En Haití reina caos y desolación tras terremoto que sacudió la isla

SANTO DOMINGO / GINEBRA.- El caos y la desolación dominan la vida en Haití 24 horas después de una serie de terremotos que afectaron especialmente a la capital, Puerto Príncipe, y causaron “cientos de miles” de muertos, según el primer ministro haitiano.

Puerto Príncipe es hoy un infierno de escombros, cadáveres y miles de personas vagando por las calles, una situación que el presidente de esa nación, Rene Préval, calificó de “inimaginable”.

El primer ministro, Jean Max Bellerive, dijo por su parte que son “cientos de miles” los que han perdido la vida, pero hasta ahora no hay un recuento oficial. Sí está confirmado que al menos 13 latinoamericanos han fallecido y una decena están desaparecidos, casi la mayoría vinculados a las fuerzas de la ONU.

Préval dijo haber caminado ayer entre cuerpos aplastados y oído los gritos de las personas atrapadas en los escombros del edificio del Parlamento, uno de los tantos que no pudo resistir el embate de un terremoto de 7 grados Richter, seguido de tres réplicas, y cuyo epicentro se situó a sólo 15 kilómetros de la ciudad.

El primer ministro, que al igual que Préval reclamó ayuda urgente para Haití, destacó que pese a la horrible situación que se vive, la población se está comportando con “calma”.

“La población ha reaccionado con madurez. La gente está tratando de ayudarse unos a otros, tratando de organizarse”, indicó.

Bellerive subrayó la importancia de que el aeropuerto de la capital vuelva a funcionar con normalidad, pues es una infraestructura imprescindible para comenzar a recibir cargamentos de ayuda humanitaria y personal especializado.

Desde el país vecino
Compañías aéreas consultadas por EFE en Santo Domingo confirmaron que el aeropuerto de Puerto Príncipe está abierto, pero que la torre de control sufrió daños severos y que desde la capital dominicana sólo están saliendo periodistas y ayudas en vuelos charter. Sólo hay un controlador aéreo operativo, indicaron.

“La ciudad es muerte. Una parte de Haití se ha destruido”, afirmó el portal Haiti Press Network, uno de los pocos que ha podido actualizar sus informaciones, pues la red de telecomunicaciones colapsó.

También se han venido abajo o han resultado dañados cientos de edificios, entre ellos algunos tan significativos como la catedral de Puerto Príncipe, el Palacio Presidencial o la sede de la ONU, además de ministerios, hoteles y escuelas.

La reaseguradora alemana Hannover Rückversiger se atrevió a hacer una estimación de los daños que le supondrá esta tragedia: hasta 20 millones de euros (29 millones de dólares).

Préval dijo que “el Parlamento se ha hundido, el edificio de impuestos, los hospitales. Hay muchas escuelas derruidas con mucha gente dentro. Todos los hospitales están abarrotados con gente. Es una catástrofe”, añadió.

Subrayó que no ha dormido desde que ocurrió el terremoto y que las calles de la capital estuvieron llenas de gente durante la noche por el temor a dormir en sus casas en caso de que ocurrieran nuevos temblores o porque muchos no tenían ya hogares.

“La noche del 12 al 13 de enero fue sin duda la más larga para los haitianos golpeados por un terrible terremoto que ha dejado enormes cantidades de víctimas y daños”.

La emisora Radio Metropole señala en su web que mientras la ayuda internacional comienza a organizarse, “los haitianos apilan los cadáveres en las calles devastadas de la capital y otros buscan sobrevivientes y muertos entre las ruinas”.

“El caos reina en las calles de Puerto Príncipe, donde varias decenas de miles de personas están en la calle, incluidos heridos graves que reclaman atención médica”, agregó Radio Metropole.

Esta emisora publicó una lista “no exhaustiva y sujeta a cambios” con los edificios importantes “fuertemente dañados o destruidos totalmente” por el sismo, en la que aparecen, además de los ya mencionados, los hoteles Christopher, Montana y Karibé, y la embajada de Francia.

Entre los pocos fallecidos cuya identidad está confirmada está el arzobispo de Puerto Príncipe, Serge Miot, de 61 años. Su cadáver fue hallado entre los escombros del arzobispado.

Además, el jefe de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), el tunecino Hedi Annabi, fue dado por muerto como consecuencia del derrumbe del edificio del organismo internacional a causa del terremoto, según el ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner. A ellos se suman una misionera y once militares brasileños, así como un gendarme argentino.

Promesas de asistencia

  • Naciones Unidas liberará $ 10 millones de su fondo de emergencia.
  • La compañía irlandesa Digicel donará $ 5 millones a agencias de asistencia y ayudará a reparar la red telefónica.
  • La Comisión Europea aprobó $ 4,37 millones en ayuda. Probablemente amplíe el monto.
  • EE UU prometió respuesta militar masiva con 2.000 marines, un portaaviones, helicópteros y aviones de transporte.
  • España prometió $ 4,37 millones y envió tres aviones con equipos de rescate y 100 toneladas de equipamientos.
  • Holanda donó 2,91 millones de dólares y mandará 60 rescatistas.
  • Alemania dio $ 2,17 millones y envió un equipo de emergencias.
  • China donará 1 millón de dólares, según la agencia noticiosa Xinhua.
  • Venezuela despachó médicos, bomberos y rescatistas.
  • México prometió médicos, perros de rescate y expertos en daños estructurales.
  • Cuba ya tenía hospitales de campaña en Haití que han atendido a cientos de personas.

    Cruz Roja calcula 3 millones de damnificados
    El Comité Internacional de la Cruz Roja estima que hasta 3 millones de haitianos han sido afectados por el poderoso terremoto que causó el martes una masiva destrucción en Haití.

    El portavoz de ese organismo, Paul Conneally, dijo que el hecho de que el sismo ocurrió muy cerca de Puerto Príncipe, la capital, “no es un buen indicio”. Recordó que Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, está muy poco preparado para lidiar con un desastre de esta magnitud.

    El vocero de la Cruz Roja le dijo a The Associated Press que tomaría entre 24 y 48 horas para que surja una imagen clara de la magnitud de la destrucción. El comité Internacional de la Cruz Roja y otros grupos de ayuda dijeron que estaban preparando un vasto esfuerzo de socorro.

    La prioridad
    Encontrar y rescatar a sobrevivientes será la prioridad fundamental y los socorristas ayudarán, además, a los hospitales a lidiar con las víctimas y establecerán fuentes de agua potable, dijo el portavoz de la Cruz Roja Simon Schorno, quien declaró a AP que el sismo de 7 grados de magnitud causó “una destrucción masiva en los principales barrios” de Puerto Príncipe.

    Añadió que la Cruz Roja haitiana está completamente abrumada y que existe muy poco o ningún esfuerzo combinado en estos momentos. Dijo que existe “muy poca información sobre la magnitud del desastre”.

    Las Naciones Unidas, que tienen sus agencias humanitarias en Ginebra, también van a enviar equipos de ayuda a la atribulada nación caribeña.

    Funcionarios de la ONU están pasando trabajo para evaluar la magnitud del desastre en medio de los severos problemas de comunicación, dijo Elizabeth Byrs, portavoz de la oficina humanitaria del organismo mundial. Agregó que la ONU está trabajando con la agencia independiente de ayuda Telecoms Sans Frontieres para restablecer inmediatamente las comunicaciones telefónicas, un factor clave en la organización de los esfuerzos.

    Anuncios
  • Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: