ONU aseguró que ha mejorado la coordinación en Haití

NACIONES UNIDAS.- El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó ayer martes de forma unánime el envío de 3.500 efectivos militares y policiales adicionales a Haití para aumentar la seguridad y asegurar que la ayuda llega a las víctimas del terremoto.

La organización respondió a las críticas y denuncias de que millones de personas aún no tienen comida o agua.

Una semana después del sismo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, dijo que el PMA distribuyó raciones para unas 200.000 personas, muy pocas en comparación con los 3 o 3,5 millones que según el organismo fueron afectados.

Ban indicó que el objetivo es aumentar el número de personas con alimentos a un millón esta semana y al menos dos millones en las dos siguientes.

“La situación es abrumadora”, describió el titular de la ONU a periodistas.

Pero consideró que las “dificultades y los atascos iniciales” para la entrega de asistencia están siendo superados y las operaciones de socorro de la ONU “se están acelerando rápidamente”.

Ban dijo que un nuevo sistema en el aeropuerto otorga prioridad a vuelos humanitarios. Además, hay cinco nuevas vías por tierra para entregar ayuda y los esfuerzos estadounidenses para abrir las instalaciones del puerto de la capital, posiblemente en algún momento de la semana que viene.

Al mismo tiempo, hospitales que sufrieron serios daños están empezando a funcionar con la ayuda de equipos médicos internacionales, el suministro de agua está aumentando y están llegando más tiendas de campaña y refugios temporales, dijo.

“Para aquellos que lo han perdido todo, por su puesto, la ayuda es muy urgente”, dijo Ban. “Aunque quizás ha habido algunas quejas, dificultades e inconveniencias (…) Necesitamos ser un poco más pacientes. Trabajamos día y noche. Así que pueden confiar en el trabajo de las Naciones Unidas y el de otras comunidades internacionales”.

El secretario general adjunto, Edmond Mulet, enviado interino de la ONU para Haití, describió la situación en ese país como “muy estable y normal. Los alimentos han sido tomados de supermercados destruidos y tiendas, lo cual es casi una situación normal en ese tipo de circunstancias”, declaró Mulet.

“Pero no hemos visto todas esas cosas de acciones violentas o alboroto o tropeles de saqueadores o personas atacando o acciones agresivas contra nadie. (…) Yo diría que no es más diferente que la situación que teníamos antes del sismo”.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, irá el lunes a Montreal para la preparación de una conferencia de donantes que reúna fondos para las víctimas del terremoto.

El vocero del Departamento de Estado, P. J. Crowley, dijo a los periodistas que la conferencia aún no tiene fecha.

El drama
Decenas de miles de personas duermen en las calles o bajo cubiertas de plástico en campos temporales y muchos piden agua y comida a cualquier extranjero. Los trabajadores que ofrecen asistencia dicen que temen ir a algunas partes de la ciudad debido a los saqueos y la violencia de haitianos desesperados.

John Holmes, encargado de temas humanitarios de la ONU, dijo que a partir del martes el ejército estadounidense va a usar helicópteros para enviar más paquetes de productos de primera necesidad a zonas seguras en un intento de aumentar el traslado de ayuda. Además, llegarán más cargamentos desde la República Dominicana, por tierra y aire.

Los helicópteros estadounidenses también empezarán a llevar comida a zonas esenciales debido al “tremendo” número de pedidos de escolta para los convoyes humanitarios. Dijo que la ONU necesita esas fuerzas para garantizar la seguridad en las rutas y mantener una “fuerza de reserva” si la seguridad sigue deteriorándose. Le Roy dijo que es necesario tener efectivos policiales en todos los puestos de distribución de agua y alimentos.

Ban agradeció al Consejo de Seguridad el actuar con rapidez y “con un extraordinario poder de decisión”, expresando que el organismo envió “una clara señal: El mundo está con Haití”.

La rapidez con la que los soldados y la policía lleguen a Haití depende ahora de las ofertas de los 191 estados miembros de la ONU.

Emilia Casella, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU, dijo que su objetivo es ofrecer rápidamente 4,2 millones de raciones de alimentos altamente nutritivos para niños y un total de 10 millones de raciones.

“En este tipo de catástrofe, la ayuda no puede llegar en pocas horas”, dijo la portavoz de ayuda de la ONU Elisabeth Byrs. “No se olviden de que este terremoto sacudió a la capital del país. Muchos funcionarios están muertos y muchos servicios que normalmente usamos en caso de catástrofe no están disponibles”.

Buscan vivos
Unos 1.820 trabajadores y 175 perros buscaban por lo barrios de Puerto Príncipe cualquier señal de vida. Los equipos de rescate salían también de la capital hacia otras ciudades afectadas por el terremoto.

Emilia Casella, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU dijo que Estados Unidos ha ofrecido material de ayuda lanzándolo desde helicópteros, una práctica no muy recomendada porque los aparatos pueden desestabilizar a edificios frágiles y además generar confusión. Aún así, EE UU lo ha hecho en zonas seguras.

La pérdida de mucho personal de la ONU también ha retrasado la respuesta de la organización. “Los que estaban allí antes del terremoto están muy estresados”, dijo Elisabeth Byrs

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: