Jardinero fue asesinado a tiros en barrio El Esfuerzo de Barcelona

septiembre 9, 2009

BARCELONA.- Un jardinero fue víctima de un asesinato con arma de fuego, en el barrio El Esfuerzo de Barcelona, la noche del pasado lunes 7 de septiembre. Se trataba de Michael Julio Poleo Gil, de 25 años de edad, quien residía en la calle La Línea del mencionado sector.

Visiblemente consternado por el trágico destino de su hijo y basado en el testimonio de familiares y vecinos, el ayudante de gandolero Julio César Poleo informó que Michael Julio estaba preparando arepas con carne para cenar, cuando se percató de que le hacía falta un ingrediente. Se puso un sueter rojo y una gorra y salió hacia la bodega más cercana.

Pero, en el camino hacia el expendio ubicado en la calle Bolívar de la barriada, el chico fue interceptado por un sujeto aún no identificado. Éste, sin mediar palabras, lo apuntó con una pistola.

El progenitor aseguró que Julio intentó correr, pero avanzados pocos metros, recibió un balazo por la espalda.

El joven quedó tendido en el pavimento sobre un charco de sangre y murió. Los vecinos se alarmaron, pero pocos se atrevieron a acercarse a la víctima por temor de que el asesino aún estuviese por allí.

En la morgue del Hospital Luis Razetti, los forenses precisaron que el jardinero recibió un impacto de bala en la región escapular izquierda.

Julio César Poleo refirió que él se encontraba en Maturín, estado Monagas, cuando le comunicaron la infausta noticia, a eso de las 9:00 pm. Enseguida emprendió el retorno. Dijo que Michael era el mayor de cuatro hermanos y que nunca fue un mal muchacho.

Antecedentes
El comisario Ramón Casanova, jefe de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) manifestó que ya iniciaron las indagaciones sobre el caso.

De acuerdo con las primeras pesquisas, no se descarta la hipótesis del ajuste de cuentas, tomando en cuenta declaraciones de algunos testigos y familiares.

Las personas han aportado información, pero con mucho temor ante posibles represalias por parte de delincuentes de la zona.

Si bien esta situación pudiera repercutir en el tiempo en que las investigaciones puedan arrojar resultados, los sabuesos intensificarán las labores hasta dar con el paradero del asesino, aseveró el comisario Ramón Casanova
durante una conferencia de prensa.

LIZARDO AGUILAR


Hombre fue asesinado y tirado al fondo de un caño

septiembre 7, 2009

CUMANÁ.- Ayer a las 6:00 am, un transeúnte halló el cadáver de un hombre en el canal que atraviesa el barrio Cumanagoto, cerca de la bomba PDV ubicada al lado del distribuidor Gran Mariscal de Cumaná.

Iba en dirección hacia la avenida Universidad cuando observó un cuerpo inerte en el fondo del caño, por lo que decidió informar a las autoridades sobre el hallazgo.

El fallecido fue identificado como Pedro Celestino Carvajal. Los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) determinaron, según el examen forense, que lo asesinaron, porque se le observaron señales de violencia física.

Datos policiales
Un vocero del Cicpc dijo que, a su parecer, Carvajal no murió lejos del lugar donde fueron localizados sus restos, ya que a escasos metros del canal hallaron una roca de considerable tamaño y un pico de botella manchados de sangre, presuntamente de la víctima.

El individuo recibió varias contusiones en el rostro y heridas causadas por un objeto punzocortante. Estas evidencias hacen presumir a las autoridades policiales que la causa del deceso fue una fractura en la región frontal.

Además, un rastro a corta distancia entre el presunto lugar del crimen y la zona del caño en la que se encontraba el cadáver, lleva a suponer que después de recibir la agresión mortal, Pedro Carvajal fue arrastrado y arrojado al agua.

Según se supo, el hombre no portaba identificación cuando fue encontrado. Aún así, en el reporte del Hospital Antonio Patricio de Alcalá está asentado que residía en la calle 1 de la urbanización La Montañita, de acuerdo con la información dada por un conocido que lo reconoció cuando se acercó al lugar donde yacía sin vida.

La fuente policial no entregó ningún dato adicional sobre el móvil del caso. Los restos de Carvajal fueron ingresados en la morgue a las 11:44 pm.

JULIO ALBERTO GIL


Vigilante murió al caerse de una platabanda

septiembre 7, 2009

BARCELONA.- El vigilante Luis Fernando Hernández, de 52 años de edad, ya no podrá remodelar su residencia en la población de Naricual, municipio Simón Bolívar, como lo soñaba. Ayer fue encontrado muerto en la empresa Los Bloques, situada en la Zona Industrial Los Montones de Barcelona, donde trabajaba desde hace tres años.

El ama de casa Arminda Rosa Hernández Márquez (29), hija del fallecido, contó que desde la noche del sábado iniciaron una búsqueda intensa de su progenitor porque tuvieron un mal presentimiento. Pero todo fue inútil, pues no respondió su celular y al acudir a la compañía la puerta estaba cerrada. Por ello, se preocuparon mucho más.

A pesar de la angustia decidieron irse a dormir y lo encomendaron a Dios. Al canto de los gallos se levantaron para continuar. Todos tenían esperanzas de que sólo se tratara de un descuido de Luis Fernando, de irse a tomar licor con unos amigos sin avisarle a nadie.

“Temprano pensamos que estaba trabajando, pero nos preocupamos cuando no atendió el teléfono. La mañana de hoy (ayer), a las 10:00, fuimos hasta la empresa y saltamos el paredón. Entonces lo encontramos muerto”, narró la mujer visiblemente consternada.

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barcelona se apersonaron en el sitio a eso de las 12:00 del mediodía, para hacer el levantamiento del cadáver que estaba boca abajo y con la piel lesionada por la exposición al sol de la mañana.

Una fuente ligada al organismo detectivesco indicó que el sereno pudo haberse caído desde la platabanda de 2.5 metros de altura, pues tiene un golpe en la cara que recibió al pegar con la “paleta de madera usada para cargar cemento”. Por el estado del cuerpo, se presume que el accidente pudo haber ocurrido en horas de la noche del sábado.

El vocero policial indicó que en el cuerpo de Hernández fueron hallados rastros de cerveza. Por ello presumen que había tomado poco antes de caer del techo.

Una vida
Luis Hernández estaba casado con el ama de casa Noris Márquez, oriunda de Naricual, con quien tuvo nueve hijos.
Arminda Hernández puntualizó que su padre era una excelente persona, buen amigo y vecino. “Es horrible la manera como murió”, dijo la muchacha en medio de sollozos mientras esperaba los restos.

LIZARDO AGUILAR ROJAS


Dos técnicos de Pdvsa murieron al chocar pick up y una gandola

septiembre 4, 2009

Dos trabajadores del área operacional Nº 2 de Pdvsa Gas, perdieron la vida ayer, cuando la camioneta en la que viajaban chocó contra una gandola.

Las víctimas fueron identificadas como Fulvio Antonio Scarcia Gómez (35 años) y Jioyner Antonio Escobar (19), quienes regresaban a sus hogares, tras cumplir guardia nocturna en Campo Chimire.

El siniestro se registró a las 6:00 am, en la vía que comunica el patio de tanques de Tank Farm con la Planta de Suministro y Distribución de Combustible Sisor en San Tomé.

Según testigos, el choque se produjo a la altura del fundo La Vaca Mariposa III, cuando la Chevrolet Cheyenne de Pdvsa, blanca, placas 34P-FAI, colisionó contra una gandola Mack, blanca, siglas de batea 94B-NAC, chuto 65T-GAM, propiedad de Transporte Fili. La conducía Alexis Mota (30), quien resultó ileso.

La pickup que manejaba Scarcia se incendió y los bomberos sofocaron el fuego durante tres horas. Utilizaron equipos especiales para sacar los cadáveres.

Algunos dejaron entrever que la gandola le quitó la derecha al rústico, versión que fue refutada por José Balza, hermano del chofer Alexis Mota. Dijo que éste le comentó que se dirigía al puesto de la Guardia Nacional en Juantino a desembarcar una retroexcavadora. Cuando tomó la curva, sintió un fuerte golpe y luego vio llamaradas que provenían de la camioneta. Funcionarios de Tránsito Terrestre que acudieron al lugar, manejan la hipótesis de la imprudencia por parte de ambos conductores.

Los fallecidos
Carlos Cova señaló que su hijo Fulvio Scarcia Gómez era técnico superior en mecánica y tenía seis años como operador de fluido en Pdvsa Gas. Residía con su esposa y tres hijos en Las Casitas de Monteverde en San José de Guanipa.

Mientras que Jioyner Escobar era soltero. Se graduó como técnico medio en mecánica y hace diez meses hizo pasantías. Luego fue contratado por Pdvsa. En la actualidad vivía en una pensión en la calle Urdaneta en Guanipa. Sus familiares habitan en Curataquiche del municipio Bolívar.

SOL VARGAS


Obrero fue ultimado a tiros por pistolero desde una moto en Barcelona

septiembre 3, 2009

De nada valieron las súplicas de un padre a su hijo para que no saliera a la calle y se cuidara. Ayer a mediodía, un profundo dolor embargaba al hombre, mientras observaba el cuerpo sin vida de su muchacho tirado en la vía pública.

Con profunda tristeza, el chofer de la línea de transporte Santa Lucía de Barcelona, Miguel Bastardo, señaló que nadie supo decirle cómo mataron a su hijo William, de 22 años de edad.

Sin embargo, dos jovencitas que se hallaban entre los curiosos que rodearon el cadáver, comentaron que el muchacho caminaba por la avenida I de Boyáca II, cerca de la última parada de los autobuses, cuando fue interceptado por dos individuos que andaban en una motocicleta.

El chico empezó a correr para tratar de llegar a su casa en El Espejo, pero en la entrada de la vereda fue alcanzado por los disparos que le hizo uno de los individuos.

Un vecino comentó que Bastardo conversaba con otro joven que lava carros en el sector, cuando se dio cuenta de la presencia de los criminales.

Miguel Bastardo indicó que su hijo era obrero de la construcción y que estaba ayudando a hacer unos trabajos en la casa de una vecina del barrio El Espejo.

Al parecer, William fue amenazado hace dos días por unos viejos enemigos que tenía desde que estuvo preso en el penal de Puente Ayala. Se desconoce el motivo de su reclusión allí.

Un conductor de transporte de Boyacá II que no dio su nombre, comentó que al salir de la cárcel, William fue llevado a un centro donde se rehabilitó y que ahora era una persona sana.

Averiguación
Al sitio de los hechos acudieron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) delegación de Barcelona, para iniciar las averiguaciones.

Los agentes llevaron el cuerpo del infortunado joven a la morgue del hospital Luis Razetti, donde le observaron cinco heridas por arma de fuego en la mejilla, frente, pecho e intercostal izquierdo.

A la sede del Cicpc acudió el progenitor para declarar sobre la muerte del segundo de sus hijos.

Un residente del lugar, de nombre Mervin, dijo que el homicida es un muchacho del barrio El Espejo, con quien Bastardo supuestamente, tuvo una pelea en horas de la mañana por una jovencita.

4 víctimas
Con un fallecido en Barcelona, otro en Cantaura y dos en El Tigre, se inicia el mes de septiembre de 2009. Tres murieron por el uso de armas de fuego. Uno de los occisos de la zona sur resultó herido de bala hace dos meses y ayer murió en el hospital. A las 6:00 pm de ayer, un hombre mató a su mujer a cuchilladas.

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Comerciante tigrense impidió que secuestraran a su hija

septiembre 2, 2009

Dramáticos momentos vivió el comerciante Oscar González cuando ayer, a las 7:30 am, cuatro sujetos armados trataron de secuestrar a su hija.

Ninoska González, de 25 años, barría el frente de Moto Repuestos Oskar, propiedad de su padre. El negocio está ubicado entre las calles La Florida y carretera Negra de La Flint del sector Pueblo Ajuro, en El Tigre.

Mientras la muchacha aseaba el exterior del local, el comerciante elaboraba un pedido de accesorios automotrices antes de subir la santamaría.

De repente, González escuchó que la muchacha le gritaba desesperadamente: “Papá, papá, ayúdame”.

Salió rápidamente y vio que tres sujetos armados rodeaban a la joven, y uno de ellos la jalaba por el cabello con la intención de meterla a empujones en un Ford Fiesta Power, blanco, placas BBU-81U, con calcomanía de taxi.

“Cuando trataba de ayudarla, ella pudo zafarse y esconderse en la casa de un vecino. Residentes del lugar intervinieron y uno de ellos accionó un arma de fuego contra el automóvil”.

Hallan vehículo
Los delincuentes huyeron y, minutos después, el Grupo Antiextorsión y Secuestro del Destacamento Nº 74 de la Guardia Nacional y la Policía de Simón Rodríguez activaron un dispositivo para buscar a los individuos y el vehículo en el que huyeron.

El director de Polisir, comisario Daniel Hernández, informó que mediante labores de inteligencia realizadas con el Gaes, hallaron el Ford Fiesta Power en el estacionamiento de una casa, situada entre el callejón Martinó y Los Próceres de La Charneca.

El carro tenía cuatro perforaciones de bala. Se determinó que el auto es requerido por Cicpc Anaco, según expediente Nº I-232510, de fecha 28-8-2009, por robo.

Durante el procedimiento retuvieron a Lisbeth de Rojas (42) y Maikel Rojas (19).

Miguel Ángel Rojas dijo que su familia trabaja como obreros en la Alcaldía de El Tigre. Desconoce por qué arrestaron a su madre y hermano. Tampoco sabe la procedencia del automóvil.

Testigos dejaron entrever que desde la semana pasada el carro era guardado en esa casa y que una hija de Lisbeth abrió el portón para que entrara.

Funcionarios del Gaes proceden a realizar experticias al vehículo. El caso lo procesa la Fiscalía VII.

Alarma
5 secuestros consumados y uno frustrado se registraron en el sur de Anzoátegui durante el pasado mes de agosto. La farmaceútica Duna Carolina Moreno (28), un niño (08), el comerciante Leo Ángelo Caprio (39), los estudiantes David José Santella Ruiz (18) y Johana Hernández Fernández, y el intento contra el empresario Efraín Rodríguez (84).

SOL VARGAS


Hombre fue acribillado a tiros frente a una licorería

agosto 31, 2009

Barcelona.- Una vez más, una familia anzoatiguense llora la muerte violenta de uno de sus integrantes. La noche de este sábado, unos desconocidos acabaron con la vida de un joven comerciante.

En las adyacencias de la morgue del hospital Luis Razetti estaban parientes consternados por lo sucedido.

Melanio Buriel, con los ojos enrojecidos de llorar, dijo que a su hijo Kleison José Buriel Muñoz (31 años) se lo mataron a las 8:00 pm en Barrio Sucre, en una licorería frente a la Casa del Maestro y diagonal a la antigua sede de la Universidad Nacional Abierta.

Señaló que su muchacho llegó al expendio de licores a tomarse unas cervezas en compañía de una prima y dos compadres.

A los pocos minutos de estar en el negocio, aparecieron por la calle cuatro hombres corriendo y se dirigieron a donde se hallaba Kleison. Sacaron las armas de fuego y le dispararon repetidamente.

Una vez que acribillaron al comerciante, los individuos se montaron en un vehículo que los esperaba y huyeron del lugar. El progenitor no sabe quiénes son los criminales.

La prima que andaba con Kleison llamó a los familiares, que llegaron al sitio, y pensando que aún estaba vivo, lo trasladaron al ambulatorio del Seguro Social Martín Buffil, en la avenida principal de Barrio Sucre, en Barcelona.

Una hora más tarde, funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas llevaron el cadáver de Buriel Muñoz, a la morgue del hospital Luis Razetti.

Presunción

En el anfiteatro forense le observaron más de 20 disparos, la mayoría de ellos impactados en la cabeza, tórax, intercostal y abdomen.

Los detectives averiguan el entorno social y amistades de la víctima para tratar de identificar a los criminales. Se presume que lo mandaron a matar por algún motivo.

Su papá dijo que su hijo no tenía problemas, pero tiene la sospecha de que tuvo inconvenientes con un hombre por una mujer, aunque desconoce de quién se trata.

Mencionó que Kleison vivía en Puerto Píritu. Se vino con su esposa y sus tres hijos a pasar el fin de semana con ellos en el sector Campo Claro. Era el segundo de sus cinco muchachos.

Melanio le cuesta creer que existan personas que actúen con tanto ensañamiento.

Odio a la vida

Ante la ola de criminalidad y la impunidad por falta de castigo a los delincuentes, a Melanio Buriel no le faltan ganas de tomar la justicia por sus propias manos. Con dolor expresó que ahora los criminales no matan a sus víctimas de uno o dos disparos, sino de muchos balazos dejando en evidencia el odio que tienen contra la vida.

ELEIDA BRICEÑO


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.