Suspenden clases en la UDO-Anzoátegui hasta el próximo 7 de enero

Tras dos semanas de saqueos y enfrentamientos entre encapuchados y policías, la decana Patricia Mitchell notificó ayer la suspensión de clases en el Núcleo Anzoátegui de la Universidad de Oriente (UDO). El retorno será el 7 de enero.

Mitchell envió la información a través del departamento de Comunicaciones de la UDO-Anzoátegui.

Esta suspensión ocurre ocho días antes de lo establecido en el cronograma. Los muchachos saldrían de vacaciones navideñas el viernes 18 de diciembre.

Si bien no habrá clases, las actividades administrativas seguirán con normalidad hasta el viernes 18. También continuarán con el cronograma las extensiones de centro-sur y el área de estudios clínicos.

Se desconoce si la decisión fue tomada por un Consejo de Núcleo Extraordinario o por Mitchell, aunque la decana había insistido que no ordenarían suspensión.

Diego Albornoz, miembro de la Federación de Centros Universitarios (FCU), aclaró que esa medida afectará el calendario académico, pero “estamos claros que las condiciones no estaban dadas desde el punto de vista de seguridad. La idea no es irse de vacaciones, hay que sentarse a conversar y ejecutar todos los planes que llevan años diseñados”.

Cuento repetido
Por segundo año consecutivo ocurre el adelanto de las vacaciones decembrinas.

Según el archivo de El Tiempo, el Consejo de Núcleo decidió el 4/12/08 suspender las clases hasta enero de este año, como consecuencia de las fechorías de encapuchados.

El clamor de la comunidad universitaria es por el cese de la violencia y la sanción máxima para los udistas involucrados en los saqueos.

Desde el Movimiento Estudiantil 13 de Abril enviaron un comunicado de repudio a las acciones vandálicas por “distorsionar la imagen del estudiante universitario”.

Rechazan que bajo el manto de la autonomía, los delicuentes se escudan en el recinto y piden a las autoridades universitarias asumir su responsabilidad sobre la seguridad.

“La solución no es suspender clases, es aplicando sanciones a los estudiantes involucrados y metiendo presa a la gente que se mete de otros lados a saquear”, aclaró la joven Mildred Marcano (Ingeniería).

Era de esperarse
La UDO es noticia desde el pasado 9 de noviembre. El semestre debía comenzar ese día, pero producto de retrasos en las inscripciones y en la publicación de los inhabilitados por las medidas académicas, la decana postergó el inicio formal de las actividades una semana.

Los encapuchados se hicieron del control de los portones con el único fin de saquear camiones cargados con diversa mercancía.

Desde el martes 8, la policía regional resguarda los alrededores del campus, pero no por eso han cesado los actos de violencia pues los vándalos se han enfrentado a la autoridad, con piedras. Ese día fueron aprehendidas 13 personas, presuntamente involucradas en saqueos y en la quema parcial del decanato.

Hasta el cierre de esta edición se desconocía si los aprehendidos habían sido presentados ante la Fiscalía. Lo cierto, es que en las afueras de los Tribunales estaban desconsolados los padres de los detenidos en compañía de estudiantes, quienes exigían al gobernador, Tarek Saab, la liberación de éstos jóvenes.

Incompetencia
El gobernador Tarek W. Saab declaró este martes: “Ella (la decana) debe aplicar medidas, si no, que renuncie” Aclaró que las autoridades udistas deben aplicar sanciones y “se han hecho de la vista gorda ante esta tragedia que socava la universidad”.

Decisivo
El Consejo Universitario se instalará el próximo martes en Cumaná. La decana Patricia Mitchell presentará los expedientes de los estudiantes involucrados en hechos violentos y pedirá la sanción máxima (expulsión) y que los casos pasen a Fiscalía.

MORALIS LARA

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: