El desafío digital

DESDE CARACAS.- Se viene produciendo en el mundo un cambio de primera magnitud. Aunque resulte un lugar común decir que éste ha cambiado, gracias al desarrollo que han tenido las nuevas tecnologías de comunicación e información. Una rápida mirada a dichas transformaciones nos indica que presenciamos un cambio de envergadura en la forma en cómo nos comunicamos e informamos. Las páginas de este diario son un buen ejemplo de ello.

Hasta hace poco más de una década, los contenidos de un periódico eran estrictamente aquellos que podían imprimirse. Esto le otorgaba ciertas características a la producción editorial: había una hora estricta de cierre, un proceso diario de impresión de ejemplares, su distribución por todo el territorio, hasta que ese diario en papel llegaba a las manos del lector. La posibilidad de que ese lector multiplicase esos contenidos era bastante limitada, a lo sumo compartía o comentaba las noticias con sus amigos o familiares. La lógica de imprimir un diario, sea El Tiempo de Puerto La Cruz o El País de España, sigue funcionando, pero ha ocurrido un cambio sustantivo: la mayoría de lectores ya no están en la edición impresa, sino que son usuarios de la red de Internet. Hay un debate inacabado sobre la vigencia que tendrá el papel impreso en nuestras sociedades, pero aún cuando me inscribo en los que creen que se mantendrán largamente la hoja de papel entre nosotros, lo cierto del caso es que cada vez cobra mayor importancia la versión digital de los medios.

La era digital tiene una lógica diferente, empezando porque ha desaparecido la hora de cierre, tan tradicional en la dinámica de los impresos, pues al momento en que se produce un hecho significativo, sin mayor problema puede cambiarse la versión en línea. Tampoco hay un problema de tamaño, pues hay un ilimitado espacio. Hay, sin embargo, dos características totalmente novedosas en cómo marcha la dinámica digital asociada a la comunicación e información. En primer lugar el formato es multimedia, lo cual implica que no sólo se puede contar o narrar, sino que además ello puede estar acompañado en un mismo espacio de imágenes, vídeos o sonidos; en segundo lugar, otra transformación significativa tiene que ver con el papel de los consumidores de la información, que ahora pueden acceder a ésta en cualquier momento, desde el lugar en el que se encuentren y con infinitas posibilidades de compartir, comentar y en algunos casos hasta protagonizar aquello que se informa.

La propia forma en cómo los ciudadanos nos comunicamos entre sí, hoy día con una marcada presencia del teléfono celular en nuestras vidas, es clara muestra de los cambios que en cuestión de una década se han instalado en nuestra vida cotidiana.

Estas transformaciones digitales y su impacto en el quehacer mediático y periodístico serán el tema central del V Seminario Latinoamericano de Investigación en Comunicación, que organizamos en la UCAB con apoyo de la UCV, los días 8 y 9 de junio, en Caracas, y que lleva por título “Industrias de Contenidos e Integración Digital en América Latina”.

Más información en: www.infocracia.info o a través del número telefónico (0212) 407 4405.

Andrés Cañizalez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: