Títeres “llaneros” inculcaron la importancia de la higiene

Puerto La Cruz / Anzoátegui.- De la mano de un grupo de mágicos y simpáticos personajes, el grupo Teatro Barinés de Muñecos deleitó a grandes y chicos con la representación de su farsa musical “Rompecabezas”, una pieza que congregó a curiosos y transeúntes del Paseo Colón.

La relativa tranquilidad de la gran vereda costera portocruzana fue rota por un trío de llaneros, que en las adyacencias de la cruz de esta arteria peatonal armó con tubos y telas azul marino un guiñol cuyo telón se corrió para presentar un carrusel de historias protagonizadas por muñecos movidos por cuerdas y por destreza dactilar.

Al ritmo de canciones variadas y alegres y temas incidentales, colocados por Luz María Figuera, Alexander Moreno y César Valero hicieron magia ante los ojos de los pequeñines, quienes sentados en el suelo vieron bailar y jugaron con fantasmas, burriquitas y otros monigotes, que forman parte de este multicolor carrusel escénico, venido del estado Barinas.

“Estamos muy contentos de estar acá en el estado Anzoátegui y más si formamos parte de un encuentro anual tan especial como lo es la XXXIV edición del Festival Internacional de Teatro de Oriente”, exclamó Moreno, quien inició este espectáculo.

Acto central
El cenit de esta fábula, dirigida por Lewis Montero, fue protagonizado por un títere llamado Cordelino, quien junto a su abuela enfrenta los embates del villano “Colerón”, un macabro personaje cuya tarea principal es la de infectar con gérmenes y bacterias a sus víctimas, con la única finalidad de enfermarlas.

En el interín de “Las Aventuras de Cordelino”, nombre de este segmento de “Rompecabezas”, sus personajes les enseñaron a grandes y chicos sobre el valor de una buena higiene personal y del hogar, para mantener a raya la entrada y propagación de enfermedades infecto-contagiosas como el cólera o el dengue o la gripe.

“Más allá de ello también incentivamos la valía de la obediencia y de la verdad en cualquier situación de nuestra vida” señaló Valero, luego de abandonar la seguridad del guiñol para recibir el aplauso del público.

Esta agrupación, con 33 años de trayectoria profesional, no sólo se dedica a presentar obras en espacios públicos, sino que además impulsa a niños y jóvenes de Barinas para que aprendan y multipliquen el arte de construir y manipular monigotes.

MARTÍN CARBONELL SALAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: