Los eternos rivales se enfrentarán por tercera vez en una final

BARQUISIMETO.- Alrededor de Navegantes del Magallanes y Leones del Caracas se concentra aproximadamente 50% de la afición beisbolera nacional. Principalmente porque son los dos equipos de mayor vida en la Liga y porque desde sus inicios convirtieron sus duelos en algo más que un simple juego.

Un Caracas-Magallanes es un fenómeno social y la final de la temporada 2009-2010 promete ser una de las más vistas.

En los últimos 20 años, los melenudos han sido campeones en tres ocasiones y los bucaneros cuatro veces, dos de ellas ante su eterno rival.

En la tercera edición, los navales parten como favoritos, luego de destacar en la ronda eliminatoria y el round robin. Sin embargo, los felinos están hambrientos de revancha.

Primer episodio
Navegantes y Leones protagonizaron la campaña 1993-94. Los carabobeños contaban con un solvente grupo de lanzadores foráneos, junto a Álvaro Espinoza y Carlos García.

Los caraqueños vivían de la generación de Roger Cedeño, Omar Daal, Bob Abreu, Omar Vizquel y Roberto Petagine. La serie, coincidencialmente, se inició en Valencia y los melenudos se llevaron el triunfo 7-4. Cedeño anotó tres y Abreu bateó trío de hits. La victoria fue para Urbano Lugo y el revés para Jason Grimsley.

La tropa melenuda siguió el dominio y ganó 4-3 el segundo cotejo para dejar a los bucaneros contra la pared.
En la capital y con la ventaja 2-0, el panorama era favorable para los felinos, que además, eligieron a Brad Holman, su mejor lanzador, para abrir el tercer compromiso. Pero desde ese duelo, los navales dieron vuelta a la situación. Donne Wall trabajó siete entradas con siete ponches, para guiar al Magallanes al triunfo 7-2.

Al día siguiente, Ugueth Urbina y Grimsley iniciaron el cuarto encuentro.

Con la pizarra 1-1, Urbina salió para el octavo tramo y regaló boleto a Clemente Álvarez. Luego, un error del camarero Edgar Cáceres en rodado de Brian Hunter permitió la carrera de la diferencia.

John Hudek sacó dos outs en el octavo y en el acto siguiente soportó un ataque melenudo al dominar a Rodolfo Hernández y ponchar a Roger Cedeño, para que la serie se igualara.

En el siguiente compromiso, Leones marcó cuatro en el primer episodio y venció 7-4 a Navegantes en el parque Universitario, para regresar a Valencia con ventaja 3-2.

Carlos García, actual mánager del Magallanes, cambió el rumbo de la final al eregirse como figura en el sexto choque, en el que bateó un elevado corto a los jardines y en veloz carrera se metió hasta la intermedia en la novena entrada. Oscar Azocar avanzó al corredor, que anotó la única rayita del juego.

En el séptimo partido, los felinos explotaron a Donne Wall y Jason Grimsley tiró 6.2 tramos con un solo hit. Los navales aprovecharon dos errores de Henry Blanco y fabricaron siete en el séptimo episodio para ganar 10-3 y quedarse con el campeonato.

Grimsley fue el Más Valioso, a pesar que García lideró en hits con 12 y en anotadas con seis para brillar en la primera serie de los eternos rivales.

Tres años después se produjo el segundo enfrentamiento. Ambos habían ganado campeonatos recientes: Leones en el 95 y Navegantes en el 96.

A pesar que Magallanes nuevamente era favorito, Caracas contaba con los criollos más destacados y con un Omar Daal, que era el mejor lanzador nativo de la época.

El primer juego fue en Valencia. Ramón García por la nave y Daal por los capitalinos se batieron en un duelo de pitcheo, que ganaron 2-1 los turcos. García trabajó ocho actos con una carrera sucia tolerada y Daal lanzó completo y cedió dos rayitas. La diferencia fue un jonrón de Alejandro Freire en el octavo episodio.

En el segundo choque, los bucaneros repitieron 7-3. Luis Raven se fue de 4-2 con vuelacercas y par de empujadas.

La serie se mudó a Caracas y Leones descontó al ganar 5-4 en el tercer juego. Omar Daal abrió el cuarto cotejo, pero una vez más los filibusteros se impusieron 3-2 con Richard Hidalgo como figura al disparar jonrón impulsor de dos.

Ramón García se encargó de terminar la serie en cinco encuentros al permitir sólo tres hits en nueve entradas para blanquear 10-0 a Leones en el propio parque Universitario. Álvaro Espinoza dio cuatro incogibles y anotó tres, Raven sonó jonrón y fletó cuatro.

Nuevo acto
La edición 2010 pudiera ser la serie más pareja de la trilogía de los “eternos rivales”.

Caracas se fortaleció con Julio Mañón, Ramón Ortiz, y Jason Standridge. Magallanes contará con Francisco Rodríguez para solucionar los problemas del último tramo y reforzaron su rotación con Jim Brower. Un departamento que inclinaría la balanza a favor de los bucaneros, que buscarán extender su hegemonía.

Valiosos García
Carlos García, actual mánager de Navegantes del Magallanes, lideró a los bucaneros en la final de la zafra 1993-94. A pesar que la distinción oficial fue para el lanzador Jason Grimsley. En la final de la 1996-97, el abridor Ramón García con dos victorias se erigió como el jugador más destacado

RICHARD GÓMEZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: