Algo de locos

DESDE LECHERÍA.- Muchas veces he dicho que hacer trabajo gremial en Fedeindustria me ha enseñado cosas para las que la universidad no me preparó. Estar acompañado en algunos casos por hombres y mujeres de más edad y con mucha más experiencia me ha enseñado a recorrer algunos caminos con los mismos obstáculos pero con menos errores y, en otros casos por jóvenes contemporáneos, también me ha enseñado a apreciar visiones distintas de una misma situación. Todo ha sido aprendizaje aún cuando muchas de las experiencias no han sido positivas.

Hace como 16 años, cuando recién empezaba a desarrollar un accionar gremial en el campo empresarial, el gobierno nacional pidió entre otros a nosotros, nuestra opinión frente a unas medidas económicas por anunciar. Como es lógico muchas fueron las opiniones encontradas, pero unánime el deseo porque el resultado de su aplicación fuera positivo. En esa oportunidad conocí a un empresario muy respetado en nuestro estado, al que le escuché decir que los empresarios de este país tenemos algo de loco, lo suficiente como para impulsarnos día a día a enfrentarnos a tantas vicisitudes.

Recuerdo esta anécdota, porque creo que esa carga de locura debe privar para seguir adelante ante la adversidad, por encima del debate político y más aún para ser útil a nuestro país en los momentos que vivimos. Y digo esto, porque no son pocos los empresarios que ven con malos ojos la invitación hecha por el gobierno nacional hace unos días a participar del Fondo Bicentenario, y no solo por razones políticas, sino porque han perdido también la fe, después de innumerables invitaciones con la misma intención, que han terminado en frustración y decepción por el no cumplimiento de los programas, entre otras razones, por falta de visión y voluntad política. Razones que en ambos bandos deben ser eliminadas por el bien de nuestra nación.

El Fondo por si solo es insuficiente para evitar que la inflación alcance a fines de año niveles no deseados y no se necesita ser economista o especialista en macroeconomía para saberlo. Es obligatorio que otras medidas acompañen la creación y objeto de este fondo, que por demás saludamos como una iniciativa de gran valor ante la realidad económica que vivimos y que amenaza con oscurecerse.

Entre esas medidas me permito destacar, el otorgamiento oportuno de divisas de Cadivi, la reducción del grado de conflictividad laboral en las empresas y por supuesto, la disminución de la burocracia administrativa en la tramitación de solvencias, certificados y permisos.

El gobierno nacional ha dicho ya a través de sus voceros, no solo que están en conocimiento de las fallas, sino que además están decididos a corregirlas. Soy un hombre optimista a toda prueba que está de acuerdo en que los empresarios tenemos algo de locos, por eso hago votos para que en un esfuerzo conjunto, sin distingos de colores políticos y con verdadera voluntad gubernamental para actuar en beneficio de todos y todas, logremos llevar al país a puerto seguro.

JJ Fermín A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: