Alan García pide explicaciones a Chile pero exculpa a Bachelet

Lima.- El presidente de Perú, Alan García, exigió ayer al Gobierno chileno que dé explicaciones sobre el presunto caso de espionaje de un suboficial peruano de la fuerza aérea a favor de Chile, aunque exculpó de los hechos a la mandataria Michelle Bachelet.

Cuatro días después de que la prensa revelara la investigación por espionaje contra Víctor Ariza Mendoza, el presidente se dirigió a la nación para manifestar su enérgico rechazo por este caso que calificó de “repulsivo”, después de una reunión de emergencia con el Consejo de Seguridad Nacional.

García aclaró que la culpabilidad no recae sobre el pueblo chileno, sino en “algunos sectores” vinculados a lo que llamó “pinochetismo” dentro de las fuerzas armadas de Chile.

“En ningún momento he dicho que la presidenta Michelle Bachelet sea responsable directa, pero tenemos el derecho pleno de exigir explicaciones, que se destierre de Sudamérica el espionaje y la carrera armamentista”, agregó el mandatario.

García informó que pidió al canciller peruano que se entreviste con la fiscal de la nación para tener los datos, declaraciones y referencias para “poder entregárselas, por encima de la mesa” a Chile.

El canciller peruano, José Antonio García Belaúnde, dijo en declaraciones publicadas ayer por el diario Perú 21, que fue Bachelet quien se acercó a García “por su propia iniciativa a decir que no tenía nada que ver en este asunto. Fue una aclaración sobre su responsabilidad personal, no la de su Gobierno”.

Durante la reunión con el Consejo de Seguridad, el gobernante recibió información sobre las declaraciones de Ariza al juez, los documentos que comprueban las transferencias de dinero recibidas desde Chile y el intercambio de correos entre el agente y un destinatario en ese país sureño.

Según los detalles adicionales del caso, proporcionados por la prensa, Ariza fue detenido el 30 de octubre en Lima, después de una labor de contrainteligencia.

Según los informes filtrados al diario La República, Ariza comenzó a espiar para Chile en 2002, cuando se desempeñaba como agregado militar de la embajada peruana, y los registros de pago revelan que ha estado recibiendo dinero en los últimos siete años.

Además, de la detención de Ariza, el juez Luis Garzón ordenó la de otro suboficial peruano y la captura de dos supuestos militares chilenos, acusados de ser los instigadores de estos delitos.

Chile reitera
En Santiago de Chile, el canciller Mariano Fernández reiteró que “Chile no practica el espionaje y no acepta imputaciones”.

Sus declaraciones se produjeron a la salida de una reunión en el Palacio de la Moneda para tratar la crisis con Perú a raíz del supuesto espionaje a ese país con el vicepresidente de la República, Edmundo Pérez Yoma, y con el ministro de Defensa, Francisco Vidal.

“Chile no tiene nada que ver en este caso, no tenemos ninguna información disponible que permita vislumbrar siquiera algún tipo de participación chilena”, declaró.

Fernández pidió “serenidad al Perú, y en general a la opinión pública, como el mismo presidente García también lo ha señalado”.

EFE-AP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: