Destituyeron a 95 funcionarios policiales por consumir droga

junio 30, 2009

Un total de 95 funcionarios resultaron positivos en una prueba antidoping practicada a cinco mil uniformados de la Policía de Anzoátegui, durante la primera semana de junio.

Al dar a conocer los resultados finales del examen, el gobernador Tarek William Saab dijo que a estos agentes les instruyeron expedientes administrativos para destituirlos de los cargos.

En rueda de prensa, el mandatario regional destacó que de un cruce de información con el Ministerio Público, tribunales y policía científica, también se determinó que otros 44 agentes están incursos en hechos punibles.

Serán expulsados de la institución los 95 policías consumidores de narcóticos y los 44 que poseen procedimientos por delitos.

En el primer grupo están incluidos un inspector jefe, un inspector, dos subinspectores, cinco sargentos mayores, cuatro cabos primero, ocho cabos segundo, 21 distinguidos y 50 rasos.

El gobernador Saab añadió que otros nueve uniformados están implicados en casos de robo genérico, tres en porte ilícito de arma de fuego, uno en robo de vehículos, dos en seducción, cuatro en violación, seis en hurto, dos en homicidio calificado, dos en venta de droga y tres en apropiación indebida.

En jerarquía, los implicados en hechos hamponiles son un subcomisario, dos subinspectores, nueve sargentos, seis cabos, siete distinguidos, 13 agentes, uno del área administrativa y tres del personal obrero.

No al reciclaje
El jefe del Ejecutivo regional, Tarek William Saab, advirtió que mantendrá una lucha frontal para evitar que aquellos policías expulsados de la institución, por incurrir en delito, sean absorbidos por otros órganos de seguridad de la entidad.

Enfatizó que hará pública la denuncia en caso de que algún cuerpo ingrese en sus filas a expulsados.

Luego, Saab habló de la necesidad de reubicar las oficinas de la Inspectoría de Polianzoátegui para las de la Procuraduría, que funcionan en el edificio del Palacio del Consejo Legislativo, en Barcelona.

A su juicio, la mudanza será beneficiosa, ya que garantizaría transparencia en las investigaciones e imparcialidad en los resultados, y permitiría resguardar los nombres de las personas que denuncien a funcionarios por delitos comunes o faltas a la institución.

Solicitud
El gobernador Tarek Saab informó que, de manera extraoficial, tiene conocimiento de que a los tres detenidos por la muerte del dirigente de Primero Justicia, Jhonatan Rivas, las autoridades de Polifreites les dan permiso para que vayan a sus residencias de noche y los fines de semana. Exhortó a la Fiscalía a investigar el caso.

ELEIDA BRICEÑO


Asesinaron a un hombre en el patio de su residencia

junio 29, 2009

San Jose de Guanipa.- Este sábado pasadas las 11:00 pm, fue asesinado de múltiples disparos José Gregorio Hernández (34), quien era conocido como “pepe”. Al hombre lo atacaron cuando conversaba con un vecino en el patio de su residencia, ubicada en entre las calles Venezuela y La Florida de San José de Guanipa.

El testigo presencial del hecho prefirió no dar declaraciones a la prensa. Aún nervioso, sólo exclamaba: “Estoy vivo de milagro”.

En cambio, un habitante del sector, que por seguridad se negó a revelar su nombre, afirmó que escuchó siete detonaciones y luego el encendido de una moto. Por temor a lo que pudiera pasarle tanto a él como a su familia, no se atrevió a salir de inmediato para cerciorarse de lo que pasaba.

Minutos después, se asomó al solar continuo y, en medio de la oscuridad, pudo avistar el cuerpo de José Gregorio que yacía en el suelo, cerca de un tronco que quedo impregnado de sangre.

Segundo atentado

Máxima Hernández, madre de la víctima, admitió con pesar que desde hace tiempo su hijo tenía problemas de drogas y alcohol, pero que no se metía con nadie y era trabajador. “Ayudaba a quien lo necesitaba. No es justo que lo hayan matado”.

La mujer refirió que hace una semana, José Gregorio caminaba por una calle aledaña y le dispararon, pero resulto ileso. “Desconozco si tenía enemigos o algún problema pendiente”. Recalcó la mujer.

Antonio Boada, el padre, dijo que a “pepe” lo vieron temprano comprando dos empanadas para cenar, pero que se entretuvo con un conocido cuando llegaba a su casa. En ese momento, dos sujetos que andaban en motocicleta, se le acercaron y lo balearon sin compasión. Luego huyeron hacia la parte sur del municipio.

Se conoció que José Gregorio Hernández vivía sólo, estaba separado de su esposa y tenía tres hijos.

Se ganaba el sustento realizando trabajos ocasionales, y últimamente se desempeñaba como cargador de pollos para una distribuidora.

Funcionarios de la policía científica del sur de Anzoátegui colectaron en la escena del crimen seis casquillos y plomos nueve milímetros, entre otras evidencias.

Por otro lado, interrogan a familiares, vecinos, testigos presenciales y referenciales para determinar el móvil y capturar a los homicidas.

SOL VARGAS GARCÍA


Joven atracador asesinó a un vendedor de pescado en barrio La Carpa

junio 29, 2009

Barcelona.- Cuatro cajas de lisa, coro-coro, pargo y lebranche había vendido desde las 7:00 am de ayer, el pescadero Manuel Celestino Decena, de 32 años, en los sectores El Cardonal y La Carpa del barrio Mesones de Barcelona.

El hombre atendió a unos clientes junto con su esposa Vanessa Marcano, sus ayudantes Julio Itriago y José Alejandro Martínez, en la calle Los Jardines del barrio La Carpa.

El grupo se disponía a retirarse de la mencionada vía en una camioneta Dodge, verde. Decena ya había abierto la puerta del lado izquierdo del vehículo cuando oyó a su espalda una voz que le ordenó: “Quieto. No te muevas. Entrégame los reales”.

El hombre dio media vuelta para ver a su interlocutor, quien accionó un revólver, le descerrajó un disparo en el corazón al pescadero y le sacó el dinero que tenía en un bolsillo de sus pantalones.

Algunos vecinos lograron ver al asesino de piel morena, de unos 18 años, quien tenía una gorra y andaba vestido con una franela negra, blue-jean y cargaba un par de cholas. El atracador huyó en veloz carrera y se perdió de vista en la parte alta de un callejón.

Vanessa y los ayudantes llevaron a Manuel a las 9:50 am de ayer, al Centro de Diagnóstico Integral de Mesones, donde ingresó sin signos vitales. Allí la viuda repetía desconsolada: “Me lo mataron”.

Consternada estaba también Cruz Castro, una mensajera de la dirección de Urbanismo de la Alcaldía de Simón Bolívar, pues ultimaron a Manuel, uno de sus siete hijos.

Traslado

Eran las 12:15 del mediodía cuando el cadáver de Decena fue ingresado en el anfiteatro forense del Hospital Universitario Luis Razetti de la ciudad de Barcelona.

Allí Julio Itriago señaló que este año su jefe Manuel había sido atracado en abril pasado en el sector 29 de Marzo. Esa vez un ladrón liquidó a otro ayudante llamado Daniel.

Añadió el trabajador que luego asaltaron de nuevo al pescadero, y que en el tercer robo le quitaron la vida.

Por ello, el ama de casa Lourdes Marcano, suegra de Manuel, demandó justicia.

Para que el responsable del homicidio de Decena Castro reciba su castigo, adelantan las pesquisas los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Los funcionarios tratan de identificar al asesino para aprehenderlo.

YRAIDA NÚÑEZ


Un petrolero cayó ultimado a tiros en bulevar de Lechería

junio 26, 2009

Adrián José Salazar González, de 22 años de edad, ya no podrá cumplir sus sueños de estudiar Higiene y Seguridad Industrial junto a su esposa. La noche de este miércoles 24 de junio, día de la Batalla de Carabobo, fue acribillado en un hecho ocurrido en el bulevar La Concha de Lechería, en el municipio Urbaneja.

Salazar, quien residía en el sector Isla de Cuba de Puerto La Cruz, era trabajador de la contratista de Jose, Uriman, S.A, donde laboraba como andamiero. También empleaba parte de su tiempo como transportista desde hace dos años en la línea de Plaza Mayor, en Lechería.

Mientras se lamentaba de lo sucedido en la morgue del hospital Luis Razetti, Adriana González, hermana de la víctima, contó que el joven pasó el día con ella.

Incluso, precisó que fueron hasta Plaza Mayor a comprar unos zapatos con un cuñado, cuyo nombre no suministró. Posteriormente, temprano en la noche, le fue a llevar comida a su padre y también le dio un “aventón” hasta su casa en Tronconal III.

Según la muchacha, el su pariente buscó a una amiga identificada como Rosángela del Valle Lusorda, de 19 años, y luego se dirigieron hasta el bulevar de la concha acústica. Llevaban con ellos a la pequeña hija de la dama.

De acuerdo con la versión de la testigo, un dúo de hombres llegó al sitio a eso de las 10:30 de la noche, mientras ellos disfrutaban del momento. Al percatarse de la actitud extraña de los individuos, Adrián José supuestamente le pidió a la joven que agarrara a la niña y corriera. Sin contemplación, uno de los malhechores le descerrajó al menos 36 balazos con una pistola nueve milímetros.

Tras cometer el crimen, los hampones se fueron en veloz carrera, dejado al chofer sin vida a unos 30 metros de su vehículo Mitsubishi color rojo, en el cual andaba.

Oficiales
En rueda de prensa, el comisario Ramón Casanova, jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), sub delegación Barcelona, manifestó que por las circunstancias y pormenores del crimen podría tratarse de una venganza. Precisó que en el lugar del asesinato fueron colectadas al menos 40 conchas de 9 mm. Descartó que el fallecido fuera sindicalista de la industria petrolera.

Y el comisario Jesús Antonio Lira García, comandante de Polilechería indicó que una cámara de seguridad, de las 22 que existen en la jurisdicción, grabó el carro utilizado en el crimen, a las 10:27 pm, minutos antes del suceso.

El funcionario informó que están a la espera de que el Cicpc haga el análisis del video, para precisar su modelo, marca , placas y propiedad.

Al ser consultado sobre las razones que hacen suponer a la policía de que se trata del mismo carro implicado en el homicidio, Lira explicó que los únicos dos autos que estuvieron en el bulevar a la hora de la balacera fueron el de la víctima y su victimario.

Además, alegó que el Spoiler, el color azul metalizado, y el foco delantero izquierdo apagado, coinciden con las características aportadas por la acompañante del trabajador.

Heridas
En la morgue del Hospital Luis Razetti de Barcelona, los forenses contaron en el cuerpo de Adrián José Salazar (22) 26 heridas por arma de fuego distribuidas en el occipital, maxilar izquierdo, lateral izquierdo del cuello, infraescapular derecha, lado derecho del tórax, esternón izquierdo y región gástrica. La víctima también recibió otros dos balazos en la ingle y el escroto.

LIZARDO AGUILAR ROJAS


Pareja hallada en Sotillo fue asesinada a disparos

junio 25, 2009

Barcelona.- Fue ayer en la mañana cuando los forenses del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) hicieron la necropsia a los dos cadáveres que fueron encontrados el pasado miércoles, desnudos y descompuestos, en el cerro La Silla del Rey, contiguo a la colina La Gloria en Puerto La Cruz.

A Leonardo Aray Medina, de 24 años, trabajador de la Misión José Gregorio Hernández, los funcionarios le observaron un impacto de bala en la cabeza y a su concubina, Nayelis Marín Vásquez (19 años), uno en el cuello.

Según expresó un vocero del Cicpc, suponen que el asesinato de la pareja se registró hace más de un mes.
Señaló la fuente que interrogan a los parientes y a los vecinos de Aray y Marín, con la finalidad de obtener información que les permita conocer el móvil del doble homicidio, así como las identidades de los victimarios.

Los concubinos estaban desaparecidos desde el pasado 14 de abril, día en que salieron de su casa en la invasión Alí Primera, en el cruce de la vía San Diego-El Rincón.

Ellos se fueron en un automóvil pequeño azul, en el que iban cuatro hombres aún sin identificar, hacia El Rincón adentro.

La estudiante de Medicina Dalia García presume que el grupo entregó a su primo Leonardo y a su mujer Nayelis a otros individuos que los privaron de su libertad. Todo hace suponer que durante el tiempo que estuvieron vivos fueron objeto de golpes y no les dieron suficiente comida.

Dalia y el resto de los parientes creen que los criminales llevaron vivos a los jóvenes hasta el cerro La Silla del Rey, donde los liquidaron.

Justicia

Los familiares fueron ayer en la mañana a la subdelegación del Cicpc de Barcelona, a realizar los trámites para que les entregaran los cadáveres de Leonardo y Nayelis a fin de darles sepultura.

Allí el ama de casa Yolimar Vásquez y la estudiante de Derecho Leonor Vegas, madre y tía de Nayelis, indicaron que ellas y otros parientes fueron quienes suministraron información al Cicpc sobre la desaparición y ubicación de los restos de la pareja.

“Los policías no nos apoyaron en la búsqueda de los muchachos. Queremos que profundicen las averiguaciones para que apresen y castiguen a los autores del doble crimen”, dijo Leonor.

Prole

Siete hijos tuvo el ama de casa Yolimar Vásquez con el obrero del Instituto Municipal de la Vivienda de Sotillo (Imvis), Juan Carlos Marín. Ambos dijeron sentir dolor y rabia por el brutal asesinato de su primogénita Nayelis Marín y de su marido Leonardo Aray. Los jóvenes vivieron cuatro años juntos. No tuvieron niños.

YRAIDA NÚÑEZ


Asesinaron a tres dirigentes sindicales de la construcción en El Tigre

junio 25, 2009

El Tigre.- Tres dirigentes de la Unión Bolivariana de Trabajadores de la Industria de la Construcción (UBT) en el municipio Simón Rodríguez, fueron asesinados, al parecer en la madrugada de ayer, en la carretera Botalón-Caico Seco de la misma jurisdicción.

El hallazgo de los cadáveres se produjo pasadas las 6:00 de la mañana, específicamente frente al fundo Las Maravillas, aproximadamente a cinco kilómetros de la vía nacional El Tigre-Pariaguán.

Se trataba del secretario general del sindicato, Wilfredo Rafael Hernández Avilé (39), conocido como “el zurdo”; Jesús Argenis Guevara (42), “tapeco”, secretario de organización; y Jesús Alberto Hernández Hernández (29) “chúo”, de cultura y deportes.

Los cuerpos con múltiples heridas de proyectiles fueron avistados por un empleado de la empresa Weatherford que realizaba trabajos en una instalación petrolera. De inmediato, el hombre acudió a notificar el hecho en un cercano punto de control de la Policía Municipal de El Tigre.

El director de este organismo de seguridad, comisario Daniel Hernández, informó que cuando las comisiones llegaron a la escena del triple asesinato, los cadáveres ensangrentados de Jesús Guevara y Jesús Hernández estaban dentro de un Chrysler Neón, color gris, placas FBH-30U, propiedad del último nombrado.

Wilfredo Rafael Hernández Avilé quedó tendido boca arriba, a un lado del vehículo.

Consultado en torno al caso, el jefe de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas, comisario Carlos Gárate, manifestó que en el área se colectaron 14 casquillos y plomos de calibre nueve milímetros. También, pertenencias de las víctimas, incluido un maletín negro con documentación diversa.

Añadió que reunieron otras evidencias físicas que ayudarán en las pesquisas para esclarecer el hecho y determinar responsabilidades.

Puntualizó que se abrió un abanico de hipótesis para precisar el móvil, pero no se descarta que se trate una venganza.

Ayer mismo se abocaron a tomar declaraciones a familiares de los fallecidos, allegados y miembros de la Unión Bolivariana de Trabajadores de la Construcción, Madera, Maquinarias Pesadas y Similares.

Exigen investigar

Angel Barroso, secretario de finanzas de la UBT, aseguró que la última vez que vieron con vida a Guevara, Hernández y Hernández Avilé, fue el martes a eso de las 10:00 de la noche, cuando se encontraban en la alcaldía de El Tigre.

“Teníamos previsto reunirnos con el alcalde Carlos Hernández para finiquitar detalles y nuestra participación activa en la marcha prevista para este jueves por la paz y contra el terrorismo mediático.

Surgieron inconvenientes y fue suspendida para este sábado a las 7:00 am. Ellos se despidieron y no dijeron a dónde se dirigían”.

Barroso está seguro de que los tres sindicalistas conocían a los que se convirtieron en sus homicidas. “Mis compañeros de cuatro años de lucha eran precavidos y desconfiados. En ocasiones somos amenazados por el trabajo que hacemos, pero nunca pensé que los matarían”.

Reconoció que últimamente tuvieron ciertos inconvenientes con gente de otro sindicato afín, pero prefería no comentar al respecto.

Consternación

Los familiares de los occisos exigieron justicia y que las autoridades busquen a los culpables. Advirtieron que no descansaran hasta ver a éstos tras las rejas.

José Hernández Avilé señaló que su hermano Wilfredo residía en la calle Nº 4 del sector 25 de Mayo. Era casado y tenía un hijo.

“Yo siempre le decía que se saliera de ese sindicato porque las mafias lo iban a matar, pero argumentaba que era bien pagado por el alcalde y se sentía satisfecho allí”.

Mayerli Velásquez, expresó que su hermano Jesús Hernández vivía en la calle principal de Cincuentenario. También estaba casado y tenía dos hijos; mientras que Jesús Guevara tenía su residencia en la calle La Bomba de 12 de Marzo en El Tigre.

Indagan

Una comisión especial del Cicpc de la Región Anzoátegui se abocó a las investigaciones del triple homicidio.

Trascendió que Jesús Guevara habría sido amenazado de muerte hace una semana, por tal razón se cuidaba de no exponerse en público. Los pesquisas examinan el carro donde hallaron a las víctimas. Tiene varias perforaciones de bala, y se presume que víctimas y victimarios se conocían.

SOL VARGAS


Trabajador petrolero cayó abatido frente a su casa

junio 23, 2009

BARCELONA.- La noche del domingo, el terror se apoderó de Camino Nuevo, en Barcelona, cuando un vecino fue asesinado a tiros frente a su propia residencia, situada en el callejón Cajigal de ese sector capitalino.

Se trataba del trabajador de la industria petrolera Javier Isaías Hinojosa Delgado, de 29 años de edad. Supuestamente, instalaba unas cornetas en su vehículo, un Century azul, cuando fue atacado a balazos por cuatro sujetos que todavía no han sido identificados por la policía. El hecho se registró a eso de las 7:00.

Según la versión de Renny Hinojosa Delgado, hermano del fallecido, los individuos andaban en una camioneta Chevrolet, modelo Blazer, color plomo, la cual detuvieron en el lugar donde estaba el obrero. Supuestamente, llamaron a Javier y cuando éste volteó le dispararon sin mediar más palabras.

Los asesinos se marcharon a toda velocidad y no dio tiempo de que tomaran las placas del vehículo usado por los criminales.

El pariente añadió que, al parecer, los homicidas también portaban un FAL (arma usada por la Fuerza Armada Nacional), pero no lo accionaron. Por las características de las conchas colectadas en la escena del crimen y balas extraídas al cadáver, se utilizaron pistolas nueve mm.

Javier Hinojosa se laboraba en Jose desde hacía año y medio. Su hermano aseguró que éste no tenía enemigos y por lo tanto no podía imaginar las causas por las cuales lo mataron. A la víctima no lo despojaron de pertenencias.

Luego de la balacera y presurosos, los vecinos recogieron a Javier Isaías de un charco de sangre y lo llevaron al ambulatorio Alí Romero. Llegó sin signos vitales.

A las 11:35 pm, el cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital Luis Razetti, donde los forenses que practicaron la necropsia le observaron dos heridas por impactos de proyectiles en la parte baja del estómago, y otra en el antebrazo derecho.

Averiguaciones
Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Barcelona, iniciaron las pesquisas del caso con inmediatez.

Dadas las circunstancias, hasta ahora la hipótesis que cobra mayor fuerza es la del posible ajuste de cuentas.

Javier Hinojosa deja huérfanos a tres pequeños de 11, siete y cinco años de edad.

Testimonios
De acuerdo con la apreciación de vecinos del sector Camino Nuevo de Barcelona, Javier Isaías Hinojosa Delgado era una persona que no tenía problemas con nadie, muy trabajador y dedicado a sus hijos. Vivía junto a varios hermanos en la casa de sus padres. Ello piden que el crimen sea investigado y que se aplique la justicia.

LIZARDO AGUILAR ROJAS


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.