Hay agua en la Luna

DESDE PUERTO LA CRUZ.- Ya la agencia aeroespacial estadounidense Nasa, anunció que logró comprobar que existe agua en la Luna. El descubrimiento se hizo luego de uno de sus últimos experimentos en el cual una sonda espacial fue estrellada en la superficie lunar, para luego estudiar los resultados del impacto.

Al fin y al cabo, la Nasa no dice específicamente si en el satélite hay mucha o poca agua, pero sí concluyen con toda certeza, la probabilidad de la existencia del vital líquido en ese cuerpo celeste.

Claro, causa mucha curiosidad la posible presentación del agua hallada en ese sitio: ¿Estará congelada? ¿Será líquida? ¿En estado gaseoso? ¿Cómo sabrá? Estas y otras preguntas ya empezarán a formarse en la mente de algunos visionarios, quienes desde este planeta estarán echando sus cálculos para proyectar los beneficios que puede depararles la explotación de un manantial de agua lunar.

Toda idea de la existencia de agua, va unida por pura lógica a su conducción por una tubería. Les aviso que sería impracticable la construcción de un portento de esa naturaleza que transportara agua desde la Luna hasta la Tierra, por los costos que esa obra de ingeniería implicaría. Pero desde ya advierto que no me sorprendería que alguien que todos conocemos, ofrezca financiar el proyecto, con el fin de proveer de agua a algunas zonas desasistidas del planeta, pero sin pasar justo por aquí, donde estamos más desasistidos.

Dificulto que las futuras bases lunares internacionales se dediquen, de entre esa cantidad de obligaciones que van a tener, a abrir pozos para tratar de sacar el agua contenida en el fondo de la Luna. Bueno, imaginemos que logran sacar agua de esos pozos y la embotellan. Ya en este punto tendrían que determinar el uso que se le va a dar al líquido lunar. No creo que la vayan a utilizar para echársela a las matas, porque de lo cara que saldrá, por lo menos van a querer recuperar la inversión. ¿Y esta agua será potable? Viniendo de la Luna, tendrían que hacerle unos cuantos análisis, pero de seguro le encuentran alguna utilidad que favorezca el consumo humano.

Por lo tanto, veremos ante nosotros los innumerables usos que se le atribuirán a esta singular agua, incluyendo las posibles propiedades medicinales que le puedan ser adjudicadas: quitará las várices, hidratará la piel, servirá como astringente, para dar masajes, curará la diarrea, de suplemento alimenticio, gotas para los ojos, para evitar las patas de gallo, infiltraciones en las rodillas, para levantar los párpados, como sedante, para operaciones de busto, lavados de oído y pare usted de contar.

Y de seguro también estarán los usos alimenticios, por lo que el agua lunar pasará a formar parte de una variada gama de preparaciones que la contarán como ingrediente principal, quizás hasta en alguna mezcla de coctelería para tomarse un dieciocho años con sabor a viaje espacial.

Pero yo hubiera preferido que en vez de agua, hubieran descubierto electricidad, que no la hay aquí, pero que en algún lado debe estar.

sinalucinacionespersonales@gmail.com

JESÚS MILLÁN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: