Asesinaron a tiros a madre e hijo en rada de Chacopata

enero 19, 2010

CARÚPANO.- Ajenos a la tragedia que se cernía sobre ellos, dos miembros de una familia margariteña fueron asesinados a tiros ayer en el terminal de lanchas de Chacopata, donde abordarían un “tapaíto” para viajar a la isla.

Yanira Margarita Marcano (42) y su hijo Joanny José Suniaga Marcano (18) llegaron temprano a la rada marítima, ubicada en el municipio Cruz Salmerón Acosta del estado Sucre. Una vez que compraron los pasajes, se dirigieron a desayunar en una de las ventas de comida ubicadas en las cercanías del muelle.

Tres pistoleros
Eran aproximadamente las 9:00 am, cuando un vehículo Optra gris se detuvo cerca del puesto de empanadas donde se encontraban madre e hijo. Del automotor se bajaron tres hombres, que sin mediar palabras les dispararon.

El tiroteo causó la natural conmoción entre los demás viajeros que también esperaban la embarcación para trasladarse a Nueva Esparta.

Yanira Margarita cayó con un disparo en el intercostal y Joanny José recibió balazos en el intercostal y pectoral izquierdos, y en ambos brazos.

La mujer fue llevada de urgencia al hospital Diego Carbonell de Cariaco, municipio Ribero, pero en el trayecto dejó de existir.

El muchacho fue remitido al hospital Santos Aníbal Dominicci (SAD) de Carúpano, a donde ingresó poco antes de la 1:00 de la tarde de ayer. Los médicos hicieron esfuerzos por salvarlo, pero el muchacho dejó de respirar cerca de las 2:30 de la tarde.

Venganza
El comisario Luis Monroy, jefe de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en Carúpano, informó que el expediente fue iniciado por esa dependencia, pero será la zona de Cumaná la que seguirá la averiguación.

Aseguró que las actuaciones están adelantadas.
Se maneja la hipótesis de la venganza en el caso.

Una testigo que omitió su identidad por razones de seguridad, señaló que los autores de los disparos fueron “el menor”, “danielito” y “aníbal”.

Según la informante, un cuarto individuo se quedó en el vehículo, cuyas siglas no fueron precisadas.

El chofer recogió a los tres hombres que ejecutaron el crimen y, al parecer, huyeron en dirección a Cumaná. Son buscados activamente.

Destino truncado
Yanira Margarita Marcano y su hijo Joanny José Suniaga Marcano residían en el sector Bella Vista de Margarita, estado Nueva Esparta. No se informó qué hacían en el estado Sucre ni en qué sector se encontraban residenciados. El Cicpc interroga a una de las personas que presenció el tiroteo en el que murieron madre e hijo.


Un motorizado perdió la vida en choque en Puerto La Cruz

enero 18, 2010

PUERTO LA CRUZ.- El mensajero de un laboratorio clínico y de Avior, Marlon Rodríguez Álvarez, de 34 años, sufrió lesiones mortales y su novia Rosmary del Valle Brito (24) resultó herida en una colisión ocurrida a las 11:30 de la noche del sábado en Puerto La Cruz.

La pareja iba en una moto Empire, color rojo, placas AA7-K4A, que al parecer no llevaba luces. En la avenida Municipal, a la altura del semáforo de Pueblo Nuevo, en Puerto La Cruz, fue chocada por un automóvil Kia, siglas RAJ-26W, era conducido por Ricardo Mongua (18).

Rodríguez falleció instantáneamente. El cadáver fue trasladado al anfiteatro forense del hospital Luis Razetti de Barcelona.

Bomberos de la Universidad de Oriente (UDO) llevaron a Rosmary a la sala de urgencias del centro asistencia, donde le observaron aporreos y fractura de la pierna derecha.

El propietario de un taller de motos, Larry Orlando Rodríguez, contó a periodistas fuera de la morgue que él , Marlon y sus otros cinco hermanos nacieron en Caracas, donde vivieron con sus padres, Zulay Marbella Álvarez y Orlando Rodríguez.

Iba a llevar a su novia
Larry refirió que él y Marlon se vinieron de la capital de la República hace 10 años, para establecerse en el estado Anzoátegui. Precisó que Marlon estaba domiciliado con su hermana, Suail Rodríguez, en la calle Principal del Barrio Sucre de Barcelona.

El comerciante relató consternado que él se hallaba dormido cuando un tío de Rosmary, lo despertó al llamarlo a su teléfono celular para comunicarle la infausta noticia.

Preguntamos de dónde procedía la pareja, a lo cual
respondió que lo ignoraba. Lo que él tiene claro es que Marlon iba a pasar por su taller de motocicletas, ubicado en el sector Pueblo Nuevo, antes de llevar a su novia Rosmary, quien reside en el barrio portocruzano Las Delicias.

Ayer en la mañana, en el hospital Luis Razetti también estaban los padres de Rosmary, el ama de casa Rosa Brito y el cabo 1ro. jubilado de la Policía del estado Anzoátegui, José Sifontes.

El ex-funcionario dijo que su hija se halla estable y esperaba que llegara el traumatólogo de guardia, pues tiene fractura en la pierna derecha.

Averiguación
Funcionarios de la Unidad 21 del Cuerpo Técnico de Vigilancia de Tránsito Terrestre instruyen la actas del expediente del siniestro que cobró la vida de Marlon Rodríguez Álvarez.

Otro accidente
El conductor Johan Figueredo, de 29 años, falleció ayer al volcar el automóvil en el que se desplazaba por la carretera Anaco-Aragua de Barcelona. El vehículo siniestrado es un Chevrolet Malibú, siglas FAW-140.

YRAIDA NÚÑEZ


Cicpc acabó con picadero de carros en La Orquídea

enero 15, 2010

BARCELONA.- Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cipc) de la subdelegación Barcelona, terminaron con las actividades de un taller mecánico dedicado a picar y desvalijar vehículos.

El procedimiento lo realizaron en horas de la tarde del pasado miércoles, en la calle Las Flores del sector Nº 1 del barrio La Orquídea, en la capital de Anzoátegui.

Según informó el comisario Ramón Casanova, jefe de ese cuerpo policial, en el sitio aprehendieron a cinco personas, entre ellas un adolescente de 17 años, cuando picaban un vehículo Chevrolet Caprice, color azul, sin placas, el cual es solicitado en esa subdelegación por robo.

En la sede policial los detenidos fueron identificados como Alberto José Rodríguez Guacarán (23), José Antonio Montes González (35), José Gregorio Rico Rengel (37) y Leonardo Antonio Carias Barrio (18).

Los hombres fueron puestos a la orden de la fiscal N° 20, Yulimar Amaricua y la N° 17, Betzaida Sánchez.

Solicitados
Mientras, efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana adscritos al Destacamento 75 capturaron a dos ciudadanos solicitados por tribunales de Control y a otro por documentos de identidad falsos.

Uno de los individuos responde al nombre de Revete Radame (33), quien registra tres solicitudes desde 2008, por el delito de robo agravado. Es requerido por el Juzgado 4 de Control de Barcelona.

El comandante del Destacamento Nº 75, José Camacaro, señaló que Radame fue apresado en las inmediaciones del peaje Los Potocos, cuando viajaba en una gandola, supuestamente CON seriales suplantados. Señaló que la batea de ese vehículo se encuentra solicitada por el Cicpc de San Cristóbal.

El otro sujeto es Jairo Luis Villarroel (29), quien tiene una deuda en el Tribunal Militar II de Control de Valencia, Estado Carabobo, por deserción.

Los uniformados también apresaron a un ciudadano de origen colombiano, identificado como José Rodríguez Bolaños.

Camacaro señaló que la documentación personal que portaba el colombiano es falsa. Se le incautó una cédula venezolana forjada.

El hombre está a la orden de la Fiscalía 20, para que continúe con las investigaciones. Hoy lo llevarán a los tribunales para el acto de presentación.

Detalles
179 envoltorios de estupefacientes han incautado agentes de la Policía de Guanta durante el mes de enero, en diferentes procedimientos. Leonel Díaz, director de la institución, informó que la tarde del martes, en la avenida Valentín González, detuvieron a Jean Ramos Guerra (21), a quien le decomisaron 70 cebollitas de presunta cocaína.


Más de mil reos del penal de Barcelona llevan 96 horas en protesta

enero 15, 2010

BARCELONA.- Por cuarto día consecutivo, más de mil internos del penal de Barcelona mantienen protestas por los retardos procesales y la paralización en el otorgamiento de beneficios procesales.

200 familiares de los hombres encerrados tras los muros de concreto de Puente Ayala, acudirán el próximo lunes al Tribunal Supremo de Justicia en Caracas, para denunciar formalmente a la presidenta del Circuito Penal de Anzoátegui, Gilda Mata

Así mismo elevarán su voz en la capital de la República, ante la Inspectoría General de Tribunales, Defensoría del Pueblo, Defensa Pública y Asamblea Nacional.

Señalaron que tienen una lista de cien casos con retardo procesal que entregarán en la Inspectoría de Tribunales.

Los representantes del Circuito Penal de Barcelona y El Tigre, los jueces de Ejecución 1 y 2, así como la defensora pública y del pueblo, conocían de esta situación, porque el 20 de noviembre de 2009, los internos se reunieron con ellos para entregarles una relación de las causas que tienen retardos y las que optan por la suspensión condicional de la pena.

Ayer, detenidos de la cárcel del estado Sucre y de los retenes policiales de esa entidad se sumaron a los reclamos que emprendieron los reclusos de Anzoátegui y Monagas.

Paralelamente, 13 presos recluidos en Puente Ayala iniciaron ayer una huelga de hambre para pedir que sean regresados a los lugares de procedencia.

Uno de ellos, Pedro Manuel Morgado dijo que lo trajeron a Barcelona por tres meses y lleva casi un año a pesar de manifestar su deseo de ser trasladado a San Cristóbal, estado Táchira.

Responsabilidad
Para los abogados Carlos Alberto Neil y Fabricio López, la responsable de lo que sucede en los Tribunales de Control y de Juicio es la presidenta del Circuito, Gilda Mata, porque no ha hecho nada para resolver los retrasos procesales.

Comentaron que los jueces convocan hasta 20 audiencias en un día para evitar incumplir con el Código Orgánico Procesal Penal (Copp) de convocar los diferimientos en un lapso de 10 días, lo que consideran imposible de realizar.

Neil y López se quejaron porque se está privando de libertad a ciudadanos sin tener una base legal, apoyados sólo con el soporte del acta policial, sin tomar en cuenta la declaración de los imputados.

Irregular
Los juristas Carlos Neil y Fabricio López, al denunciar el atraso de los expedientes en los tribunales, dijeron que las notificaciones no llegan a tiempo. Se fijan audiencias en horario difícil de cumplir para los presos porque los traslados se hacen después de las 10:00 am. Además, no se lleva a cabo la revisión de las decisiones judiciales.

Se quejan por violación de derechos humanos
Cuatro días de protestas y el flameo de pancartas frente al Palacio de Justicia de El Tigre, cumplieron ayer hombres y mujeres que tienen familiares confinados en el Internado Judicial de Barcelona.

Estas personas insisten en denunciar el retardo procesal y la violación de los derechos humanos y fundamentales de los reclusos.

Una de las personas manifestantes, Rudixh Cardona, indicó que durante 2009 y en lo que va de 2010, no se otorgaron beneficios procesales y tampoco se han realizado traslados de procesados.

Exigen la destitución, por supuesta incompetencia, de la presidenta del Circuito Judicial Penal de Anzoátegui, la coordinadora de la Extensión El Tigre; la jueza Eliana Rodulfo Luna, el fiscal 8vo. de Anaco, Armando Londoño, y los titulares de los juzgados de Ejecución.

En pancartas solicitan la intervención del Poder Judicial y de la Corte de Apelaciones, por presuntos vicios y hechos irregulares.

Faltan psicólogos
Lisbeth Bruce, tía de uno de los detenidos, explicó que se reunió ayer en la mañana con la magistrada Rodulfo Luna, quien adujo que en estos momentos no hay psicólogos en el penal barcelonés para realizar los exámenes respectivos que permitan el otorgamiento de beneficios.

Agregó que la jueza aseguró que se están evaluando los expedientes para determinar si son procedentes o no.


Hombre se llevó Bs. F 390 mil de un banco en Anaco

enero 14, 2010

ANACO.- Un solo hombre logró ayer controlar a la gerente de la sucursal del banco Mercantil, ubicado en el edificio administrativo de Pdvsa Gas-Anaco, y bajo supuesta medida de coacción hizo que la ejecutiva le entregara Bs.F 390 mil que se hallaban en la bóveda.

El hecho se registró pasadas las 9:00 de la mañana, cuando el individuo ingresó a la sede bancaria, donde además del personal y el vigilante, estaban siete clientes, según dijo un testigo.

Una fuente oficial reveló que entre los usuarios se introdujo el malhechor, que vestía pantalones jean y chaqueta roja. Tenía el rostro al descubierto. Una vez dentro, solicitó entrevistarse con la gerente bancaria, Deysi Campos.

La fuente reveló que cuando estaban frente a frente, el individuo le manifestó que tenía controlados todos los movimientos que Campos realizaba y que sabía con detalle todo lo relacionado con su familia.

Trascendió que de inmediato, instó a la gerente a que le entregara el dinero que había en la bóveda: “No quiero gritos ni llantos. Deme el dinero, y aquí no ha pasado nada” diría el autor del atraco. Campos obedeció la orden.

Como no hubo movimientos en falso, el individuo pudo salir “como Pedro por su casa”, sin generar sospechas y se dirigió al concurrido estacionamiento. Allí fue visto cuando subió a una motocicleta, manejada por un compinche y se perdieron del área. No se activó la alarma, pero sí se notificó del atraco a la policía.

Investigación en marcha
Una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas, subdelegación de Anaco, acudió al sitio para recabar pruebas e interrogar al personal bancario. De manera extraoficial se conoció que la gerente no le observó arma de fuego al atracador, pero por la seguridad de sus palabras temió por la vida de sus parientes.

Los pesquisas iniciaron las investigaciones de rigor y buscan posibles pistas del atracador.

Cabe resaltar que el Mercantil, por estar dentro de las instalaciones de Pdvsa, también es custodiado por efectivos del despacho de Protección y Control de Pérdidas, (Pycp), por lo que el equipo también se sumó a las acciones para tratar de arrestar al solitario ladrón.

La entidad bancaria del Mercantil se convierte en la primera en ser víctima del hampa este año.

Cifras
492 mil quinientos bolívares fuertes sustrajo el hampa en 2009, en diferentes robos perpetrados a entidades bancarias de la zona centro del estado Anzoátegui. Los cuatro últimos bancos afectados fueron Banorte y Agrícola de Venezuela, en Aragua de Barcelona, y las sedes del Caroní en San Mateo y Anaco.


Por rencillas le quitaron la vida a un hombre en Puerto La Cruz

enero 14, 2010

PUERTO LA CRUZ.- Un hombre de 27 años fue asesinado a tiros en horas de la mañana de ayer, por dos adolescentes con quienes supuestamente mantenía rencillas.

El violento episodio se registró a las 11:30 am, en el callejón Bolívar del sector 3 del barrio El Paraíso, en Puerto La Cruz.

Wilber Fabel Rodríguez Suárez (27), apodado “chespirito”, falleció cuando era atendido por los médicos del hospital César Rodríguez, en Guaraguao, a donde lo llevaron sus familiares.

Rodríguez se hallaba en el frente de su casa cuando fue sorprendido por los adolescentes. Uno de ellos sacó un arma de fuego y le efectuó los disparos.

Residentes del sector, que no se identificaron, dijeron que uno de los homicidas habita a pocas cuadras de la vivienda de “chespirito”.

Según informó la comisario Iraima Marea, directora de la Policía de Sotillo, a Rodríguez Suárez le dieron los primeros auxilios y lo llevaron en un vehículo particular al hospital del Seguro Social.

Señaló que buscan en los registros policiales los antecedentes de la víctima, pues era investigado en unos 15 homicidios.

Se supo que uno de los agresores es conocido como “el javielito”, a quien presuntamente Rodríguez le habría matado un hermano a finales de 2009 en esa misma comunidad.

Marea mencionó que la progenitora de uno de los muchachos implicados en el homicidio, se negó a entregarlo a la comisión policial.

Búsqueda
El comisario Franklin Morales, coordinador de investigaciones de la policía científica de Puerto La Cruz, informó que están plenamente identificados los autores de la muerte de Wilber Fabel.

Según el detective, se espera que en las próximas horas losseñalados sean capturados.

Manifestó que el móvil del homicidio es la rivalidad entre bandas.

Con la muerte de Rodríguez Suárez se eleva a cuatro el número de personas abatidas en Puerto La Cruz.

Tiroteo entre bandas
Anoche, al cierre de esta edición, dos hombres se debatían entre la vida y la muerte en el hospital Luis Razetti. Ambos resultaron heridos con tiros en la cabeza durante un enfrentamiento entre bandas en barrio Saigón de Puerto La Cruz, al parecer, relacionado con la muerte de “chespirito”

Cifras rojas
42 ciudadanos han fallecido en el estado Anzoátegui en los primeros 13 días de 2010. De esta cifra 39 son por armas de fuego, dos por cuchillo y un quemado. Barcelona encabeza la lista con 28 personas ultimadas. En Anaco se registraron cinco muertes por disparos; en Puerto La Cruz hubo cuatro; Guanta y El Tigre, uno.


Asesinaron a tiros a dos jóvenes en barrio Molorca de Puerto La Cruz

enero 12, 2010

PUERTO LA CRUZ.- Con sólo tres horas de diferencia, dos jóvenes fueron asesinados a tiros en la calle Guárico del barrio Molorca de Puerto La Cruz.

Durante una de las balaceras, ocurridas la noche de este domingo, otro hombre resultó herido.

La muerte de José Luis Salazar Lisboa (27), se produjo a las 7:30 pm. Estaba sentado frente a una licorería cuando un individuo se le acercó por la espalda y lo llamó por su apodo “maturín”. Al voltear, recibió un disparó de un escopetín en el maxilar inferior.

Aún con vida, lo llevaron a la emergencia del Razetti, donde falleció 10 minutos después de su ingreso.

Al narrar lo sucedido a su hijo, José Luis Salazar dijo que el homicida es un azote de barrio que no pudo someter a su muchacho como acostumbra a hacer con otros jóvenes.

Funcionarios de la Policía de Sotillo, al mando del comisario Reinaldo Sotillo, subdirector de la institución, llegaron a la vivienda del presunto homicida y lo sacaron de bajo de la cama, donde se había escondido.

El comisario Antonio Briceño, director saliente de Polisotillo, identificó ayer al detenido como Alberto Villarroel Salgado (20), apodado “chuchú”, a quien le incautaron el escopetín usado para acabar con la vida de Salazar.

Sin embargo, Janeth Guzmán, hermana de la víctima dijo que el detenido se llama Jesús Horacio Villarroel (20), residenciado en la misma barriada portocruzana.

Era el séptimo de ocho hermanos.

No tenía enemigos
Paúl Enrique Salcedo Peraza (22) comía perrocalientes en el puesto de un conocido de nombre Nelson Hernández, a las 10:00 pm. Llegaron unos hombres en un vehículo que les dispararon.

Los familiares llevaron a los heridos al hospital de Las Garzas, donde Paúl murió a los pocos minutos. Nelson fue remitido al hospital Razetti.

Mireya Peraza dijo que a su sobrino le dieron disparos en la cabeza, hombro, piernas y en una rodilla.

Salcedo Peraza estaba desempleado desde hace un año. Era soltero y no tenía hijos.

La mujer aseguró que no le conocieron enemigos porque era un muchacho sano.

Desconoce qué pudo haber ocurrido y por qué lo asesinaron.

Presume que los tiros iban dirigidos a otra persona y lo impactaron a él.

Cifras rojas
5 muertes se han registrados de manera violenta en el barrio Molorca de Puerto La Cruz, desde agosto de 2009 hasta enero de 2010. En la calle Bermúdez mataron el año pasado a un pescador y en la parte alta del cerro, a Darwin Medina y Luis Durán. La noche del domingo ultimaron a José Luis Salazar y Paúl Salcedo.


Saab pidió investigar a juez que soltó a “javielito” en 2009

enero 6, 2010

BARCELONA.- Tras la muerte de Javier Gago Gámez, de 24 años de edad, identificado como supuesto líder de la banda de “el javielito”, el gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab, solicitó a la juez rectora en la entidad, Mirna Más y Rubí Espósito, abrir una investigación “de carácter disciplinario” a la juez que liberó a ese joven en 2009.

Gago Gámez, conocido como “el javielito”, resultó abatido al amanecer de este martes junto a otros seis presuntos delincuentes en el sector La Ponderosa, luego de que protagonizaron una “batalla campal” con los uniformados desde la tarde del lunes, en la calle 5 de la manzana 20 de la referida barriada capitalina.

“El jefe de esta banda asesina, fue puesto a la orden de los tribunales por estar implicado en múltiples homicidios, pero extrañamente, fue dejado en libertad, con una excusa totalmente impropia, como la de no registrar antecedentes policiales, penales o solicitudes.

Como abogado, al mandatario regional, le llamó la atención el hecho de que “el javielito” fuera liberado pese a las numerosas denuncias en su contra. Refirió que al menos lideró 50 acciones criminales.

Por lo tanto, Saab espera que la juez rectora proceda cuánto antes a las averiguaciones y se apliquen las medidas que sean necesarias, en contra de los responsables de la liberación de Gago Gámez.

“Vean todo lo que ocasionó el hecho de haber sido librado este señor (…) se pudo haber ahorrado el saldo de víctimas que conoce hoy la sociedad anzoatiguense”.

De “el javielito” sólo se supo que en 2006 sostuvo un enfrentamiento con efectivos del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), fue detenido y además se le incautaron varias granadas. Hasta ahora se desconoce qué tribunal procesó el caso y cuándo se acordó su libertad. Al parecer, Javier Gago no tenía en la Fiscalía denuncias en su contra.

No obstante, el gobernante explicó que el hecho de que se acordonara la casa donde se escondieron los presuntos antisociales, fue para evitar que algún vecino resultara herido.

No quisieron dialogar
Dijo que a los sujetos abatidos se les propuso el diálogo, “pero ellos prefirieron hacerle frente a los policías”.

Saab aseguró que su trabajo para combatir la delincuencia no cesará con el fin de proteger a los anzoatiguenses.

Manifestó que en los próximos días firmará un decreto para aplicar con más fuerza el desarme en los barrios. “Ya este trabajo lo venimos ejecutando pero le vamos a dar más fuerza”.

A su juicio, parte de los resultados del trabajo policial es que lograron neutralizar “un de los grupos hamponiles más sanguinarios del estado”.

De inteligencia
El gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab, aseguró que la banda de “javielito” estaba implicada en robo, secuestros y asaltos a mano armada. A su juicio se trataba de un grupo criminal y homicida. “Se refugiaban en un fortín blindado”.

Agentes de Polibolívar y Polianzoátegui fueron condecorados por su valentía
Como un acto de valentía, destacó el gobernador del estado Anzoátegui, Tarek William Saab, la actuación de los funcionarios de la policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) y de la del municipio Bolívar (Polibolívar), al hacer frente a los supuestos integrantes de la banda de “el javielito”.

En una ceremonia realizada ayer en el comando de Polianzoátegui, en Lechería, Saab refirió que los uniformados no se enfrentaron “a pistolitas de agua”, sino a armamento de alto calibre.

Calificó como exitosa la acción de combate frente a la delincuencia, que culminó entre las 5:00 y 6:00 de la mañana de este martes con la muerte de siete de los presuntos miembros de un grupo criminal.

Por este motivo, el mandatario regional condecoró a un grupo de funcionarios de Polianzoátegui, a quienes impuso la orden José Antonio Anzoátegui en su tercera clase y los ascendió al grado inmediato superior.

Los homenajeados fueron el sargento mayor Mario Antonio Pérez, de 48 años de edad. Tiene 15 años de servicio y pasó a ser sub inspector; el distinguido José Jesús Figuera Guina, de 31 años. Con cuatro años como uniformado ascendió a cabo segundo. Tanto Pérez como Figuera, fueron heridos de bala en extremidades inferior y superior, respectivamente.

El agente Ángel Manuel Cabellos Pérez (26), pasó a ser distinguido. No obstante, Cabellos se encuentra en terapia intensiva y al parecer hoy será intervenido pues tiene una bala alojada en el abdomen.

También el agente José Gregorio Torrivilla Barreto, de 28 años será ahora distinguido. El joven funcionario sufrió una fractura en una de sus extremidades inferiores.

Igualmente, el sub inspector Carlos José Prosperi Rodríguez, fue elevado a inspector.

El sargento primero, Jesús Flores Jaramillo, pasó a ser sargento mayor. Y los agentes Asdrúbal García Isernia y Benedicta del Carmen Campos, ascendieron a distinguidos.

Además, todos los efectivos recibieron la condecoración de la Cruz de la Policía del estado Anzoátegui.

En cuanto a los funcionarios de Polibolívar, fueron cinco los que por su labor obtuvieron la orden José Antonio Anzoátegui en su tercera clase.

Ellos fueron: José Jaramillo Mulato; detective Juan Vicente Prado y los agentes José Mabuel Caguana, Pedro Luis Quero y Jean Carlos Zambrano, todos heridos durante el enfrentamiento.

Apoyo cordial
El mandatario regional aprovechó para agradecer además la colaboración que recibió de los efectivos de la Guardia Nacional, Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) así como de la Brigada de acciones Especiales (BAES), que vino desde la ciudad capital.

Argumentó que los numerosos uniformados que intervinieron en el combate de los antisociales, lo hicieron para garantizar la vida de los habitantes del sector La Ponderosa.

Cifras rojas
29 muertes violentas se han registrado en los primeros cinco días del año 2010 en el estado Anzoátegui. De esta cifra, 23 fallecimientos ocurrieron en Barcelona, la ciudad capital, uno en Puerto La Cruz, cuatro en Anaco y uno en la ciudad de El Tigre.


Los habitantes de La Ponderosa vivieron una noche de terror

enero 6, 2010

BARCELONA.- Como un colador quedó la residencia de dos plantas que ocupaba desde hace un año Javier Gago Gámez, de 24 años, conocido como “javielito”, quien fue abatido junto a otros seis hombres en una refriega suscitada en Barcelona.

Sus vecinos no pudieron dormir a causa del intercambio de tiros que protagonizaron el grupo y las comisiones policiales, ocurrido entre las 2:40 pm del pasado lunes y las 5:45 am de ayer.

Tras concluir la batalla, la gente se aglomeró alrededor de la vivienda, marcada con los números C-19 y 95 de en la calle Las Mercedes, cruce con El Cardón del sector 2, en el barrio La Ponderosa de Barcelona.

El olor de las bombas lacrimógenas todavía hacía moquear a la gente. Un chico cargaba una botella de vinagre para mitigar el malestar.

Niños, jóvenes y adultos observaron los añicos de los vidrios de las seis ventanas de la planta alta, así como el cristal fracturado de la planta baja. Además, las múltiples perforaciones de bala en las paredes y el portón.

Los curiosos que pudieron entrar al recinto vieron en el piso superior media docena de conchas calibre 3.80, y manchas de sangre en el piso de los dos niveles que se comunican a través de una escalera de diez peldaños.

A las 9:00 am de ayer, parientes de “javielito” sacaron de la casa el juego de cuarto, el comedor, un televisor y una máquina de soldar, que subieron en una camioneta Silverado blanca, para dejarlos a buen resguardo.

Noche de terror
Al lado del inmueble de “javielito” viven Magleni Cárima, su esposo Adelis Sánchez, sus hijos de 11 y 12 años.

“Eso fue horrible, de terror. Yo vomité y mis niños se orinaron del susto. A las 5:00 pm pudimos irnos a la residencia de un vecino en la calle Principal”, afirmó la joven mujer.

Adelis refirió que los policías municipales de Bolívar y del estado Anzoátegui se quedaron en su domicilio, rompieron el tubo del lavamanos y echaron los útiles escolares de sus niños en el suelo.

“Ellos rompieron las partidas de nacimiento de los niños y el documento de propiedad de nuestra vivienda. Además nos hurtaron 500 bolívares fuertes y dos teléfonos”.

Al regresar ayer a su residencia, la pareja encontró la casa inundada y rastros de sangre en la sala, posiblemente de un agente herido.

A una cuadra del domicilio de “javielito” reside el obrero José González (31), quien calificó el hecho como “una masacre con 10.000 tiros”.

El trabajador contó que a las 3:00 pm del lunes 5, lavaba su carro Festiva y su camioneta, cuando los policías comenzaron a disparar. Las balas impactaron contra la carrocería de ambos vehículos.

Su esposa la estudiante Carol Salmerón dijo que los agentes los encerraron en una habitación, les hurtaron Bs.F 130 que tenían en el escaparate, y de la nevera se llevaron botellas de agua y unos mangos.

Preguntamos si pensaba denunciar el hecho en la Fiscalía del Ministerio Público, y respondió con otra interrogante: ¿Para qué?

El ama de casa Juana Guaiquirima contó que a las 4:00 pm unos policías que perseguían a un individuo se metieron en su vivienda, en la calle El Yaque frente a Mercal. Ella estaba ella con su nieto de un año en brazos y su hija, la estudiante Mariela Betancourt.

La mujer no disimuló su frustración al recordar que su perro Brando ladró, y por eso los agentes lo mataron a tiros.

Una comerciante de 29 años que prefirió mantenerse en el anonimato por temor a represalias, refirió que los policías abrieron boquetes en la pared lateral de su vivienda, en la calle Principal, para disparar hacia la residencia de Javielito. En el suelo quedaron dos centenares de conchas de bala de 9 mm y 529 (de pistola y fusil), así como 22 envases de bombas lagrimógenas.

“Eso fue espantoso. Fue doloroso ver a mis tres hijos llorando y gritando hasta que un familiar se los llevó a su domicilio en la Vía Alterna”.

La declarante aseveró que los policías se comieron unas costillas guisadas que había preparado, cuatro kilos de guayabas, y le hurtaron Bs.F 50.

“Los policías son unos abusadores y cobardes” aseveró el obrero Luis Marcano, quien relató que a las 3:00 pm él se dirigía a la residencia de su tía, la septuagenaria Dominga García, ubicada la calle Piar del sector La Ponderosa.

El trabajador dijo que no pudo llegar, pues un agente le comunicó: “Si te quieres morir, sigue”. Por eso tuvo que devolverse y pernoctar en la estación de servicio.

Ayer, Marcano supo que los policías rompieron la reja de protección del porche de la casa, violentaron la cerradura de un cuarto, dispararon desde el patio. Allí quedaron 56 vainas de 9 mm y una de fusil.

Gesto solidario
Según manifestaron algunos vecinos de Gago Gámez, éste no se metía con ellos. Le conseguía trabajo en la industria petrolera a personas. Una cristiana refirió que “javielito” le prestó dos de sus casas a un par de familias evangélicas para que vivieran en La Ponderosa.

Familiares dicen que el grupo fue masacrado
Al conductor John Márquez se le salieron las lágrimas al hablar de la muerte de su hermano, Edwin Márquez (35), un ex-funcionario de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip).

El trabajador contó que su pariente y cinco acompañantes estaban reunidos en la casa de “javielito” Gámez, porque éste les iba a conseguir empleo en la construcción de la ciudad universitaria, cerca del Cementerio Parque Metropolitano.

“Ellos querían entregarse. Solicitaron el pasado lunes la presencia de sus esposas e hijos. Mi hermana Elsy Márquez es una de las cristianas que intentó colaborar, pero los agentes la empujaron”.

Márquez aseguró que los policías masacraron a Edwin, quien dejó seis hijos en la orfandad; al ex-guardia nacional Adelis Yacua (33), Richard Barrolleta (35), Javielito (24) y tres amigos más en la barriada barcelonesa La Ponderosa.

El conductor afirmó que en la balacera resultaron lesionadas cuatro mujeres, entre ellas una conocida como “la chicha”, quien sufrió una herida rasante en una pierna.

Una prima de “javielito”, que prefirió omitir su identidad, afirmó que los funcionarios se llevaron vivos a su pariente -que estaba herido- y a otros dos vecinos, aunque los mataron más adelante.

El representante de Derechos Humanos, José Luis Urbano, recalcó que desde Caracas dieron la orden a las comisiones para que liquidaran a los siete hombres.

El Baes ultimó a “javielito” y a seis de sus acompañantes
Después de un asedio de casi quince horas, los agentes de la Brigada de Acciones Especiales (Baes) del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), lanzó el ataque final contra Javier Eduardo Gago Games (24) conocido como “javielito” y seis hombres con quienes se mantenía atrincherado en su casa en la manzana 20 de La Ponderosa en Barcelona.

Antes de ingresar a la residencia, los francotiradores de la policía científica habían ultimado a tres de los acompañantes de Gago Games, cuyos cadáveres cayeron en las escaleras de la vivienda.

Cuando eran las 5:30 am aproximadamente, únicamente quedaban vivos “javielito” y tres miembros más de su grupo. Ese fue el momento que consideraron oportuno los agentes para poner punto final a la refriega.

Con granadas derribaron el portón de hierro de color blanco para ingresar a la fortaleza, mientras otro grupo entró por el techo. En la acción encontraron resistencia, pero sometieron a los sujetos con armas.

Al cesar por completo los disparos en la vivienda de bloques de dos plantas, fueron abatidos por el Cicpc Javier Eduardo Gago Games (24), Richard Andrés Barroyeta Saballo (35), Carlos Eleazar Ponce Marcano (36), Gitter José Quirpa (28), Adelis Enrique Bermúdez (33), Edwin José Márquez Gamboa (35) y Luis Alfonso Arzolay (24).

Los cuerpos presentaron más de seis heridas por armas de fuego. En ambulancias de Protección Civil y Bomberos los llevaron a la morgue del hospital Luis Razetti, donde ingresaron a las 6:05 am de ayer.

No hubo trato
Albis Orlando Pinto Guédez, subdirector nacional del Cicpc, encabezó en persona la acción conjunta con los jefes regionales de la institución y los comandantes de la Guardia Nacional, Polianzoátegui y Policías municipales del estado.

Dijo que nueve agentes de Polibolívar y Polianzoátegui resultaron heridos. Uno perdió una pierna y otros dos se hallan en estado crítico en la terapia intensiva de una clínica privada de Barcelona.

Destacó que fue imposible llegar a un acuerdo con el grupo armado, pues cada vez que se intentaba un acercamiento, lanzaban granadas y disparaban su armas automáticas.

Comentó que se hicieron acompañar de la defensora del pueblo, Brierzy Guzmán, y representantes de la vindicta pública, pero no se logró ni siquiera llegar cerca, porque los individuos respondieron con balas.

Los funcionarios públicos, al no tener garantías de su integridad física, decidieron retirarse del lugar.

Armamento
Según el jefe policial, la vivienda de “javielito” era un búnker con vidrios blindados y paredes dobles de bloques. Este recinto podría pasar a manos del estado según la Ley Antibandas. Se localizaron en su interior un fal, tres pistolas 9 mm, una subametralladora Uzi, un revólver, uniformes similares a los usados por los agentes estadales, seis granadas caseras, 10 cargadores, dos radios y una máscara antigás.

Pinto no descarta que en las próximas horas se detenga al resto de la banda de “javielito”, que estaba conformada por 15 individuos.

Los fallecidos tienen registros y solicitudes por los tribunales de control de Barcelona y diferentes subdelegaciones del Cicpc, por homicidio, robo agravado, secuestro y sicariato.

Pinto indicó que tienen previsto ejecutar un plan de acción durante el entierro de los hombres abatidos.

Los detectives también indagan si funcionarios policiales tienen nexos con el grupo delictivo.

Relación
Refirió el comisario Pinto que las personas asesinadas en barrio Sucre y La Aduana (Barcelona) se hallaban implicados en varios homicidios relacionados con los cupos de empleo.

Conformaban una banda contraria a la de “javielito”, quien habría ordenado a sus hombres darles muerte.

También están implicados en la muerte del subgerente de la Mitsubishi Gustavo Lorenzo Rodríguez (51) y de su hijo Gustavo Daniel Lorenzo (21).

Recuento
La refriega se inició la tarde del lunes, cuando agentes de Polibolívar perseguían a los ocupantes de una camioneta Tucsson que poco antes mataron a tres hombres en la avenida Fuerzas Armadas de Barcelona y a otro en barrio Sucre. Al parecer, los seguían desde el cementerio municipal, donde los homicidas hicieron disparos contra los asistentes al entierro de Gustavo Lorenzo y su padre.

“Los mataron sin importarles sus derechos constitucionales”
Para Miliza Márquez, hermana de Edwin, abatido junto a Javier Gago, la policía científica no investigará la masacre de sus familiares.

Aseguró que las víctimas iban a una reunión de empleo en el barrio La Ponderosa, a las 3:00 pm, cuando aparecieron los policías de Barcelona disparando contra ellos.

Comentó que a estos no les quedó otra alternativa que refugiarse en una vivienda para salvar su vida.

María González, también familiar de Márquez, dijo que los siete hombres querían entregarse, pero los funcionarios de la Guardia Nacional y el Baes les disparaban.

“Fue una falsedad de los policías decir que ellos estaban dispuestos a negociar. La realidad es que no tenían otra intención que matarlos. Ellos pedían un fiscal, pero los policías les dijeron al funcionario que no le garantizaban la vida para que éste no los rescatara con vida”.

Otra allegada de Edwin, Nilda Gamboa, expresó que a éste y los demás “los masacraron a tiros, los mataron sin importarle sus derechos constitucionales”. Agregó que cuando terminó la acción, los policías aplaudieron y comentaron “misión cumplida”.

Se quejaron de que a pesar de tener la autorización de la policía científica para retirar los cadáveres de sus parientes, en el recinto forense se negaron a hacerlo.

También denunciaron que los militares y los agentes golpearon a las mujeres y las arrinconaron contra una pared para que no entraran a la vivienda donde los acribillaron. No cree en las averiguaciones que inició la Fiscalía.

A Gago lo señalaban en más de 50 homicidios
Javier Eduardo Gago “javielito” estaba señalado en las muertes de unas 50 personas, ocurridas entre 2004 y enero de 2010, pero concretamente el Cicpc lo investigaba por 15 homicidios.

Albis Pinto, subdirector nacional de la policía científica, dijo que las últimas víctimas de este joven, que comenzó sus andanzas a los 14 años de edad cuando fue detenido por agentes del Cicpc por robo, fueron Danny Balán (27), Jean Carlos Moreno (21), Henry Marín (18) y Luis Alberto García (20).

Estas muertes ocurrieron la tarde del lunes en los sectores barrio Sucre y La Aduana, en la capital de Anzoátegui.

Al parecer, el asesinato de su primo José Marcano, a las 9:30 pm del sábado 2 en el barrio Cayaurima, desencadenó la furia de “javielito” y su gente, quienes mataron a los cuatro hombres luego que asistieron al entierro de Gustavo Daniel Lorenzo y de su progenitor. Supuestamente, mataron a Marcano cuando lavaba su vehículo cerca de su casa.

En 2005, Javier Gago fue investigado por el asesinato del comisario José Manuel Irigoyen, jefe de seguridad de los hijos del gobernador de Nueva Esparta Morel Rodríguez.

La muerte del excomisario de Polianzoátegui ocurrió en la Maestranza de Barcelona, cuando Irigoyen salió a hablar por su celular y fue emboscado por un adolescente de 14 años.

Se dijo que Gago fue quien le ordenó al menor cumplir el mandato de Nino Guerra, miembro de la banda de “cabeza de kiosco”, con quien el policía discutió por una pelea de gallos. Guerra fue asesinado en el sector Campo Claro al poco tiempo.


Asesinaron a tiros a subgerente de empresa automotriz y su hijo

enero 4, 2010

BARCELONA.- Padre e hijo fueron las víctimas del primer doble homicidio ocurrido en el estado Anzoátegui en el 2010. El suceso se produjo a eso de las 8:30 de la noche del sábado 02/01, en la calle Andrés Eloy Blanco de Barrio Sucre, en Barcelona, municipio Bolívar.

Los fallecidos fueron identificados como Gustavo Lorenzo Rodríguez de 51 años y Gustavo Daniel Lorenzo, de 21 años, ambos domiciliados en la calle II, vereda II, sector III, de Boyacá II, en la capital del estado Anzoátegui.

Gustavo Lorenzo Rodríguez era subgerente de la empresa automotriz Mitsubishi, situada en la Zona Industrial Los Montones de Barcelona, mientras que su hijo Gustavo Daniel estudiaba sexto semestre de Ingeniería Industrial, en el Politécnico Santiago Mariño, localizado en la pasarela de Boyacá II.

De acuerdo con la versión ofrecida por familiares, quienes omitieron sus nombres por razones de seguridad, padre e hijo pasaron el día en playa Arapito, estado Sucre, junto con sus respectivas esposas y una bebé de cuatro meses y medio, hija del muchacho.

A mansalva
Cuando estaban por llegar a su domicilio en un vehículo Mitsubishi Signo, color plata, placas AAO11SB, propiedad de Lorenzo Rodríguez, un grupo de aproximadamente 10 hombres con sus rostros descubiertos y portando chalecos antibalas los interceptó violentamente. Estos iban en una Ford Runner, plateada.

Según los informantes, el ejecutivo empresarial no tuvo más remedio que detener su auto. Los individuos golpearon el carro y les dispararon ráfagas casi a quema ropa y sin mediar palabras.

Mientras esto ocurría, las mujeres corrieron para ponerse a salvo. Afortunadamente no resultaron heridas. La bebé también salió ilesa.

En medio de gritos de terror, los asesinos se fueron a toda velocidad sin dejar rastros. Hasta ahora la policía no ha dado con su paradero.

La cifra de fallecidos por armas de fuego, sólo en Barcelona, asciende a 18 en los primeros cuatro días del año 2010. Entre la noche del sábado 02/01 y la tarde de ayer domingo se produjeron otros cinco homicidios en la capital.

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), subdelegación Barcelona, inició las averiguaciones y tomaban declaraciones de amigos y familiares de los fallecidos.

Aún cuando la prensa no pudo hacer contacto con el jefe de investigaciones del organismo, extraoficialmente se conoció que Gustavo Daniel Lorenzo, conocido como “tabo”, había salido hace 15 días en libertad tras permanecer preso durante seis meses en los calabozos de la zona N° 2 de la Policía de Anzoátegui.

De acuerdo con los registros policiales, el joven supuestamente estaba vinculado con homicidios y secuestros.

Hechos relacionados
Luego del doble homicidio cometido en Barrio Sucre, ocurrieron otros asesinatos que, según fuentes oficiales, podrían estar vinculados.

A las 12:40 de la madrugada de ayer, fue ultimado de 20 impactos de bala el joven Jonathan Barroso Gil, de 23 años de edad, quien residía en la vereda 63, sector II, de Boyacá II, en la capital del estado.

De acuerdo con testigos, Jonathan era perseguido por sujetos desconocidos que lo tirotearon cuando se detuvo en el garaje de una vivienda del sector III de Boyacá II, en un intento por ocultarse de sus seguidores.

Dicen que amigos de Gustavo Daniel Lorenzo iniciaron, después de su muerte, la búsqueda de todos los posibles responsables, entre quienes se presume estaría Barroso, conocido como “tan”. Al parecer, ellos sostuvieron una discusión hace días por razones no especificadas.

Entre las víctimas de la venganza, se presume que también está el distinguido de la PoliAnzoátegui José Gregorio Marcano Quiróz, de 25 años de edad, asesinado de un tiro en la cabeza en la calle Bolívar del casco central barcelonés.

Al parecer, el funcionario estaba lavando su carro, un Chevrolet Corsa blanco, frente a su residencia, cuando un dúo de delincuentes se acercó y le disparó en la cabeza.

Antecedentes
Se supo que hace aproximadamente seis años fue abatido a tiros Jovanny Barroso Gil alias “el perrito”, hermano de Jonathan Barroso Gil (23). El crimen también ocurrió en Barcelona, en circunstancias similares a las de su familiar. Ambos fueron fue víctimas de una venganza. El Cicpc de Barcelona realiza las pesquisas para esclarecer el fallecimiento de Jonathan, conocido con el apelativo de “tan”.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.