Joven murió baleado cerca de la casa de su abuela

julio 14, 2009

ANACO.- Un solo disparo acabó a medianoche del domingo con la vida de Norfredo José Moreno Martínez (19), mientras se hallaba tomando cerveza con unos amigos en el callejón Boyacá del sector Parcelas II del municipio Anaco.

Al parecer, el joven estaba de pie en la acera cuando de repente llegó una camioneta de color blanco y uno de sus ocupantes le disparó con una escopeta.

Luego huyeron rápidamente, dejando sembrado el pánico entre testigos y moradores de la populosa comunidad.

Entre varios vecinos lo llevaron hasta la emergencia del hospital Jesús Angulo Rivas, cuando el reloj marcaba las 12:10 am, pero carecía de signos vitales.

Se le observaba múltiples heridas de perdigones en la espalda, antebrazo y brazo izquierdos.

Una comisión de la policía científica anaquense se apersonó al anfiteatro. Ante un primer intento de remitir el cuerpo al Luis Razetti en Barcelona para la necropsia legal, los parientes se opusieron rotundamente.

Tras la verdad
El ama de casa Norma Martínez aseguró que el mayor de sus tres hijos y único varón, no tenía problemas con nadie.

Aseguró que “el norfredito” como lo llamaban en la familia, estaba trabajando con su padrastro Alexander Bastardo como ayudante de albañilería:

“Mi hijo nunca ha recibido amenazas de muerte, ni ha estado preso. Por eso exijo que se haga justicia porque no merecía morir así”.

Manifestó que desconoce cómo ocurrieron los hechos, ya que su muchacho estaba viviendo con su abuela paterna, Josefina Moreno, en el callejón Freites, muy cerca de donde fue baleado.

Un pariente que no reveló su nombre dijo que a Norfredo lo habían aconsejado varias veces para que dejara las “juntas” con las que se la pasaba, porque eran adictos a los estupefacientes.

Agregó que incluso su propia madre le había recomendado que se quedara con ella en su vivienda, al final de la avenida Miranda, pues allí estaba más seguro. Lo que no se pudo saber era a qué se debía su temor.

Se supo también que al muchacho le gustaba estar en Las Parcelas II, pues allí ayudaba en el mantenimiento de una peluquería que tiene un tío suyo, labores que intercambiaba con las jornadas en la construcción.

Hipótesis
La policía maneja la posible venganza en la muerte de Norfredo Moreno. Por ahora los pesquisas recogen la declaración de los testigos que se encontraban con él. El infortunado trabajador era soltero y no deja hijos. Pasa a ser la cuarta persona que fallece en un hecho de violencia en la zona centro de Anzoátegui durante el mes de julio.

MOREYBA CASTELLANO


Hombre en silla de ruedas fue ultimado de dos tiros en Barcelona

julio 14, 2009

Luego de un par detonaciones, los familiares de Mario Reinaldo Camillo Sánchez, de 31 años de edad, salieron de su casa y lo encontraron bañado en sangre en la silla de rueda donde pasaba sus días. Dos balazos habían acabado con su existencia.

El hecho tuvo lugar pasadas las 8:30 de la noche del domingo, en medio de la calle Principal del sector Camino Nuevo, en Barcelona.

“El flaco”, como también se conocía a la víctima de este crimen, al parecer salió del hogar que compartía con su familia. En esos instantes llegó un carro, de donde se bajaron dos hombres. Con su blanco ubicado, le propinaron dos balazos.

La fuga de los homicidas fue rápida. Vecinos testigos del sucesos, quienes no quisieron identificarse por temor a represalías, no pudieron precisar las características del automóvil donde se trasladaban los sujetos armados.

Los residentes solo describieron las escenas de dolor de los familiares de Mario Reinaldo. Al ver que no podían hacer nada por salvarle la vida, les tocó esperar por la comisión de la policía científica de Barcelona.

Los detectives levantaron la escena del crimen, y procedieron a trasladar el cadáver hasta la morgue del hospital Luis Razetti de Barcelona.

Ayer, los expertos forenses le observaron dos heridas de arma de fuego. Ambas las tenía en el pecho. Los proyectiles lo atravesaron y le salieron por la espalda. Los habitantes de Camino Nuevo reconocieron que el fallecido no tenía empleo fijo, y algunos aseguraron que pasaba todos los días en el bulevar 5 de Julio de la capital anzoatiguense.

Según el relato de conocidos, Camillo había tenido un encuentro hace tres meses con sus asesinos. En ese momento, le dieron un tiro en la pierna derecha, que le causó con una fractura que le impedía caminar. Fuentes oficiales del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de la subdelagación de Barcelona señalaron que las averiguaciones se orientan a una supuesta venganza.

Dolor y silencio
La impresión de los familiares ante la muerte de su ser querido era evidente ayer en el servicio forense de Anzoátegui. No quisieron dar declaraciones sobre aspectos personales de la víctima. Sin embargo, pidieron respeto a su dolor.

Cifras rojas
3 muertes violentas se registraron en el municipio Bolívar durante el pasado fin de semana. El primero de ellos, fue el carretillero Miguel Alexander García (22), quien fue asesinado en el sector Putucual. Mientras que en El Esfuerzo, Jonathan González González (20) pereció al recibir un tiro. El último, Mario Camillo (31), cayó abatido en Camino Nuevo.

ANDRÉS ASTUDILLO MORALES


Matan a balazos a joven que estaba en un velorio

julio 13, 2009

PUERTO LA CRUZ.- El obrero de la construcción de la Refinería de Petróleos de Venezuela S.A (Pdvsa), Iván Zambrano Sotillo, de 29 años, asistió en la noche del pasado viernes, al velorio de su amigo José Maiz
Quintero, en una funeraria de Puerto La Cruz.

Zambrano Sotillo estaba con unos compañeros en el frente del recinto ubicado en la calle Esperanza. Pasaban de las 12:00 am, cuando varios individuos que se desplazaban en una camioneta Chevrolet Cheyenne, color dorado sin placas, dispararon 11 veces contra Zambrano, quien se desplomó moribundo en la vía.

Además, los sujetos hirieron en la parte baja de la espalda, hombro y mano derecha a Angel Caraballo (29), y en la pierna izquierda a Arnaldo Ortega Rondón (39).

Los dos últimos están domiciliados en la urbanización Los Cocalitos y el sector Cotoperí de Guanta.

Mientras los agresores se daban a la fuga, varias personas llevaron a los baleados al Hospital del Seguro Social César Rodríguez de Guaraguao. De allí fueron referidos al Universitario Luis Razetti de Barcelona.

En la mañana de ayer, se encontraba en la morgue la viuda Ana Karina de Zambrano, quien relató que un amigo la llamó por teléfono para avisarle que habían atentado contra su esposo.

Dijo la mujer que vive con su hijo de tres años en la casa de su suegra, Olga Sotillo, en la calle Santa Rosa del barrio El Pensil.

La secretaria de la Alcaldía de Sotillo, Norbis Gamboa, manifestó que su yerno Iván era trabajador y bochinchero, pero no se metía con nadie. Pidió justicia.

Averiguaciones
Se especuló que los asesinos de Iván Zambrano podrían ser los mismos que ultimaron el pasado viernes a José Maiz Quintero, en Guanta.

De tal versión no tenían conocimiento ayer los funcionarios de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc)

Un vocero indicó que interrogarán a los familiares, vecinos y allegados de la víctima para tratar de identificar y lograr la captura de los autores del homicidio de Zambrano.

Señaló el informante que por la saña con que actuaron los homicidas, suponen que el móvil del crimen fueron desavenencias personales, aunque no descartan otras hipótesis que puedan surgir durante las averiguaciones.

22
años

tenía José Maiz Quintero, quien fue asesinado a las 2:10 de la tarde del pasado viernes, cuando jugaba basketbol en la cancha deportiva del sector Los Cocalitos de Guanta.

Según refirió el director de la Policía Municipal guanteña, comisario Luis Herrera, el joven supuestamente era miembro de la banda del “doctorcito”.

YRAIDA NÚÑEZ


Policía de Urbaneja ultimó a un agente estadal en Lechería

julio 13, 2009

BARCELONA.- El agente del Grupo de Reacción Inmediata Policial (Grip) de la Policía del estado Anzoátegui, Jean Carlos Granado, de 27 años, falleció y uno se sus tres acompañantes salió herido en un confuso tiroteo con agentes de la Policía Municipal de Urbaneja.
El hecho ocurrió a las 2:15 am de ayer en la redoma del cerro El Morro de Lechería, cerca de la casilla de Poliurbaneja.

Granado fue llevado al Centro Médico Zambrano de Barcelona, desde donde remitieron su cadáver a la morgue del hospital Luis Razetti. Allí le observaron una herida de bala en la espalda, una en la axila y otra en el glúteo.

Una rueda de prensa para hablar del caso dieron el director de Seguridad Ciudadana, coronel (AV) Luis Méndez, los jefes de Polianzoátegui y Poliurbaneja, comisarios Ulises Flores y Jesús Lira, respectivamente.

Méndez precisó que notificaron a la Fiscalía XIX del Ministerio Público, y que el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) abrió la averiguación para aclarar el hecho. Afirmó que sancionarán a los policías que hayan actuado al margen de la ley.

Flores recalcó que no se han enemistado los dos cuerpos de seguridad. Estimó que por este caso no puede ponerse en tela de juicio la honestidad de los 5.000 policías estadales de Anzoátegui, ni de los 400 municipales de Lechería.

Lira refirió que el funcionario de Polianzoátegui y sus acompañantes estaban una camioneta Ford-150, verde, mal estacionada en una curva de la redoma de El Morro.

“Dos agentes municipales les hicieron la observación al funcionario estadal y a sus tres compañeros. (De seguidas ocurrió el tiroteo).

Aseveró el oficial que en el sitio colectaron una pistola marca Tersa, negra, calibre 3.80, seriales 587905.

Incredulidad
A la agente de la Zona 1 de Polianzoátegui, Yubisay Tayupo, le indicaron que a su esposo Jean Carlos Granado lo mataron en un supuesto enfrentamiento con los funcionarios de Poliurbaneja. Ella desestima tal versión pues “los tiros le entraron por la espalda”

Tayupo está de reposo post natal para atender a su bebé de meses de nacida.

Desconsolado por el deceso de su hijo Jean Carlos está el operador de maquinarias pesadas, Nelson Granado.

El señor relató que hizo un viaje de trabajo a Güiria, Sucre, y le dejó la pick up Ford a su muchacho para que no anduviera a pie.

“Jean Carlos fue a buscarme a las 9:00 de la noche del pasado viernes al terminal de pasajeros. Al día siguiente, por estar libre de servicio, él regresó a mi domicilio en el barrio La Orquídea. Luego, a las 7:00 pm le dije a Jean Carlos que regresara a su casa, y se retiró”.

A las 5:00 am de ayer, el repicar del teléfono despertó a Nelson Granado. Lo llamaba su vecino, el policía y abogado Edgar Pulgar, para avisarle que habían tiroteado a Jean Carlos.

A la misma hora, la enfermera Danila Almea -quien había tenido un sueño intranquilo- vio en su celular dos mensajes de textos idénticos: “Mataron a Jean Carlos”.

La mujer salió de su vivienda del sector La Orquídea, recorrió 10 cuadras hasta llegar a La Ponderosa, a la casa de Jean Carlos con su esposa, pero estaba cerrada.

Ahora la familia llora por el agente del Grip que paradójicamente murió a manos de policías de Urbaneja.

xNunca llegó
Yubisay Tayupo visitaba a su madre Tibisay Caguana, en Barcelona. Allí la joven habló por teléfono a las 7:00 pm del sábado con su esposo, Jean Granado, quien le dijo que la iba a buscar para regresar a su casa en La Ponderosa. No lo hizo porque lo ultimaron.

1
año

y 9 meses al servicio de la Polianzoátegui tenía el agente Jean Carlos Granado. El joven había solicitado los documentos para cursar estudios superiores. Su madrastra, la enfermera Danila Almea, aseveró que Jean Carlos era responsable.

YRAIDA NÚÑEZ


Piden privar de libertad a dos policías municipales

julio 10, 2009

PUERTO LA CRUZ.- El presunto enfrentamiento que sostuvieron agentes de la Policía de Sotillo con un joven desempleado, en la madrugada de este miércoles en el sector La Horqueta, de El Paraíso, en Puerto La Cruz, es investigado por la Fiscalía 19.

Una de las primeras actuaciones del fiscal José Luis Azuaje, fue la de poner a la orden de los tribunales de justicia a un agente y un inspector de Polisotillo.

El representante de la vindicta pública, está pidiendo al juez de control Nº 2, en Barcelona, Alberto Váldez, la medida privativa de libertad para el agente Frank Eduardo Gutiérrez y el inspector Jhonatan Tubiñez Moreno.

Los señala de incurrir en los delitos de homicidio calificado en grado de complicidad correspectiva, uso indebido de arma de fuego, simulación de hecho punible, agavillamiento y quebrantamiento de pactos internacionales de derechos humanos.

La audiencia de presentación pautada para ayer en la tarde fue diferida para hoy viernes a las 9:00 am, donde el juez Valdez, escuchará el testimonio de los uniformados. Posteriormente decidirá que medida aplicará.

Luis Miguel Acuña, de 20 años de edad, resultó muerto al recibir disparos en el glúteo y en un costado, presuntamente cuando hizo frente a una comisión policial.

En una rueda de prensa ofrecida por el alcalde de Sotillo, Stalin Fuentes y el comisario Antonio Briceño, director del cuerpo policial, el miércoles en horas del mediodía, aseguraron que Acuña era apodado “el cuca” y pertenecía a la banda de “jhonny ismael” dedicada a la venta de droga y sicariato.

Ellos señalaron que la víctima estaba armada con una pistola 9 mm que usó para atacar a los funcionarios policiales.

Pero una tía de la víctima testigo del hecho, negó la versión ofrecida por las autoridades. Mariela y Alba Caraballo, tía y madre de Luis Miguel, respectivamente, acusan a los agentes de ajusticiar al joven en la misma patrulla policial. Sostienen que lo mataron injustamente.

Nueve policías
En las últimas 72 horas representantes de la vindicta pública en Anzoátegui, iniciaron averiguación contra nueve uniformados de distintos cuerpos de seguridad, por estar presuntamente implicados en hechos punibles.

El fiscal Von Ruiz, llevó a tribunales a un agente de Polilechería y a otro del estado, señalados de herir a un agente durante un tiroteo en El Viñedo. Estos quedaron privados.

El miércoles, el doctor José Luis Azuaje ordenó averiguar a cinco agentes de Polibolívar por la muerte de dos hombres en un presunto enfrentamiento en Los Montones. Y ayer trasladó a los tribunales a dos de Polisotillo.

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Falleció médico cardiólogo del hospital Razetti herido de bala hace 21 días

julio 10, 2009

Tras 21 días tratando de reponerse de una herida de bala que le dañó el pulmón y una arteria, el médico cardiovascular, Luis Carlos Chanchamire Querequán, de 54 años, falleció en la madrugada de ayer, en el Centro Médico Zambrano, en Barcelona.

El especialista fue baleado a las 2:00 de la tarde, el 18 de junio de 2009, cuando se desplazaba por la urbanización Los Vidriales, en Boyacá VI, a donde fue a llevar a un amigo.

Cuando se montaba en su vehículo, fue interceptado por un individuo armado, a quien se le unieron otros dos, e intentaron quitarle el dinero y su camioneta.

Aún cuando no existe una versión precisa de cómo ocurrieron los hechos, se supo que el galeno se negaba a entregarles sus pertenencias y en un acto de valentía, intentó sacar un arma de fuego, pero el delincuente no le dio oportunidad y le disparó primero.

Se supo que fue un ex policía implicado en otros homicidios, quien le hizo el disparó al especialista, quien al parecer logró herir al hombre de un tiro en la cara.

El cadáver de Chanchamire fue llevado ayer a la morgue del hospital Razetti para la autopsia. Al recinto acudieron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, de Barcelona, para las pesquisas de ley.

De duelo
En las adyacencias del anfiteatro forense, se congregaron los médicos del hospital, junto a familiares y amigos, para expresar su dolor por el deceso de su colega.

Pedro Reyes Zacarías, sub director administrativo del hospital, dijo que las autoridades del nosocomio decretaron tres días de duelo institucional, desde ayer jueves hasta mañana sábado.

Asimismo acordaron izar a media asta, la Bandera Nacional en la plaza Dr. Luis Razetti, como muestra de luto y pesar.

Expresó que Chanchamire formaba parte del cuerpo de médicos activos en el recinto hospitalario, donde era especialista y jefe del servicio de cirugía cardiovascular. Tenía más de 25 años de servicio.

También fue coordinador del postgrado de cirugía cardiovascular, del cual era fundador.

Guadalupe Hernández, afectada por lo sucedido a su colega, pidió a las autoridades detener la inseguridad y la delincuencia. Ya basta, expresó, están acabando con la vida de personas útiles. Dos lágrimas rodaron por el rostro de la doctora en el último adiós al amigo que se fue.

Detectives de la policía científica iniciaron las averiguaciones para identificar al asesino de Chanchamire. Están tomando la declaración de los familiares y amigos.

El Cicpc recaba información para dar con el paradero de los hampones.

2 profesionales
Con la muerte Luis Carlos Chanchamire, van dos médicos del hospital Luis Razetti que fallecen a manos de la delincuencia armada en el estado. El 3 de septiembre de 2007, el médico Aníbal Peñalver, fue asesinado dentro de su casa en la Nueva Barcelona. Chanchamire atendía además a pacientes de los estados orientales en el Centro Médico Zambrano.

 

ELEIDA BRICEÑO


Alcaldes solicitan crear ley para mancomunidad policial

julio 9, 2009

EL TIGRE.- Ayer fue instalada la subdelegación de Seguridad Ciudadana en el sur de Anzoátegui, la cual quedó presidida por el alcalde de Simón Rodríguez, Carlos Hernández, quien coordinará los planes para combatir el delito conjuntamente con sus homólogos de Miranda, Monagas, Guanipa e Independencia.

En la reunión de trabajo se hizo un diagnóstico de la situación, que tuvo como resultado un planteamiento común: la falta de agentes y unidades radio patrulleras.

El mandatario de El Tigre señaló que este viernes a las 10:00 am, se reunirán en Soledad, para diseñar las estrategias de acuerdo con las necesidades de cada localidad.

Además, solicitaron al Consejo Legislativo Estadal, a través del diputado Hilario Caraballo, presidente de la comisión de Seguridad Ciudadana, la creación de una Ley para conformar la mancomunidad policial, a fin de ampliar las atribuciones de los uniformados para que puedan actuar fuera de sus jurisdicciones.

El coronel Luis Miguel Méndez Herrera, director de Seguridad Ciudadana del Ejecutivo regional, destacó que una vez aprobado el instrumento legal, comenzarán a actuar en Independencia y Monagas, donde la situación es crítica.

Sitiados por el hampa
Carlos Vidal, alcalde de Independencia, expresó preocupación porque en el primer trimestre del año se incrementó el robo de vehículos, a comercios, personas y las cifras de homicidios.

En la actualidad cuentan con 46 agentes para resguardar a 37 mil habitantes. Acotó que las poblaciones rurales de Mamo Arriba, Mamo Abajo, Palital, El Aceital del Yabo, Coloradito, Tabaro y La Canoa están desprotegidas.

En el municipio sólo funcionan dos motocicletas y una patrulla. Se requiere construir y equipar siete módulos y gestionar la incorporación de 100 funcionarios.

José Fernando Pérez Bello, presidente de la Cámara Edilicia de Monagas, indicó que carecen de apoyo de la Guardia Nacional, de uniformados y unidades para frenar el narcotráfico.

Mientras que el alcalde de Guanipa, Pedro Martínez, anunció que hoy se incorporan 26 funcionarios a la Policía local, elevando el número a 96.

Pidió al gobernador Tarek William Saab mayor participación de Polianzoátegui y solicitará un crédito adicional para comprar patrullas.

Prioridad
El director de Seguridad Ciudadana de la Gobernación de Anzoátegui, coronel Luis Méndez, señaló que las inquietudes de los alcaldes sureños serán elevadas al gobernador Tarek W. Saab. Añadió que la prioridad es atacar el secuestro, ya que el año pasado hubo 30 personas plagiadas en el estado. En el primer semestre de 2009, entre El Tigre y Guanipa van 25 plagios.

SOL VARGAS GARCÍA


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.