Mantra para chavistas

DESDE PUERTO LA CRUZ.- Desde hace siglos, fieles creyentes orientales practican la repetición de mantras, que podría, quizás, compararse con la obligación católica de rezar el Ave María o el Padre Nuestro. Estos mantras son palabras sagradas, de poder, y se utilizan para meditar. Por respeto, no citaré ninguno. Sucede que estamos aquí y tenemos a un presidente medio jodedor que no solamente se ha dado a la tarea de ponernos en plan de odio con sus secuelas mortales de asesinatos al por mayor, sino que, debido a un mal congénito que no sabemos qué carajo es y que está localizado en algún meandro de su cerebro de cro-magnon, se ha dado a la tarea de llevarnos al pasado.

Así nos sugiere cambiar regadera por totuma, luz eléctrica por linterna y todo eso dicho en un tonito burlón que nos hace nombrar el “collar de la madre” a cada rato, porque no es que te quite todo sino que, encima, también humilla.

Que desprecia al venezolano no hay duda. Que le importa un carajo si nos quedamos sin petróleo, sin hierro, sin aluminio, sin agua, sin electricidad, sin carreteras y sin vida, tampoco. Creo que todo criollo, incluyendo a los chavistas, sabe de béisbol. Doy por seguro que a quien le tocara enfrentar a los Yankees de Nueva York, seguro hablaría con el más vergatario de los pitchers venezolanos, digamos, Johan Santana, para tener alguna posibilidad de éxito. Nuestro tipo, no. No cree en méritos, ni en posgrados, ni en doctorados, ni en nada.

Para dirigir a Pdvsa tiene a un técnico mediocre y ya vemos. Para el problema de la luz no busca al mejor ingeniero eléctrico, no; se buscó a un simple técnico.

Venezuela que se hunda. Y así es todo. Por eso, le recomiendo a todos los que aún siguen a Chávez, que sufren de ceguera congénita y les gusta- ¡ay, papá!- un hombre fuerte, que refuerce a su ídolo entonando este mantra.

Como es comunista y admira a Mao, entonces: 1. Buscar un santuario. Aíslarse. 2. Prender un incienso. 3. Poner música relajante.Alí Primera, ni de vaina. 4. Despejar el cuarto de malas vibras. Sacar las fotos de Fidel y del Che. 4. Quitarse los metales. Todo el oro, si es boliburgués y collares babalaos si es un pelabola. Actúan como contras. 4. Prendas de vestir flojas y blancas, aunque les duela. 5. Posición de Flor de Loto, pulgar e índice unidos. 6.- Respirar profundo y suave, varias veces. 7. Ojos cerrados y dirigidos 20 grados hacia arriba. 8.- Visualice a Chávez con cara angelical y repita, como con tono quejumbroso, haciendo un eco dentro de su propia boca. Al final de la primera frase termine la “o” con los labios sellados y nasalmente. Haga lo mismo al final de la segunda con la letra “m”. Estos mantras, a veces, producen milagros y yo, amorosamente, les regalo éste: Chávez ama a Mao – y nosotros tambien. Rezado en cadena, se producirá una transmutación asombrosa en su ídolo y en ellos mismos. Todos se volverán pacíficos, tolerantes, amorosos, rechazarán la mentira y el odio; dejarán de amar al Che y a Fidel y volverán sus ojos a la “divinidad”; Chávez comprenderá que “todos somos uno”, abrazará a Uribe y a Obama, y Venezuela, ahora sí, será la “nueva Jerusalén”, el nuevo Tibet, como está escrito y Chávez nuestro Maharishi. Amén

PEDRO MANUEL VÁSQUEZ ORTA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: