Organismos arman plan para enfrentar emergencias y desastres naturales

CUMANÁ.- A pesar de que el estado Sucre es una entidad con alta frecuencia sísmica, y con altas posibilidades de sufrir inundaciones y maremotos, hasta la fecha no existe ningún plan cohesionado para resguardar a la población ante cualquier fenómeno natural o un accidente de gran magnitud.

Por esta razón, ayer se reunieron varios dirigentes del área sanitaria de la entidad para comenzar a elaborar el primer Plan regional de la Red de Servicios de Salud del estado Sucre ante emergencias y desastres, auspiciado por la Fundación regional de la Salud (Fundasalud).

José Miguel Antón, coordinador regional de Gestión de Riesgo de Fundasalud, lamentó que desde hace seis o siete años estuvieron engavetados y llenándose de polvo varios proyectos similares.

“Es triste decirlo, pero aquí las autoridades de antes hablaban de que tenían un supuesto Plan “B” para enfrentar emergencias, pero en realidad eso nunca existió. Lo poco que se hizo fue dar unos talleres con el aval de la Organización Panamericana de la Salud a algunos funcionarios, pero luego todo cayó en el olvido”.

Antón, quien fue uno de los socorristas activos tras el terremoto del 09-07-97, enfatizó que el estado Sucre necesita urgentemente un sistema unificado para atender las víctimas y sobrevivientes de un fenómeno natural.

Principios básicos
Entre los puntos que resaltaron en la reunión está el de garantizar servicios hospitalarios seguros. En el supuesto de experimentar un terremoto, los centros asistenciales son los que menos deben sufrir colapso, para atender a los heridos, tal como fomenta la Organización Mundial de la Salud.

Antón cree que la participación activa de los planteles educativos y de los medios de comunicación es esencial para el éxito del plan de seguridad social.

Se espera que dentro de un “tiempo prudencial”, tal como indicó el presidente de Fundasalud, Adolfredo Alpino, esté listo el primer borrador de este plan, el cual será luego presentado a la colectividad.

Defensa de gestión
Santiago Carmona, ex presidente de Fundasalud, aseguró que sí existió un plan integral de seguridad, que incluyó la remodelación de los hospitales y la implementación de un sistema de evacuación en caso de terremotos o eventos similares.

“En esas jornadas participaron los bomberos municipales, Protección Civil y la Red de Atención Inmediata al Ciudadano (Raic). Mientras en otras entidades había epidemias, en Sucre mantuvimos a raya la malaria, el dengue, la palometa peluda y la gripe aviar. No tuvimos planes engavetados”.

Un mes más
Precisamente ayer se cumplieron diez meses de haber ocurrido el terremoto del 11-08-08, de 5,1 grados y cuyo epicentro se produjo a escasos 15 kilómetros al norte de Cumaná. Hasta la fecha, todavía hay paredes agrietadas en el Hospital Antonio Patricio de Alcalá a raíz del temblor.

Datos sueltos
73 fallecidos y cientos de heridos resultaron luego del fatídico “terremoto de Cariaco” de 6,9 grados que azotó a esa ciudad, así como a Cumaná y al resto del estado Sucre, el 09-07-97. Según fuentes oficiales, la cantidad de víctimas pudo ser menor si hubiese funcionado un sistema de seguridad eficiente.

 

ABRAHAM PUCHE

Anuncios

One Response to Organismos arman plan para enfrentar emergencias y desastres naturales

  1. ¿Protección Civil…?
    por Ricardo S. Garabello
    dogollo@argentina.com
    La Protección Civil es mucho mas que un simple enunciado, el voluntarismo de un funcionario de turno, o la letra muerta de leyes y reglamentaciones. Debe ser el establecimiento de una organización permanente que permita disponer de un eficiente y eficaz mecanismo de coordinación, que comprenda: Análisis, Planificación, Información, Capacitación, Preparación, Prevención, Mitigación, Evaluación, Protección, Respuesta, Asistencia, Restablecimiento, Reconstrucción, etc. La Protección Civil es un derecho de la población y su organización una obligación de la autoridad administrativa de cualquier estado.
    El remedio no se encuentra en la creación de un superorganismo sobredimensionado, que pretenda tener mando o injerencia sobre todos los demás o a la fortaleza de un sector determinado. La solución será la participación multidisciplinaria, activa y permanente de expertos pertenecientes a cada organismo, institución y empresa que necesariamente deba intervenir en caso de emergencias o catástrofes. Esto permitirá asignar los roles de liderazgo, definir las reglas de empeñamiento y participación, en cada parte del proceso del evento adverso, según la actividad especifica de cada actor y sus medios.
    El objetivo, es lograr la coordinación coherente dinámica y eficiente de todos los recursos humanos y medios técnicos disponibles, con la finalidad de no superponer esfuerzos y dispositivos de auxilio o asistencia en forma innecesaria, para no dilapidar los siempre escasos recursos económicos y poder utilizar las partidas presupuestarias racionalmente de acuerdo a la oportuna evaluación de daños y análisis de necesidades.
    Un elemento fundamental a tener en cuenta antes de comenzar a diseñar cualquier plan de contingencia, son las comunicaciones. Estos sistemas y servicios se consiguen fácilmente durante la normalidad, por supuesto siempre que se disponga de la correspondiente partida presupuestaria.
    En situaciones criticas por causa de eventos adversos, la realidad puede golpearnos muy duramente, ya que todos los sistemas tecnológicos son vulnerables a la acción de la naturaleza o participación humana. El hecho de disponer de un teléfono sobre el escritorio con salida a varias líneas de la red local o contar con uno o más teléfonos celulares, no garantiza que en el momento de necesitarlos estos sistemas se encuentren en servicio o que lo estén los sistemas equivalentes en el lugar de destino (Las líneas terrestres pueden estar cortadas o saturadas, el sistema de telefonía celular puede estar bloqueado, interferido o colapsado y los equipos de radio portátiles con las baterías descargadas o carecer de la cobertura necesaria.
    Un solo funcionario con poder de decisión en cualquier empresa u organismo, que desconozca o ignore las disposiciones en materia de preparación y respuesta ante un evento adverso, o crea que esta todo solucionado por existir algún plan o convenio que alguna vez se firmo (pero que nadie conoce sus alcances), dejará un gran bache que nadie tendrá en cuenta hasta que ocurra la catástrofe, pero ya será demasiado tarde. Entonces se tendrán que improvisar medidas y tomar decisiones apresuradas (vieja y enquistada costumbre argentina), ya nadie podrá reemplazar las vidas humanas y bienes materiales perdidos. Por supuesto, tampoco habrá responsables…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: