Casa Cultural sucrense se esmera en rescatar tradiciones

Cumaná.- Hoy el mundo celebra el Día de la Diversidad Cultural, tras la declaración universal que hizo la Unesco el 2 de noviembre de 2001 para establecer un espíritu de diálogo y preservar la integridad y diversidad de las culturas de sus Estados miembros.

Esta declaración proclama que la cultura “debe ser considerada como el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o un grupo social, y que abarca además de las artes y las letras, los modos de vida, las maneras de vivir juntos, los valores, las tradiciones y las creencias”.

Venezuela se une a este decreto gracias a la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales que tuvo lugar en Paris para el año 2005.

Finalmente, dos años más tarde, la Asamblea Nacional (AN) aprueba la creación de las Casas de la Diversidad Cultural, explicó Omaira Gutierrez, delegada de uno de estos recintos en el estado Sucre.

Hoy en día el país cuenta con diez casas de la diversidad cultural, distribuida en los estados Zulia, Táchira, Aragua, Mérida, Lara, Trujillo, Bolívar, Aragua, Nueva Esparta y Sucre, que se consolidan como espacios para el fomento del respeto de las etnias, la equidad cultural y la difusión de sus diversas manifestaciones.

A partir de estas premisas, la casa de la Diversidad Cultural del estado Sucre, ubicada en pleno casco histórico de Cumaná, tiene una programación permanente que no se limita a los rincones del recinto, sino que traspasa los muros para entrar en contacto directo con las comunidades.

“Hemos trabajado con la diversidad lingüística, artesanal, musical, gastronómica y lúdica. Venimos rescatando el único juego indígena que nos queda, originario de las comunidades Caribe, Kariña y Los Chaimas: la Zarandan, que es parecido al trompo y está en peligro de desaparición”, expresó satisfecha la delegada de la casa cultural en Sucre.

Dedicada labor
Gutiérrez, dijo que se han realizado encuentro de saberes en las poblaciones de Macuro y Guiria, así como también han intercambiado conocimientos con indígenas Waraw, Kariñas y con afrodescendientes de Campoma y Cariaco. “También hemos tenido la oportunidad de preparar comida típica de Paria, como el Talkari de Chivo, el Roti (pastel horneado hecho con harina de trigo) y el Mabi (bebida hecha con la corteza de la planta de Mabi que sólo se da en esa región.

La institución contribuye con el programa de Educación Intercultural, con el fin de promover la cultura en las escuelas.

“Yo creo en el trabajo de hormiga, nuestra meta es difundir estas expresiones de manera masiva, por eso estamos haciendo micros radiales sobre la cultura en el estado Sucre”.

Por su parte, la directora de cultura del estado Sucre, Yoleida Díaz, realzó la riqueza cultural de se da en estas tierras orientales, aunque enfatizó la necesidad de retomar algunas prácticas tradicionales que se han perdido.

“Hay que rescatar la gastronomía, yo veo que el cumanés prefiere comer comida rápida como hamburguesa o perros calientes, en vez de probar una empanada. La lengua Patuá y los juegos tradicionales también necesitan ser tomados
en cuenta”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: