Trabajadores despedidos se enfrentaron en la alcaldía

CANTAURA.- 20 trabajadores despedidos de la Alcaldía del municipio Freites, amanecieron ayer dentro de las instalaciones.

Desde el pasado martes estaban allí, de forma pacífica, con colchonetas y sabanas, para presionar por el pago de sus prestaciones sociales y otros pasivos laborales.

Pero esa tranquilidad se rompió ayer en horas de la mañana, cuando los empleados activos del ayuntamiento intentaron pasar a las oficinas.

A los obreros, los manifestantes tampoco les permitieron la entrada a la alcaldía. Ellos iban a cobrar sus sueldos semanales.

Se encontraron con una ex trabajadora encadenada, llamada Mary Flores, que exigía a gritos sus prestaciones. Las puertas estaban cerradas con llave y cadenas.

En la puerta de la sede se registró un fuerte enfrentamiento verbal entre ambos grupos, manoteos, insultos, groserías, pero las acciones no llegaron a mayores, pues la reja permanecía cerrada.

El encontronazo se produjo a eso de las 8:00 am, cuando los obreros activos intentaron ingresar al ayuntamiento para cobrar en el banco Banesco que está dentro de la alcaldía.

Sin embargo, los empleados de la entidad bancaria tampoco lograron pasar.

Resguardo
El edificio, en su parte externa, amaneció custodiado por funcionarios de la Policía Municipal de Freites, que no lograron mediar con los tomistas para que abandonaran las instalaciones. El director del ente de resguardo, Miguel Medina, señaló que el miércoles en la noche intentaron desalojarlos, pero se negaron a salir.

Añadió que se abstuvieron de utilizar la fuerza y sólo cerraron las rejas para resguardar los bienes, documentos, oficinas de la alcaldía y el banco.

Los grupos estuvieron insultándose hasta horas del mediodía, cuando se presentó la defensora del Pueblo del estado Anzoátegui, Briezy Josefina Guzmán Missel.

Después de casi una hora de conversación con tomistas y trabajadores activos, la funcionaria logró conformar una comisión con representantes de los dos grupos que iría a conversar con la alcaldesa Evelyn Urdaneta, a fin de buscar una solución al conflicto.

Alegó que se presentó en el lugar para defender los derechos de los despedidos y no permitir ningún enfrentamiento.

“Ellos tomaron la alcaldía porque les deben sus prestaciones. En dos mesas de dialogo que he sostenido con autoridades municipales, no han querido dar un finiquito al reclamo. Queremos buscar una solución “

Refirió que ya hay una sentencia, en la que se establece el reenganche y pago de salarios caídos de siete ex trabajadores, y hay 41 que están reclamando por la vía administrativa, de un total de 700 que fueron despedidos en diciembre de 2008.

El abogado de los despedidos, Asdrúbal Román, aseguró que la toma no tiene tinte político”. El problema data de diciembre de 2008 cuando fueron despedidos. Sólo exigimos que se cumpla la ley. Eran trabajadores con siete y hasta 25 años de trabajo continuo”.

La directora de Recursos Humanos de la alcaldía, Blanca Noguera, indicó que de 48 ex trabajadores, siete interpusieron demanda ante la Inspectoría del Trabajo.

Dijo que recibieron la notificación de providencia administrativa de la Inspectoría del Trabajo, fecha 22/5/2009.

Sin embargo, la Sindicatura determinó ir a la vía del Contencioso Administrativo.

“La decisión no está ajustada a derecho, porque está viciada de toda nulidad”.

“La Inspectoría del Trabajo y el abogado defensor solicitaron el cumplimiento de la decisión por vía forzosa y les informé que se procedió a ir por la vía judicial como corresponde”.

Con relación a los 41 casos que se encuentran en reclamo amistoso, acotó que las prestaciones sociales les fueron canceladas totalmente.

Los despedidos Militza Medina, Dalia Medina, Mary Flores exigían el pago de sus prestaciones y amenazaron con continuar la toma hasta obtener respuestas positivas.

Explicación
La síndico municipal de Freites, Judith Pérez, dijo que la decisión de la Inspectoría del Trabajo es una providencia administrativa a favor de solo siete trabajadores despedidos, para los que pide el reenganche y el pago de los salarios caídos. Agregó que la alcaldía decidió acudir a los órganos jurisdiccionales, como se los permite el articulo N° 456 de la Ley Orgánica del Trabajo. “Esta decisión está viciada de nulidad absoluta. No se tomaron en consideración las pruebas que aportó la alcaldía al momento de la etapa probatoria”. Ayer se supo que los obreros activos lograron cobrar sus semanas de salario en otra entidad bancaria

ZOBEIDA SALAZAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: