Cristo y el Anticristo

DESDE PUERTO LA CRUZ.- Estuve viendo un programa transmitido por The History Channel con el impactante nombre de “El Efecto Nostradamus” Como sabemos, este señor ha sido catalogado como el vidente más certero de todos los tiempos y sus predicciones, escritas en forma de cuartetas, han sido estudiadas por numerosas personas. Nostradamus cuenta con el aval de verdaderos investigadores que se han dedicado a escudriñar y a comprobar la veracidad de sus profecías. Como, además, estamos atravesando- el planeta y la humanidad- por circunstancias tan difíciles y para colmo, los Mayas, famosos por haber elaborado un calendario más preciso que el que nos rige y que tiene la particularidad de llegar hasta el 21 de diciembre del 2012, sin más fechas de allí en adelante, entonces, creo que me acostumbraré a dormir como los llaneros, “con un ojo abierto y otro cerrado” y “el oído pegado a la tierra”.

En el programa referido se nos dice que Nostradamus predijo no uno sino tres anticristos. Los estudiosos han llegado a la conclusión de que este señor no se peló en cuanto a la aparición de Napoleón y Hitler. Los anunció con pelos y señales. La interrogante surge con respecto al tercero que, supuestamente, debe haber ya nacido en Asia o el Medio Oriente, regiones muy conflictivas. Lo interesante es que el tercero, con gran poder destructivo, -¿Ahmadinejad y su bomba nuclear?- estará precedido de pequeños anticristos regados por todo el planeta, que contribuirán a crear el clima necesario para su actuación demoledora. El lector puede, de aquí en adelante, echar una mirada planetaria y analizando el pasado y el presente con todos sus protagonistas, armar su propio rompecabezas y especular lo que quiera al respecto.

Hay material suficiente para ello. En lo que a mí respecta, no certifico ni aseguro que algún Esteban esté en esa pandilla, ni tampoco Nostradamus lo dice. Pero lo que sí puedo es utilizar el análisis y una lógica sencilla para llegar a algunas conclusiones. Por ejemplo, si yo les digo a ustedes que he fundado un movimiento político con inspiración cristiana, entonces es lógico que, siguiendo al Maestro Jesús, debería practicar sus virtudes, divulgar su mensaje y dar el ejemplo cumpliéndolo al pie de la letra. Veamos. Nuestro Señor era muy humilde, compasivo, y amoroso en extremo. Amaos los unos a los otros, fue su consejo. Su regla de oro para toda la humanidad: “no hagas a otros lo que no quieres para ti”. Y a San Pedro, en Getsemaní, le dijo: “Pedro, guarda la espada, pues quien con la espada actúa, morirá por la espada”. Un ejemplo, como vemos de sacrificio, amor y bondad. Ahora, si yo ataco a la Iglesia de Cristo y a sus representantes; si en vez de humilde me muestro arrogante, prepotente, intolerante, vulgar y ricachón; si me confieso marxista o comunista, es decir ateo, sin Dios y sin religión; si predico el odio, diciendo que yo no dialogo porque lo mío es la lucha de clases, es decir, que todos seamos enemigos, entonces, simplemente, yo estoy en contra de Cristo, es decir, soy un perfecto enemigo de Jesús, un “anticristo”. Más claro no canta un gallo, mi querido lector. ¿No es así?

PEDRO MANUEL VÁSQUEZ ORTA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: