Anticonceptivos orales actuales no generan efectos adversos

PUERTO LA CRUZ.- Apesar de que fue uno de los símbolos de la liberación femenina en los años 60 y 70, todavía muchas mujeres -en pleno siglo XXI- sienten reticencia a usar la píldora anticonceptiva e ignoran varios de sus beneficios si es usada, eso sí, bajo prescripción y consulta médica.

En la memoria colectiva, quizás debido a la información que ha sido traspasada de una generación a otra por las antiguas usuarias, persiste la creencia de que las pastillas que impiden la ovulación y regulan el ciclo menstrual, causan aumento de peso, manchas en la piel, dolores de cabeza, disminución de la líbido, crecimiento del vello grueso y riesgos para la salud.

La ginecóloga y obstetra María Serantes refiere que las altas dosis de hormonas que se utilizaban en las presentaciones iniciales, sí causaban estos y muchos otros efectos. Pero la píldora ya ha recorrido un largo camino de 53 años, desde que se aprobó la primera de ellas en Estados Unidos (el Evonid) y actualmente ofrece beneficios adicionales con los fármacos de última generación.

“Los anticonceptivos orales de nueva generación cuentan con una carga hormonal baja que reduce los incómodos síntomas”, explica Serantes. Agrega que se han descubierto y sintetizado nuevas hormonas que, además de ofrecer el efecto anticonceptivo, tienen el valor agregado de que previenen el acné, mejoran la endometriosis, mantienen la líbido y el peso corporal; dan mejor apariencia a la piel, cabello y uñas; y regulan el ciclo menstrual.

La galeno que pasa consulta diaria en la Clínica Municipal del Instituto de Salud de Sotillo, en la calle Libertad de Puerto La Cruz, comenta que esta capacidad de normalizar las menstruaciones, convierte los anticonceptivos orales en uno de los métodos de primera mano para atacar los trastornos de la regla y por supuesto, proteger de un embarazo no deseado.

Otros efectos positivos de las píldoras de nueva generación son la mejoría que ofrecen para las mujeres que sufren del Síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP), incluso ayudan a reducir y desaparecer el problema, asegura Serantes.

El SOP, según lo detalla la página web del Centro de Salud de Mujeres Jóvenes del Hospital de Boston (en Estados Unidos) es un desbalance hormonal que puede causar períodos menstruales irregulares, crecimiento no deseado de cabello y acné. Puede ser leve o severo. “Es una condición común que comienza en los años de la adolescencia. De hecho, casi una de cada quince mujeres
padece de SOP”.

Tomarla sin falta
La mayoría de las pastillas anticonceptivas actuales contienen dos tipos de hormonas femeninas sintéticas, es decir, que fueron elaboradas en un laboratorio a semejanza de las secretadas normalmente por el ovario. Ellas son el estrógeno y la progesterona.

La clave de las píldoras combinadas es que tienen un mecanismo de acción de 24 horas, por lo que deben ingerirse todos los días y a la misma hora para que mantengan su efectividad de 99%, subraya la doctora Serantes.

Si la mujer suele ser olvidadiza, es mejor consultar al galeno sobre otro mecanismo. Dependiendo de las características físicas, médicas y el estilo de vida de cada paciente, hay un tipo de anticonceptivo que será el más recomendado. “No hay que automedicarse. Se debe consultar al ginecólogo sobre el método o pastilla más adecuados”.

Destaca la especialista que para las mujeres nulíparas (que no han tenido embarazos), es ideal el anticonceptivo oral.

“No existe un límite para su ingesta, aunque después de los 35 años suele cambiar el metabolismo femenino y aparecen patologías añadidas que pueden hacer contraproducente tomar la píldora. Después de los 35 años, los dispositivos intrauterinos pueden ser los más indicados”.

Según la galeno “es un error pensar que cuando se toman anticonceptivos orales, hay que dejar de tomarlos un tiempo para que el cuerpo descanse. Este es uno de los mitos que persiste por la experiencia con las viejas píldoras que ya quedaron bien atrás”.

Una de las desventajas es el precio más alto de las pastillas de nueva generación con respecto a las de una sola hormona, porque pueden costar hasta seis veces más.

A tener en cuenta
La píldora no previene las enfermedades de transmisión sexual, comenta la ginecobstetra de la Clínica Municipal de Salud de Sotillo, María Serantes.

Las anticonceptivas pueden ser la solución para las mujeres o adolescentes que sufren severas algomenorreas (dolores menstruales). No deben usarlas personas que hayan tenido hepatitis, pues se metabolizan en el hígado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: