Crónicas de color y samba describen el carnaval de Guanta

GUANTA.- El pasado nueve de enero, aún con el sabor a hallacas, ponche crema, ensalada de gallina y pernil en la boca, los habitantes de Guanta se valían de su alegría, desenfado, ritmo y sabor para darle la bienvenida formal a los festejos del Rey Momo.

“El Carnaval es nuestra más pura forma de expresión como pueblo. Nos muestra tal como somos: dicharacheros y amigos del compartir”, refiere Luis Romero, historiador municipal de estos festejos, durante el tradicional Grito del Carnaval, evento que marca el inicio formal de estas festividades de febrero.

“No tenemos una razón única de explicar por qué el guanteño se entrega totalmente a esta fiesta anual, pero te puedo dar fe de que fue en 1979 cuando independizamos nuestros festejos”.

Esta independencia, a la que hizo alusión Romero, se remonta al tiempo en el que Guanta formaba parte del grupo de parroquias que integraban al entonces Distrito Juan Antonio Sotillo.

“Ese año la delegación guanteña a los carnavales de Sotillo estuvo liderada por Luis Rondón. Fuimos al parque ferial de Puerto La Cruz para asistir a la elección de la reina de Sotillo. Allí había candidatas de las parroquias de Pozuelos, Guanta y del Casco Central portocruzano. Al final de la evaluación, el animador anunció como ganadora a la guanteña María Quijada y después señalaron que fue un error involuntario, para darle la victoria a la portocruzana”, relató Narciso López, quien estuvo presente esa noche.

Insatisfechos, desanimados e indignados los integrantes de la delegación de carnestolendas guanteña regresaron a su valle con la firme intención de no participar más en las festividades organizadas por el distrito al que pertenecían.

Festejo inicial
“Nos sentimos estafados. Esa misma semana creamos una Junta de Carnaval propia, que fue presidida por el difunto Luis Cova, con la finalidad de planificar nuestras primeras fiestas autónomas. En ese época Alicia Infante realizó una hermosa fantasía china, que fue admirada por los asistentes a nuestro primer desfile”, afirmó Romero.

En esa ocasión tomaron parte todos los sectores de Guanta, quienes animosos armaron ocho comparsas cuya elaboración fue costeada gracias a la venta de cervezas en diversos eventos.

“Esa simbiosis económica cerveceras y las carnestolendas se extendió hasta 1992. De allí en adelante cada sector se dedicó a realizar bingos, rifas, tómbolas y otras actividades a fin de recabar el dinero necesario para elaborar los disfraces y armar las comparsas participantes. También recibimos algunos aportes por parte
del municipio”, aclaró López.

Felicidad Rizales, coordinadora de cultura del
ayuntamiento guanteño, señaló satisfecha que lo bonito de los preparativos de las carnestolendas de su municipio es que todos participan en su organización y disfrute.

“Familias enteras se trasnochan e invierten de su bolsillo con la finalidad de tomar parte en la creación de las fantasías grupales e individuales que cada año marchan alegres por las calles”, finalizó Rizales.

Tres décadas de fiesta
Teresa “Azuquita” Azócar tiene 61 años de edad. Desde que tenía 30 participó activamente en la organización, confección y puesta en “escena” de diversas comparsas que han quedado en la memoria de habitantes del Valle de Guantar que toman parte en sus animados Carnavales.

“El carnaval es una tradición en nuestro pue- blo. Acá existen familias que han hecho famosos a diversos sectores del municipio por su dedicación y labor en la confección de los trajes y la elaboración de las carrozas que desfilarán por Guanta”.

“Azuquita”, que habita en los bloques de Los Cocalitos, narró que por ejemplo los Quijada hacen vida comparsera en la calle Sucre, los Cardozo son reconocidos a lo largo y ancho de la avenida Arizaleta e incluso gente como María Velásquez ya es sinónimo de festejos de Carnaval en la localidad de Chorrerón.

“Somos gente sencilla, sin muchas pretensiones. Pero cuando festejar nuestras fiestas del Rey Momo se trata, lo hacemos en grande. Somos del tipo de pueblo que a fuerza de samba, color y calor podemos contagiar a quienes nos visitan, esa fue mi labor 30 años”, dijo.

32
trajes individuales
se han inscrito hasta le fecha en la Dirección de Cultura del Municipio Guanta para participar en las fiestas del Carnaval 2010. A ello se suman 14 comparsas y 10 carrozas que darán vida a estos festejos anuales.

MARTÍN CARBONELL SALAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: