Molina: Ley de Emolumentos llevará a ajustar otros sueldos

 Uniforme salarial. La aprobación de la Ley Orgánica de Emolumentos para Altos Funcionarios del Poder Público, si bien signa un cambio en los sueldos de estos funcionarios, no impacta en el corto plazo al resto de los empleados de la administración estatal.

Sin embargo, desde la Asamblea Nacional (AN), anticipan que el nuevo instrumento legal, a la postre, generará la revisión de los salarios de todos los funcionarios públicos del país.

De esta opinión fueron los diputados Juan José Molina (Podemos-Bolívar) y Luis Tascón (Nuevo Camino Revolucionario), quienes aunque divergen en ideología, coinciden en que con la nueva normativa se busca cerrar la brecha salarial que existe entre los diferentes niveles de trabajadores de la administración pública.

Sin cajas negras
Este miércoles, la AN aprobó la Ley de Emolumentos, la cual fue presentada por Tascón en febrero de 2007, pero recibió la primera discusión en marzo de 2009, y espera su sanción para ser publicada en Gaceta Oficial. El instrumento suma 56 artículos, 3 disposiciones transitorias y una derogatoria.

La norma establece una escala salarial, cuyo tope es 15 salarios mínimos (Bs. 14 mil 386) y el mínimo es la suma de seis (Bs. 5 mil 754).

De acuerdo a Tascón, la brecha abismal entre los ingresos de los altos funcionarios y el resto de los empleados públicos comenzó a corregirse, pero advirtió que “no se ha llegado a lo que se busca”, que es -dijo- mayor igualdad.

Para Molina, la Ley conllevará a la realización de “una nueva escala salarial de la administración estatal”, pero indicó que aunque tendrá que aplicarse “con cuidado” por los contratos colectivos, ya hay antecedentes de cambio en los ingresos, como es el caso de registradores y notarios.

Reconoció que con la nueva Ley, un jefe de una oficina pública tendrá un sueldo inferior al de empleados de menor jerarquía, lo que fue convalidado por Tascón, quien añadió, que “poco a poco se irán uniformando los sueldos. Se van a equilibrar y normalizar”.

Aunque Tascón señaló que los sueldos del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) son “una caja negra”, apuntó que se ventila que un magistrado percibe hasta Bs. F 40 mil al mes -sin sumar bonificaciones especiales- pero su sueldo caerá a Bs. 14 mil 386, es decir64 % menos. En el caso de los rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE), se supo extaroficialmente que ganan aproximadamente Bs. F 35 mil, pero tendrán que ajustarse a la misma cantidad de los magistrados.

Sin bonos
Para Tascón, el logro de la Ley es que los funcionarios que usaban los emolumentos para “enriquecerse de la noche a la mañana tendrán que limitarse”, pues en el socialismo no “caben los privilegios”.

Molina, dejó claro que la nueva norma impedirá el cobro de comisiones o bonos para esquivar la regulación. Explicó que mientras un empleado sin jerarquía, podrá ganar hasta 6 meses de aguinaldos por contrato, los magistrados; rectores; contralor, fiscal y defensor; ministros y presidentes de empresas públicas, tendrán que conformarse con 3 meses, y tendrán prohibido cualquier “gratificación, indemnización, bonificación, asignación o reconocimiento pecuniario”.

El funcionario que no se ajuste, advirtió Tascón, estará delinquiendo, porque ahora cobrar bonos o comisiones es un delito en Venezuela.

Bancos públicos
La Ley de Emolumentos establece que el pago de emolumentos, jubilaciones, pensiones y beneficios sociales de altos funcionarios, personal directivo y de elección popular se realizarán sólo mediante cuentas bancarias en entidades financieras del Estado.

De interés
5 años inhabilitado para ocupar cargos públicos, es una de las penas que se aplicará a los altos funcionarios que violenten el tope de ingresos mensuales fijado por Ley de Emolumentos. También se fijan multas y prisión para quien reincida.

ANDREÍNA VARGAS

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: