En defensa de Laureano

DESDE CARÚPANO.- Estoy preocupado. Mi pana Laureano Márquez, nuevamente, es el blanco de los dardos rojitos. La reacción a su comportamiento pequeño-burgués no se ha hecho esperar. Ha recibido amenazas de juicios. Todo porque se planteó la dicha de un país sin la presencia del orate mayor. El próximo paso será prohibir a los niños que se rían de los payasos en el circo. Considero un deber cívico desempolvar mi espada y salir en defensa del humorista de Venezuela. Él no es mi amigo, es mi hermano. Aquel que se meta con él, lo hace conmigo. ¿Cuál es el problema? ¿Acaso el Magallanes perdió la Serie del Caribe por culpa suya? ¿Uno de sus hermanos es socio de los banqueros que volvieron a desfalcar los dineros del pueblo? ¿Fue mi carnal el que nombró ministros a Samán, Vásquez Orellana, Morejón, Héctor Soto, Rotondaro, Carrizález y su esposa Yubirí, los destituidos en el último mes? No señor. El pavoso está en otro lado. Que yo sepa, los panas de Laureano no andamos comprando haciendas, empresas, yates, mansiones, televisoras, radios y periódicos al amparo de su amistad; mucho menos, nos aprovechamos del poder omnímodo que detenta por escribir esos artículos tan sabrosos. Hasta dónde tengo conocimiento, el único que hace movimientos extraños, paga sus cuentas con maletines llenos de dólares y euros, se la pasa de juerga en juerga bebiendo 18 años y blue´s, es el camarada Claudio Nazoa. Y que conste que él anda en eso desde chiquito. Si alguien me comprueba que por culpa de los trabajos de Laureano nos racionan el agua y la electricidad, yo sería el primero que lo pondría en manos de Valdez para que enfrente el paredón. Será que alguno de sus artículos venusinos causó la quiebra de las industrias de Guayana o el endeudamiento de Pdvsa; o, tal vez, la inseguridad que desata los fines de semana gracias a la borrachera intelectual de los malandros, después de la portada del Tal Cual de los viernes. Laurano, confiesa, sí tú eres culpable de que los pobres sean más pobres y los ricos también, de que exista el desempleo y que el dinero no valga nada. Según el Régimen tú eres el Esteban de tus artículos. Pero como la idea es promover tu defensa, te propongo varias opciones: Plan A: La mejor defensa es el ataque. En lugar de tomar un vuelo para Perú o comprarte un apartamento en Miami con lo que te paga el periódico, publica una crónica que describa seriamente la conspiración cubana que se apropió de los medios de comunicación. Añádele el ingrediente de la conjura de “los hermanos del alma” y el pacto satánico con la boliburguesía. Hecha pa’ lante pero no voltees pa’ tras buscando ayuda. Plan B: Niégalo todo. Di que tú no escribes las canciones y que ese Laureano de los viernes es un seudónimo que usa Teodoro para que la gente no descubra que él es un jodedor con el mejor humor que pueda concebirse. Denúncialo. No hay nada más aborrecible que escribir con seudónimo. Plan C: Inscríbete en el Partido Socialista de Venezuela y busca hacer llave con Mario en La Hojilla. Recuerda que si Arias Cárdenas fue nombrado embajador, puedes fácilmente convertirte en el simpático vocero de este Régimen tan aburrido. Plan D: Efectivamente, comienza a hablar de las relaciones sexuales de los erizos pero, por lo que más quieras, no se te ocurra hablar de las morrocoyas. Querido amigo, aunque nos tiemblen las piernas, estamos contigo. Recuerda que nuestro grito de guerra es “no somos machos pero somos muchos”; y, por cierto, ellos cada día son menos.

Luis Chumaceiro

Anuncios

Una respuesta a En defensa de Laureano

  1. Nestor Alvarez arreto dice:

    Est bueno, asi es hay que defender el humor y hombres ejemplares.Barcelona febrero 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: