a los familiares de Luis Caigua, la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hace las pesquisas del caso.

El supervisor de Investigaciones del Cicpc, comisario José Miguel Flores, dijo que barajan la hipótesis de la venganza como móvil del crimen del obrero petrolero.

Se supo que Caigua tenía un registro por droga, con fecha 10-10- 2009, en el Cicpc de Puerto Píritu.

Datos sueltos
10 de noviembre de 2009 fue la fecha en que Roxini Caigua perdió a otros dos seres queridos. La joven mujer lloró al recordar que su esposo, el comerciante Jesús Eduardo Carvajal (31) y su hija de seis años murieron cuando iban en una moto que fue chocada por el chofer de un camión cisterna, en la redoma Los Pájaros de Barcelona.

YRAIDA NÚÑEZ


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.