Asesinaron de dos balazos a comerciante en Santa Inés

BARCELONA.- Los momentos de alegría que disfrutaban miembros de una familia, terminaron de manera sangrienta en la madrugada de ayer, cuando un individuo accionó un arma. Los hechos ocurrieron a las 4:00 am, en la calle principal de la población de Santa Inés, municipio Libertad del estado Anzoátegui. José Enrique Salazar (31) murió al recibir dos tiros y su primo Alexander Rondón (24) resultó herido. Salazar se encontraba en Santa Inés con motivo de la festividad en honor a la Inmaculada Concepción, junto con familiares y amigos. Según relató ayer uno de sus parientes en el hospital Luis Razetti, al lugar donde compartían de tragos y juegos, llegaron dos individuos en estado de ebriedad, preguntando por un tal “ramón”. “Si no lo encuentro voy a matar a uno”, exclamó uno de los extraños. Sacó un arma de fuego y disparó. José Enrique fue impactado por un proyectil en el estómago. Tras caer herido al pavimiento, trató de levantarse, pero el agresor lo remató. Rosa Elena Rondón dijo que al ver a su primo en el piso, Alexander corrió para ayudarlo, pero el hombre armado también le disparó. Rondón fue alcanzado por un proyectil en una pierna. El homicida huyó junto a un compinche, sin que nadie pudiera detenerlos. Salazar falleció ipso facto y a su primo Alexander lo trasladaron a la emrgencia del hospital Domingo Guzmán Lander, en el sector Las Garzas de Barcelona. Señalamiento A las 10:00 am de ayer, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Barcelona llevó el cadáver a la morgue del hospital Luis Razetti. Las pesquisas son realizadas por funcionarios de la subdelegación de Anaco. Trascendió que los agentes buscan a dos sujetos apodados “el cheo” y “el chanito”. El primero, presuntamente, es hermano de un alto funcionario del Seniat en la ciudad gasífera. Salazar residía con su esposa María Herminia Albornoz en la avenida Cumanagoto de Barcelona, adyacente a barrio Corea. Deja huérfanos a dos hijos de un matrimonio anterior. Sus familiares se hallaban consternados por la tragedia que les enluta la navidad. No pidieron justicia, porque creen que esta no existe. Detalles 10 años tenía José Enrique Salazar, encargado de la Tasca Restaurant Los Asadores, ubicada en la avenida Pedro María Freites de Barcelona. Estaba en su negoció la noche del martes, cuando decidió ir con su esposa y amigos a Santa Inés, dode vive su suegra, para asistir a las festividades. El comerciante era fanático del beisbol.

ELEIDA BRICEÑO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: