Gremio: déficit de generación aumenta fallas de electricidad

La crisis del sistema eléctrico en el estado Anzoátegui tiene varios orígenes. Sin embargo, para los dirigentes sindicales de la C.A. de Administración y Fomento Eléctrico (Cadafe), la principal causa es la falta de generación.

José Rivero, gerente de Comercialización y Distribución de Cadafe en Anzoátegui, indicó que la empresa actúa como receptor de la energía proveniente del Sistema Interconectado Nacional (represa del Guri y Planta Centro, entre otros parques de generación de la compañía y Edelca).

Explicó que la generación interna producida por las plantas principales Alfredo Salazar (Anaco) y la de Guanta, ayudan a mejorar los niveles de tensión y compensar reactivos asociados a las líneas de subtransmisión, a objeto de aprovechar al máximo la potencia activa que es la utilizada por los equipos electrodomésticos.

No obstante, admitió que en los actuales momentos ambas plantas están paradas por mantenimiento.

Juan García, Bernardo Bastardo, Helvin Villalobos y Elis Piguz, directivos del Sindicato de Trabajadores de Cadafe en el estado Anzoátegui, consideran que mientras no se corrija el déficit de generación y se eleven los niveles de tensión de 105 a 115 kilovoltios (KV), continuarán las fallas y el racionamiento.

Plantearon como solución la culminación de la planta Alberto Lovera de la Refinería de Puerto La Cruz, cuya inauguración fue anunciada para el año 2006. “Tiene tres años de atraso y ahora prevén que estará lista para el primer trimestre de 2010”.

También se refirieron a la reactivación de dos generadores de 80 megavatios (MVA) cada uno, de Planta Guanta. “Tienen año y medio paralizados”.

García señalo que la planta de Anaco tiene seis turbinas, de las cuales sólo funciona una, y por ello apenas produce 40 megavatios, aunque fue diseñada para 240 MVA.

Explicó que además de estas dos generadoras, en la entidad están instaladas las plantas Cuartel, Clarines y El Rincón, que sólo trabajan en las horas pico. “Se prenden a las 5:00 pm y se apagan a las 8:00 pm para cubrir la demanda ”.

Rivero aseguró que la Alberto Lovera tiene un avance de 50% de ejecución y cuando sea puesta en marcha, asumirá la carga de la Refinería y liberará la energía proveniente del sistema interconectado, para ser dirigida a la comunidad de la zona norte.

Aclaró que las obras de expansión son a largo plazo y están sujetas a la importación de equipos y accesorios. “Cadafe está a la espera de esos equipos. Por eso no se ha culminado la Alberto Lovera”.

Fallas de transmisión
Aunado a las deficiencias de generación, Bernardo Bastardo destacó que se requieren redes de transmisión alterna porque las actuales están colapsadas. Tienen entre 30 y 40 años en servicio.

Precisó que el problema se agudiza porque la mayoría de los transformadores de las 42 subestaciones del estado, están trabajando al tope de su capacidad, casi al 100%.

Advirtió que esta sobrecarga es general, incluso abarca a la S/E Tronconal V, inaugurada en noviembre de 2008 con el objetivo de aliviar la carga de las plantas de Barcelona y Lechería. “Esa subestación nació sobrecargada”.

Agregó que hace dos años se quemó un transformador de 36 MVA en la S/E Barcelona y hace seis meses ocurrió lo mismo en la S/E Chuparín de Puerto La Cruz. “Desde entonces ambas operan con equipos provisionales de 30 MVA y se transfirió las cargas a las subestaciones Tronconal V, Guaraguao y El Paraíso para suplir los seis MVA que faltan. Esa es la razón de los racionamientos”.

Rivero argumentó que el crecimiento de la demanda de energía de Anzoátegui supera 8,8%, la estimada a escala nacional que oscila entre 3% y 5 %. “Las obras de ingeniería que deberían mantenerse por dos décadas, se reducen a 8 ó 10 años”.

Contrariamente a lo expuesto por los sindicalistas, dijo que el alza de la demanda ha afectado las subestaciones Barcelona y Lechería, mientras Tronconal V permanece desahogada, al punto que no está en la rotación de paradas.

Inasistencia a interpelación
El gerente de Cadafe en Anzoátegui, José Rivero, fue convocado por la Cámara Municipal de Bolívar para la sesión de ayer, en la que explicaría las causas de las fallas del servicio eléctrico, pero no asistió. El concejal Jhonny Aguilera lo calificó como un acto de irresponsabilidad, ya que como funcionario público está obligado a atender la solicitud del ente edilicio.

KATY JURADO

About these ads

Los comentarios están cerrados.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: