Estado y división de poderes

DESDE ESPAÑA.- La presidenta del Tribunal Supremo de Venezuela ha declarado que la división de poderes debilita al Estado. Dejando de lado la supuesta capacidad de la mencionada funcionaria para emitir opinión sobre el constitucionalismo moderno y las tendencias contemporáneas del Estado de Derecho, la realidad de los hechos transforma en virutas su planteamiento.

Sin ir muy lejos el odiado Imperio del norte es el más acabado ejemplo de división de poderes a todos los niveles y de soberanía compartida entre los 52 Estados y el gobierno federal. La Corte Suprema de ese país ha hecho de su independencia una bandera y el poder Legislativo no teme contradecir al presidente de turno cuando sus decisiones afectan a sus representados. No hay un ejemplo más apropiado para mostrar la fortaleza de la división de poderes.

La Unión Europea es un modelo en continua evolución que se distingue por la división absoluta de funciones entre los distintos órganos e instituciones y por la colaboración entre diferentes instancias para acometer las tareas correspondientes. Hasta la reciente aprobación del Tratado de Lisboa, la UE ni siquiera tenía un Presidente y todo se resolvía entre la Comisión Europea y el Consejo.

El tribunal de la Unión Europea dicta decisiones que deben respetar todos los Estados soberanos y son precedentes para todo tribunal, sea español, alemán o francés, por nombrar algunos de ellos.

La experiencia de sesión de soberanía de la Unión no ha debilitado a ninguno de los Estados que forman parte del mismo, y la gestión de la crisis económica mundial ha afectado menos a Europa que a los Estados Unidos con marcada mejoría de la zona euro.

Por el contrario, los sistemas de centralización del poder de corte socialista han terminado todos en rotundo fracaso empezando por la Unión Soviética y terminando en Corea del Norte. No nombro a Cuba porque de inmediato saldrá a
relucir que no ha avanzado por causa del bloqueo.

Cuando el poder se centraliza en una instancia, sea este la Asamblea Nacional o la presidencia el sistema se desnaturaliza y el poder judicial en sí, más débil que los otros dos, termina de lacayo de las apetencias del déspota de turno, olvidando su función de protección del ciudadano frente al poder.

La concentración de poder en un ente físico como el presidente o en una instancia inmaterial como el Estado impide el cumplimiento de las funciones asignadas a cada organismo. De esta manera, el poder deja de cumplir su función de distribuir bienes, ofrecer seguridad y asegurar el bienestar de todos sus ciudadanos viéndose obligado a recurrir a la violencia para mantener al pueblo sometido.

El poder único y centralizado es lento porque las órdenes tardan mucho tiempo en llegar a los encargados de su cumplimiento, es ineficiente porque todos temen hacer las cosas mal y ser defenestrados de sus cargos. Carece de control porque nadie osa decir al mandante que se ha equivocado y no tiene supervisión porque sólo Dios está en todas partes y el que te dije no es Dios.

En la división de poderes y el control que ejerza cada uno de ellos sobre el trabajo de los demás está la clave de un gobierno democrático que reúna lo bueno de las organizaciones grandes como sería el verdadero Estado federal, y lo bueno de las organizaciones pequeñas como serían los Estados, los consejos municipales y las organizaciones comunales en contacto directo con las necesidades de las personas.

Las cualidades que adornan a la honorable juez pondrán la justicia al servicio del Estado, pero nunca podrán fortalecerlo.

OLIVIA BIASINI

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: