Gobernar con los dedos

DESDE CARACAS.- Al gobierno y sus seguidores se les viene el mundo encima. No habrá forma de frenar el tsunami de la frustración de la clase obrera, de los más desposeídos, de quienes creyeron en las promesas de la revolución (sic). “En un eterno esperar se les pasará la vida”

Ya se le ve el huesito a la vieja ubre del Estado. A la recta del zurdo, la cochina realidad comienza a batearla sin piedad.

No hay relevo que valga. Se les agotó el repertorio.

La mentira hace aguas. Pareciera que el pan de piquito también se les está acabando.

De los 10 dedos que tiene el señor Presidente, uno está dedicado a Caracas, según ha dicho la impuesta jefa de gobierno capitalino, Jackeline Farías, en flagrante violación (una vez más) al Estado de Derecho, a la voluntad popular, a la decisión legítima de más de 800 mil electores que eligió a Antonio Ledezma.

Ojalá la funcionaria impuesta a troche y moche tenga suficiente tiempo para cumplir la promesa de sanear el río Guaire, y los caraqueños puedan deleitarse sus sancochos en francachelas y familiares picnic en sus orillas.

Hoy despacha muy oronda desde el palacio de gobierno, con recursos y competencias arrebatadas al alcalde metropolitano, único funcionario electo legítimamente y a quien corresponde conforme con la Carta Magna y las leyes esas funciones.

La venganza es evidente. Les duele y no superan los fracasos electorales, representados en sus malos candidatos, groseras campañas, el ánimo retaliativo que les caracteriza y el tufo inocultable a corrupción.

El profesor Aristóbulo Istúriz ha hecho otra de la suyas: sugerir la conveniencia de ir acabando o eliminando las gobernaciones de estados y los municipios, para darle más poder al pueblo a través de los consejos comunales, comunas o estado comunal.

En bulliciosas arengas este docente aludía a que “el mejor gobernador será el que más rápido esbarate su gobernación, y el mejor alcalde, el que mas rápido esbarate su alcaldía”.

Nuevo verbo: “esbaratar”. Se trata, entonces, de la intención deleznable de Istúriz de desbaratar, no sólo el idioma como ha quedado claro, sino también lo que queda de institucionalidad democrática.

Bueno, ya este docente nos tiene acostumbrado a sus cosas: que si Chávez se fumó una lumpia, que la Alcaldía Mayor es un adefesio o un híbrido, que si se debe hacer otra macabra lista al estilo Tascón o Maisanta y un tanto más que no cabrían en este espacio.

Acaso el afrodescendiente Istúriz no fue alcalde del municipio Libertador, miembro y directivo de la Asamblea Constituyente, candidato a cuanto cargo Dios creó.

Y digo más, él estuvo muy cerca del Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, de modo que luce lamentable que no haya aprendido lecciones de civilidad, política, libertad, Derechos Humanos y otros principios y valores consustanciales con el régimen democrático.

Lo que sugiere Istúriz no es más que una puñalada a la Descentralización, contenida en la Constitución de 1961 y aún vigente en la de 1999.

Implica en si misma la muerte de los liderazgos regionales y locales, el alejamiento de los gobernantes con sus gobernados, en fin, un retroceso.

Estado Comunal para mayor concentración del poder, camino libre para gobernar con los dedos. ¡Dios guarde!

penalver15@gmail.com

JESÚS PEÑALVER

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: