Trabajador murió al chocar una camioneta en Barcelona

septiembre 29, 2008

Barcelona.- Madrugar para ir a comprar una bombona de gas le costó la vida ayer a Braulio Emilio Méndez Vásquez, de 29 años de edad.

De acuerdo con testimonios de allegados, el hombre salió de su casa, en la calle 13 del sector Luis del Valle García de El Viñedo, como a las 5:00 de la madrugada.

Méndez iba conduciendo una camioneta Ford, año 86, pick up, color blanco, con la que trabajaba en la campaña del candidato Carlos Andrés Michelangeli. A su lado estaba Joel Rodulfo, de 32 años.

Cuando se desplazaban por la avenida Fuerzas Armadas de Barcelona, a la altura del Consejo Legislativo de Anzoátegui, aparentemente un vehículo les quitó la derecha. Para tratar de esquivarlo, Méndez giró el volante y cayó en una cuneta, lo que provocó que explotara un caucho y perdiera el control. Luego se estrelló contra un poste.

El chofer quedó atrapado dentro del carro y su acompañante, quien milagrosamente salió ileso, lo sacó.

Rodulfo llamó a las autoridades. Una comisión de los bomberos capitalinos llegó al lugar del siniestro. El herido fue llevado al hospital Luis Razetti y falleció a los cinco minutos de su ingreso.

En la morgue le observaron traumatismo cráneo encefálico severo y golpes múltiples.

Augusto Istúriz, compadre de la víctima, contó que Méndez era un hombre muy trabajador, responsable y que nunca había tenido ningún accidente.

Averiguaciones
Una comisión del cuerpo de Tránsito Terrestre inició las indagaciones para determinar las responsabilidades del siniestro.

Ni las autoridades ni los familiares conocían las características del carro que, supuestamente, se le atravesó al trabajador.

Nuevamente representantes del órgano de vigilancia terrestre exhortaron a los conductores a manejar con prudencia para evitar accidentes con saldos fatales.

Carlos Michelangeli lamentó lo ocurrido y manifestó que el fallecido laboraba en su campaña política desde el inicio de la misma. Reconoció que era un trabajador capaz y eficiente que hacía todo tipo de labores.

Michelangeli dijo que se mantendrán pendientes de la familia, para apoyarla en todo lo que sea necesario.
Méndez Vásquez estaba casado con Rosa de Méndez y deja tres hijos pequeños.


Heridos dos trabajadores al estallar tanque de gasoil

septiembre 26, 2008

EL TIGRE.- Dos trabajadores petroleros resultaron gravemente heridos tras registrarse este miércoles, a las 4:00 pm, un estallido en el pozo Perfoalca Nº 3, en el Campo Budare, sector La Verdosa del municipio Miranda.

Uno de ellos es Alberto Jesús Subero Barrios (53), residente de la calle Ruperto Marcano de Oficina Uno en El Tigre. Es soldador de primera y lleva cinco años laborando para Perforaciones Albornoz (Perfoalca). Tiene tres hijas, dijo su sobrino Miguel Ángel Subero.

El otro lesionado se llama Eduardo Coraspe (31) y vive en la calle Santaella de San José de Guanipa. Se desempeña como ayudante de soldadura.

Tras la explosión, Subero y Coraspe sufrieron quemaduras de primer, segundo y tercer grado en 85% de su cuerpo. Fueron recluidos en un centro médico de Pariaguán y después de 20 horas los refirieron ayer al mediodía a la clínica Mazzarri-Rey de El Tigre. Allí los internistas recomendaron que sean trasladados de urgencia a la Unidad de Caumatología del hospital Coromoto de Maracaibo.

No hay seguridad
Pedro Páez, directivo del Sindicato Petrolero en la zona sur de Anzoátegui, refirió que hace tres días fue instalado un taladro en el pozo Perfoalca Nº 3, en predios del fundo El Palote en La Verdosa.

En ese lugar, Subero y Coraspe soldaban la bisagra de una escalera que conduciría al tanque de almacenamiento de gasoil, cuando supuestamente un chispazo hizo que el contenedor explotara y se incendiaran dos trailers y un camión 350.

Los dos trabajadores envueltos en llamas salieron proyectados. Compañeros de faena les prestaron los primeros auxilios y los llevaron al centro asistencial más cercano.

El vocero sindical considera que es una irresponsabilidad por parte de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la cual -según aseveró- no les está exigiendo a las contratistas el cumplimiento de las normas y tampoco ofrece condiciones mínimas de seguridad en las áreas operacionales.

Agregó Páez que una situación similar se presenta en las compañías Petrocedeño, Petroanzoátegui y Proyecto San Cristóbal.

Sin respuesta oficial
Al cierre de esta edición, ni la corporación energética ni la empresa Perforaciones Albornoz habían emitido un comunicado oficial acerca del incidente registrado en Campo Budare.

El Tiempo se comunicó vía telefónica con Manuel Velásquez y Richard López, superintendente de Asuntos Públicos de Pdvsa Distrito San Tomé y de Relaciones Laborales de Perfoalca, respectivamente, quienes informaron que esperaban un pronunciamiento de la alta gerencia del holding en Caracas.

Negligencia
Noel Silva, del Sindicato Petrolero en el sur de Anzoátegui, dijo que las contratistas siguen violentado sin reparos lo establecido en las leyes del Trabajo, Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo (Lopcymat), y contrato colectivo.

Datos extras
2 accidentes laborales de magnitud han ocurrido en Campo Budare en lo que va de 2008. En julio no fue denunciada la explosión de una tubería que supuestamente no causó heridos. Otra registrada el miércoles con dos heridos iba a ser silenciada.


Con tiros de gracia ultimaron a dos jóvenes frente a la UDO

septiembre 26, 2008

A las 6:40 am de ayer , Abelardo José Febres, de 24 años, y Gregory José Tovar Aparicio, de 22, salieron de la calle Sucre del barrio Universitario, rumbo a Puerto La Cruz, en una moto marca Honda.

Unos minutos más tarde, cuando iban a la altura del distribuidor de la Universidad de Oriente, donde aún no ha comenzado el semestre, tres individuos que se desplazaban en un vehículo (del cual sólo se supo que era pequeño), los interceptaron.

El trío de matones los obligó a detenerse y bajarse de la moto, para luego darles tiros de gracia en la cabeza.

Esta es la versión que voceros no autorizados de los cuerpos policiales, dieron sobre el doble homicidio de los muchachos.

Comisiones de Polisotillo, Polibolívar, Polianzoátegui, Tránsito Terrestre y Bomberos de la UDO llegaron a la escena del suceso.

Después de ellos, se presentaron familiares de las víctimas, quienes protagonizaron escenas de dolor que efectivos de los entes de resguardo difícilmente pudieron controlar.

Algunos parientes molestos acusaron a la policía de haber cometido los asesinatos.

Una delegación del Cicpc levantó los cadáveres que quedaron a un lado de la moto de colores rojo y dorado.

En el lugar, los pesquisas colectaron siete conchas de proyectiles. No se informó el calibre de los mismos.

En la morgue del Hospital Luis Razetti, le observaron a Abelardo Febres tres orificios de bala en la cabeza. A Gregory Tovar le dieron un balazo en la parte posterior de la cabeza que le salió por la boca.

Hermetismo
Familiares de Gregory Tovar se negaron a hablar con representantes de la prensa.

Caso contrario ocurrió con parientes de Abelardo Febres, quienes aseguraron que era un muchacho tranquilo y sin problemas con nadie. Dijeron además que estaba desempleado.

Elías Febres, tío de la víctima, contó que su sobrino iba a llevar a Tovar a una construcción en Puerto La Cruz, donde laboraba.

Era el mayor de tres hermanos. No estaba casado ni deja hijos.

De Tovar Aparicio se supo que era conocido como “el bocón” y Febres como “el abe”. Ambos eran residentes de la calle Sucre del barrio Universitario.

Por la forma en que se cometió el crimen, autoridades presumen venganza.

Voz policial
Autoridades informaron que Gregory Tovar (22) y Abelardo Febres (24), asesinados ayer en la mañana, supuestamente pertenecían a una banda delictiva llamada “los peretos”, la cual es señalada de cometer homicidios. Según representantes de seguridad, ambos tenían antecedentes policiales, pero por fallas en el sistema Sipol, no se pudo confirmar esta versión.

ALMA LÓPEZ ESPINOZA


Murió estudiante tiroteado por unos encapuchados

septiembre 25, 2008

EL TIGRE.- Este martes falleció el estudiante José Félix Palma Miranda, de 15 años, quien estuvo dos días recluido en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Luis Razetti de Barcelona, tras recibir cinco disparos.

Los hechos ocurrieron el pasado lunes, a las 10:20 pm, en la calle La Florida del sector Pueblo Ajuro de El Tigre.

Douglas Palma refirió que ese día hubo un apagón en el barrio y su hermano José Félix estaba en su vivienda en la calle 19 de Abril de Pueblo Ajuro. Se mostraba fastidiado porque había mucho calor.

Luego el muchacho tomó su balón de fútbol y dijo que iría a la casa de una hermana para distraerse un rato. Ambos jóvenes se sentaron en el frente y conversaban cuando se acercaron cuatro sujetos en un Corsa gris, cuatro puertas y con placas no precisadas.

Dos hombres encapuchados y armados con pistolas descendieron del carro. Uno de ellos le dio un cachazo a José Félix y lo obligó a subirse la franela, mientras que el otro le disparó en la región pectoral, cabeza y pierna izquierda.

El adolescente agonizante fue auxiliado por un vecino de nombre Jorge Martínez, quien lo trasladó al hospital general de El Tigre. Allí lo operaron, pero debido a su delicado estado fue referido al Razetti, donde murió al día siguiente a las 10:00 pm.

Palma Miranda era el hermano menor del comisario José Darío Palma, jefe de Operaciones de la Policía de Simón Rodríguez.

Posible venganza
El funcionario presume que José Félix fue confundido con otra persona o se trata de una venganza por motivos que desconoce.

Aseguró que no tenía vicios ni enemigos. Era tranquilo y buen hijo.

Trabajaba en un local de comida rápida en la Feria del Sabor y cursaba tercer año de bachillerato en la Unidad Educativa Rafael Andreani. En los ratos libres jugaba futbolito con sus amigos.

Moradores del lugar señalaron que Pueblo Ajuro se ha convertido en un sitio peligroso porque está cerca de barriadas donde operan varias bandas delictivas.

Los detectives del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de El Tigre fueron notificados ayer del homicidio y de inmediato abrieron las averiguaciones para tratar de dar con los culpables.

Cifras rojas
10 muertes violentas se han registrado en lo que va de septiembre en el municipio Simón Rodríguez. En los últimos cinco días asesinaron a balazos y en plena vía pública a cuatro jóvenes. Los funcionarios del Cicpc El Tigre iniciaron las pesquisas e interrogan a testigos para esclarecer los casos y dar con los responsables.


Chofer mató a mujer al defenderse de ladrones en Puerto La Cruz

septiembre 25, 2008

Una nueva víctima inocente cobró la violencia armada ayer en la mañana en Puerto La Cruz. América Álvarez Boada, de 43 años de edad, murió al ser alcanzada por un balazo en la espalda, efectuado por un individuo que se defendía de unos atracadores.

De acuerdo con el relato de testigos, a eso de las 9:30 am, tres delincuentes llegaron a la Ferretería y Materiales Las Charas, ubicada en la calle El Limón del sector del mismo nombre. Los ladrones sometieron a los presentes y empezaron a quitarles las pertenencias.

José Surga, director de Polisotillo, refirió que en ese momento arribó al local el conductor de un camión de transportes y servicios que estaba distribuyendo mercancía en varios puntos de la ciudad.

Surga explicó que el chofer fue abordado por uno de los malhechores y se produjo un forcejeo. El transportista logró zafarse, se fue al camión, sacó un arma de fuego y disparó contra los atracadores, quienes salieron corriendo.

Álvarez iba caminando por la calle de regreso a su casa, cuando escuchó las detonaciones y corrió despavorida, pero lo hizo en el mismo sentido que los maleantes y fue impactada por un proyectil.

La mujer fue llevada por vecinos y familiares a la clínica municipal Jesús de Nazareth, donde murió al poco tiempo.

El comisario Surga identificó al conductor del camión como José García y manifestó que después de efectuar los balazos, el hombre se fue del lugar.

García es buscado por las autoridades para que rinda declaraciones y se aclaren los hechos.

Culpables
Los individuos que atracaron a clientes y encargados de la ferretería fueron identificados como “el alvis”, “richard la barbie” y “el cabezón”, integrantes de una banda de azotes señalada de cometer innumerables delitos en diversas zonas porteñas.

Minutos antes del robo, en la misma calle El Limón, el trío tuvo un altercado con uno de los miembros de otra agrupación hamponil, al que le dieron un tiro en la pierna izquierda.

El sujeto, de 32 años, fue llevado al hospital Luis Razetti de Barcelona.

Comisiones de Polisotillo buscan a los tres asaltantes, mientras una delegación de detectives del Cicpc realizó interrogatorios y recogió evidencias en el sitio del suceso.

Trabajadora
Un primo de América Álvarez, quien falleció de un balazo en la espalda ayer en la mañana, dijo que la mujer trabajó hace 15 años en una conocida zapatería de la zona. Ahora se desempeñaba como secretaría, pero no recordó el nombre de la empresa. Álvarez era la penúltima de 14 hermanos y residía con familiares en la calle El Limón de Las Charas. No deja hijos.

ALMA LÓPEZ ESPINOZA


Buhonero fue ultimado por problema con perros

septiembre 24, 2008

ANACO.- La trabajadora Ángela Martínez estaba desconsolada ayer pasadas las 2:00 de la tarde. La joven mujer trataba de darse consuelo y al mismo tiempo buscaba asimilar la razón por la cual su marido, Carlos Gerardo Graterol Riera, de 32 años, había sido asesinado injustamente cuando se encontraba a escasos 200 metros de su rancho.

La humilde barraca está ubicada en la calle San Celestino del Parcelamiento San Antonio del municipio Anaco.

Ayer en la mañana, su esposo decidió no salir a vender discos compactos (CD) en la localidad de Santa Ana, pues se quedó limpiando el monte del patio trasero de la casa..

Refirió la mujer que Carlos Gerardo le contó que mientras rastrillaba la maleza había visto a alguien escondido entre los arbustos. Al momento pensó que era para matarlo.

Por unos perros
Ángela Martínez señaló que desde hace tres meses ella y su compañero tenían problemas con tres individuos a quienes apodan “el nené”, “el maracucho” y “javier”, por unos perros de la raza Poodle que ellos criaban. “Uno de los cachorros nos los robaron”.

“Ayer, los sujetos tuvieron una pelea conmigo por los animales, luego se fueron. Carlos salió y le fue a contar a mi cuñado Joan lo que pasaba y fue cuando aparecieron de nuevo los hombres”.

Mientras el sol hacía de las suyas en la angosta calle, al parecer, el infortunado hombre vio que se acercaban los tres sujetos armados y amenazaron con hacerle algo a su mujer. Los conminó a pelear como “machos”, pero uno de ellos alzó una bácula y sin piedad le disparó.

Entre los vecinos llevaron a Carlos Gerardo Graterol al Hospital Jesús Angulo Rivas de Anaco, pero ingresó sin signos vitales.

Cuando Ángela llegó al nosocomio se desplomó al conocer la fatídica noticia. Entre sollozos refirió que los problemas con esos individuos surgieron desde que les robaron uno de los cachorros.

Presumían que esos tres hombres eran los que se habían llevado el animalito.

Según habitantes de la zona, a los sujetos les molestaba el ladrido de los perros.

Los cuerpos de seguridad del municipio comenzaron las investigaciones y tomaron declaraciones a fin de esclarecer este caso.

Los pesquisas están tras la pista de los presuntos malhechores.

Cifras rojas
6 personas han perdido la vida por armas de fuego durante los días transcurridos de septiembre. De Carlos Gerardo se supo que era nativo del estado Yaracuy y que había trabajado como vigilante. Era una persona sana. Vivió con Ángela en el estado Bolívar y llevaban apenas seis meses en Anaco. Deja huérfano a un niño de 9 años


Murió sexagenaria baleada en el bulevar 5 de Julio de Barcelona

septiembre 24, 2008

 Dos personas internadas en el hospital Luis Razetti de Barcelona murieron a causa de heridas de bala.

Zaida Soto, de 64 años, falleció después de recibir un balazo el pasado lunes en la tarde, en el bulevar 5 de Julio de Barcelona. La mujer salió herida en el abdomen.

El comisario Mao Villegas, jefe de la Zona Nº 1 de Polianzoátegui, explicó el día del suceso, que Soto fue atacada por un delincuente que quiso robarle dinero y otras pertenencias. Al parecer, ella se resistió y por eso el malhechor le disparó.

El jefe policial indicó que el ladrón, a quien identificó como “el Johnny”, fue capturado por funcionarios cerca del centro barcelonés. Le incautaron un revólver Cocoa, calibre 38.

Sin embargo, un familiar de la víctima que prefirió omitir su nombre, manifestó que la mujer no fue agredida por un atracador.

Contó que él y su pariente iban caminando por el paseo, y cuando pasaban por el sector La Pradera se escucharon unas cinco detonaciones, una de las cuales impactó a Zaida.

El familiar cree que se presentó una balacera entre delincuentes y policías, y uno de los proyectiles alcanzó a la infortunada.

Supo que luego hubo una persecución y los agentes lograron atrapar a uno de los que disparaban.

El ama de casa y madre de cinco hijos fue llevada al ambulatorio Alí Romero y de allí la remitieron al Razetti, donde dejó de existir ayer a las 3:50 de la madrugada.

Lesión mortal
Arquímedes Rafael Monasterio, de 30 años, falleció el lunes, por un derrame interno que le provocó un tiro que le habían dado hacía nueve días.

José Monasterio, hermano de la víctima, refirió que el sábado 13 de septiembre, Arquímedes salió de su casa en la calle Oeste del sector Las Charas de Puerto La Cruz, a las 7:00 am, para realizar unos trabajos de albañilería.

A pocos metros de su domicilio fue interceptado por un maleante que lo despojó de dinero, celular y otras pertenencias, y no conforme con ello le efectuó un tiro en la espalda.

Monasterio fue llevado al hospital Razetti, donde lo operaron y le dieron de alta el jueves 18. El domingo 21 lo trasladaron de nuevo al centro de salud porque se agravó.

El lunes fue intervenido, pero no sobrevivió a la lesión de bala que ya lo había dejado paralítico.

Cifras rojas
32 asesinatos se han registrado en septiembre en la zona metropolitana de Anzoátegui. Con la muerte de Zaida Soto (64) suman 24 los homicidios ocurridos en Barcelona. En Puerto La Cruz van siete y en Guanta se ha cometido uno. Sobre el crimen de Arquímedes Monasterio aún no se tienen pistas del culpable. Se presume sea miembro de una banda de la zona.

ALMA LÓPEZ ESPINOZA


Requisa sorpresiva generó motín en cárcel de Cumaná

septiembre 23, 2008

CUMANÁ.- A cinco días del asesinato del director del Internado Judicial de Cumaná, reclusos de este recinto protagonizaron un motín durante el cual varios de ellos se causaron heridas para impedir que se llevara a cabo una inspección en las celdas.

Ayer desde tempranas horas de la mañana de este lunes reinó la tensión dentro y fuera de la cárcel. Los reos intentaron resistirse al procedimiento, que por órdenes de la Dirección General de Custodia y Rehabilitación de Reclusos, cumplirían funcionarios del Equipo de Reacción Inmediata de Custodia (Eric), adscrito al Ministerio de Interior y Justicia.

Esta comisión arribó procedente de Caracas, juntamente con efectivos de la Guardia Nacional (GN).

Pedro Coraspe, defensor del Pueblo en el estado Sucre, adujo que la reacción de los internos obedeció a la falta de representantes del despacho que él representa y del Ministerio Público.

“Apenas tengo cinco meses como delegado, pero tengo entendido que desde el año 2005 no se realizaba una requisa aquí”.

Los heridos
Los internos que como protesta, se causaron heridas fueron trasladados al Hospital Antonio Patricio de Alcalá, cuya emergencia tuvo custodia castrense.

Los identificaron como Robert Gregorio Pérez (23), Vladimir Chacón (31), Marcos Russo (47), José Peña (27), Jesús María González (30), Alcides Martínez (42), Irwin Vásquez y Anderson Patiño. La mayoría se disparó y cortó en las piernas.

Ya controlado el alzamiento, a eso de las 10:00 am, se esperaban la llegada de Miguel Jiménez, director nacional de prisiones, quien junto con el grupo Eric ingresó al recinto en horas del mediodía para concretar la requisa.

Jiménez manifestó que el objetivo de la acción decidida por Custodia y Rehabilitación de Reclusos, era minimizar o eliminar la existencia de armas en las celdas.

Específicamente la población del pabellón uno hizo resistencia armada, pero se logró persuadir a los internos a través del diálogo y la mediación de Defensa Pública, Defensoría del Pueblo y Fiscalía, como lo señalara Julián Hurtado, presidente (e) del Circuito Judicial Penal del estado Sucre.

La inspección arrojó el decomiso de 44 chopos de fabricación carcelaria, dos pistolas 9 mm, cuatro cargadores pequeños y tres extragrande para armas de igual calibre, una granada piñita, un chuzo, seis escopetas 12 mm, una escopeta 44 mm, 19 celulares, 19 cargadores y 22 baterías de diferentes marcas y modelos.

También, 834 cartuchos 9 mm, siete 44 mm, uno 45 mm, dos calibre 380 mm, cinco cartuchos 7.65 mm, 18 de 28 mm, 92 12 milímetros y cuatro 38mm.

Negativa
Familiares de los internos no abandonaron las inmediaciones del internado judicial hasta asegurarse de que no se hicieran traslados a otros penales del país. Graciela Jiménez, vocera de los parientes, dijo que la requisa “estaba fríamente calculada” desde las 6:00 am.

Lo incautado
Seis niples explosivos, dos bombas lacrimógenas trifásicas, otra modelo ATL 224H, un aparato explosivo hecho por los presos, dos granadas de gas lacrimógeno, un kilo de electrodos y 20 envoltorios de marihuana se suman a lo incautado en el penal local.


De seis balazos mataron a albañil dentro de su casa en Boyacá IV

septiembre 23, 2008

Un hombre fue ultimado de varios tiros, pasada la medianoche del domingo, cuando se hallaba en su propio hogar, en la urbanización Boyacá IV de Barcelona.

El albañil Jefrey Radamés Oliveros Barrios, de 33 años de edad, estaba acompañado de varios familiares en el momento en que un individuo irrumpió en la vivienda ubicada en la calle Nº 12 del sector C.

Luz Guerrero, allegada y abogada de la familia Oliveros, explicó que el desconocido caminó directo hacia la sala donde estaba Jefrey y sin mediar palabras le disparó. Luego salió corriendo.

En las afueras, un cómplice del homicida esperaba en un vehículo, cuyas características no se conocieron. Ambos huyeron.

Dentro de la morada todo era confusión y miedo entre adultos y niños, manifestaron familiares.

El albañil quedó herido de muerte en medio de la sala y parientes lo cargaron para llevarlo a un centro asistencial. Lo habían movilizado pocos metros cuando vieron que dejó de respirar y desistieron.

Tras ser notificadas las autoridades policiales, una comisión de la subdelegación del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), acudió al lugar del crimen.

El cadáver fue ingresado en la morgue del Hospital Luis Razetti, donde le observaron seis heridas de proyectiles: dos en la axila, dos en el brazo y dos más en la pierna, todas del lado izquierdo.

Ayer en la mañana, en el anfiteatro forense, parientes recalcaron que creían que el asesino entró a la residencia con la intención de robar. Sin embargo, voceros policiales consideran que los primeros resultados de las pesquisas arrojan que se trató de una venganza o ajuste de cuentas.

Trabajador
Luz Guerrero aseveró que Jefrey Oliveros era un hombre querido en la comunidad y que no se metía en problemas con ninguna persona.

Jamás le conocieron enemigos e ignoran si había sido amenazado.

Aunque no tenía empleo fijo, realizaba trabajos de albañilería y electricidad a vecinos y conocidos.

La familia exigió a las autoridades que encuentren a los culpables de la muerte del padre de dos hijos pequeños y el menor de varios hermanos.

Trascendió que funcionarios de la zona norte buscan a los implicados en el hecho.

Temor
Familiares de Jefrey Oliveros, ultimado de seis tiros cuando estaba en su casa de Boyacá IV, solicitaron a las autoridades policiales protección para dos sobrinos menores de edad y de otros parientes que presenciaron el homicidio. el domingo a medianoche. Temen que los victimarios, cuya identidad desconocen, tomen represalias.

ALMA LÓPEZ ESPINOZA


Tres carpinteros muertos dejó choque de dos vehículos

septiembre 22, 2008

LA CEIBA.- La peligrosa carretera que conduce desde La Ceiba hasta La Leona, municipio Freites, una vez más sirvió como escenario para enlutar a dos familias venezolanas y a una peruana.

Justo a cuatro kilómetros del restaurante y estación de servicios La Ceiba, a las 11:50 de la noche del sábado, perdieron la vida en forma instantánea los primos Raimer Adrián Rodríguez Peña (33) y Denys Rafael Peña (30), así como el peruano Gerardo Campos Pérez (50).

Los tres viajaban en un vehículo marca Chevrolet, modelo Celebrity sedan, marrón, placas EAZ583, conducido por Campos Pérez, el cual chocó de frente con un minibús de transporte, modelo Encava, placas AC4646, color blanco con franjas azules.

El conductor del bus, Dixon José Monagas Rivero (32), resultó lesionado. Los pocos pasajeros que iban en la unidad, salieron ilesos.

Relato
Según Darwin Carvajal Rodríguez, primo de Raimer, las tres personas procedían de la isla de Margarita e iban rumbo al estado Monagas, donde residían. El colectivo se desplazaba en sentido contrario.

“Mis primos y el peruano Gerardo eran carpinteros desde hacía muchos años. Ellos acostumbraban a viajar para Caracas, Nueva Esparta y otras partes a realizar trabajos que les encargaban”.

Indicó que el sábado a las 8.00 pm, Ramier le hizo una llamada a su hermano Arturo Valderrey Peña. “Le dijo que hoy (ayer domingo) le iba a llevar un dinero producto de su trabajo al sector Sabaneta de Maturín”.

Pero la muerte truncó el viaje. Comisiones del cuerpo de Bomberos y de Tránsito de Anaco acudieron al sitio del siniestro y tuvieron que utilizar la “quijada de la vida”, para sacar los cadáveres.

El impacto fue tan fuerte que los tres quedaron atrapados en el amasijo de hierros.

El tren delantero del bus se desprendió por completo.

Los cuerpos de los carpinteros fueron llevados a la morgue del hospital Jesús Angulo Rivas.

El médico de guardia le observó a Gerardo decapitación y pérdida de mano izquierda, a Denys y a Raimer traumatismo cráneo encefálico severo, pérdida de masa encefálica y politraumatismo.

El herido fue llevado al hospital Manuel Núñez Tovar, de Maturín.

Funcionarios de Tránsito iniciaron las averiguaciones.

Datos
Raimer Rodríguez Peña(33) y Denys Rafael Peña (30) residían en la calle Pichincha del centro de Maturín, estado Monagas. Gerardo Campos Pérez (50), quien era el propietario de la Carpintería donde los tres trabajaban, también vivía en esa ciudad. El primero dejó dos niños en la orfandad, uno de 12 años y una hembra de nueve.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.