Y vienen más

DESDE PUERTO LA CRUZ.- Poco se ha dicho sobre la debilidad de nuestras instituciones ante esta crisis de los bancos pequeños, crisis que se expresa no sólo en las detenciones de empresarios vinculados a las altas esferas del poder sino también a la intervención de bancos ligados a los dos grandes grupos de poder dentro del chavismo. Cayeron los de José Vicente y los de Diosdado en una ofensiva que fundamentalmente delata los grados de complicidad y de tráfico de influencias que les ha permitido, en menos de una década, amasar semejantes sumas de dinero.

Resulta difícil creer que lo que estaba de boca en boca en nuestro pueblo, el presidente Hugo Chávez no lo supiera. En la Gran Caracas era recurrente el comentario de cómo esos grupos compraban bancos con el dinero de los ahorristas o con los depósitos del Estado, pero nadie se atrevía a decir nada, ni en lo interno del Psuv, ni en nuestras precarias instituciones, los servicios de inteligencia tenían muy claro, desde hace tiempo, el juego, pero nadie tomaba decisiones.

¿Qué explicación puede dar la Contraloría General del Estado y la Súperintendencia de Bancos?, ¿Cómo se permitieron esas compras de bancos con el dinero de los ahorristas y de las inmensas colocaciones de instituciones financieras del Estado?, pero esto es quizás lo ultimo que sucedió. ¿Cómo Chacón y Torres Ciliberto, de la noche a la mañana, pasaron a ser banqueros, gracias a los contratos y los beneficios por el trato preferencial en las notas estructuradas y en la compra de bonos argentinos y del gobierno que hace dos años salió a relucir con el caso de la maleta y las grabaciones del FBI donde uno de los implicados se ufanaba de cómo ganó en un día 100 millones de dólares? La lucha contra la corrupción es una de las llagas de este gobierno. Quizás las únicas medidas ejemplarizantes después de 11 años de gobierno, son estas, las que se han tomado contra los banqueros ligados a los grupos de poder dentro del chavismo. Falta mucha tela por cortar y desenmarañar del intrincado nudo de tráfico de influencias que sale al descubierto con las recientes intervenciones. La estampida es enorme y el silencio sepulcral.

La oposición decía que esos eran los intocables. Razonaban su argumento con la afirmación de que esos grupos tenían información muy comprometedora contra el gobierno y además tenían dinero para pagar un golpe y es en base a esos argumentos que justificaban su definición de intocables. Cada vez que los oía decir eso recordaba una frase de mi hermano: Durante el paro petrolero surgieron contradicciones en el cuerpo gerencial que manejó la crisis. Recuerdo que en una discusión muy álgida Luis Marín me dijo: ¨Dile a tu hermano que el Presidente es incondicional conmigo”, cuando se lo comenté, mi hermano me respondió: ¨Ese pendejo no sabe que todos somos incondicionales con Chávez, pero Chávez no es incondicional con nadie¨.

Cada vez escucho con más fuerzas las acusaciones contra el Ministerio Público, algunos lo acusan de negligente. Muchos argumentos indican que el asesinato de Danilo Anderson se debió más a la investigación de estos grupos que a los grupos de poder de la derecha; lamentablemente la actuación de Isaías Rodríguez fue tan vergonzosa que, sin duda, este asesinato quedará como otro de los cangrejos no resueltos del país, pero el Ministerio Público tiene mucho que decir y que hacer en esta ofensiva contra la corrupción y deberá poner al descubierto la red de complicidad y la flaqueza institucional que permitió los exabruptos cometidos por estos banqueros recién llegados. Si la información y la estrategia vinieron de la isla, en estos momentos no es relevante, lo relevante es hasta dónde llegaremos con ella.

WILLIAN JOSÉ RODRÍGUEZ GAMBOA

Anuncios

One Response to Y vienen más

  1. Elio Reyes dice:

    “Resulta difícil creer que lo que estaba de boca en boca en nuestro pueblo, el presidente Hugo Chávez no lo supiera.”

    Bueno, pues, la cita anterior representa un sentimiento y una verdad que irá cada vez más despertando en las mentes de los venezolanos, a medida que se haga evidente que ni juntando toda la riqueza del mundo se puede financiar tal proyecto y mucho menos estando éste soportado sobre las debiles bases en las que se encuentra, incluso hasta antes de su nacimiento. Ya la cosa va tan lejos, al menos desde el punto de vista filosófico e ideológico, que falta poco para que se hable claramente del equivalente criollo del Superhombre de Nietzsche.

    “La oposición decía que esos eran los intocables.”

    ¡Vaya! ¡Vaya! Les recomiendo entonces estudiar la Historia para que se den cuenta que en las Revoluciones (neo o seudo) nada ni nadie es imprescindible ni intocable, todo es cuestión del momento y de las circunstancias. Si se requiere sacrificar a un amigo o aliado para salvar el proyecto así se hará. Si no es así entonces preguntémosle a Lina y a algunos otros y repasemos la Historia de la Revolución Francesa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: