A los pies de Fidel

DESDE CARÚPANO.- Al asumir el poder, en 1999, el gobierno bolivariano, revolucionario y socialista -e inepto, militarista y corrupto- encontró en los correspondientes despachos planes, proyectos, programas y, especialmente, la previsión de recursos abundantes para mantener, mejorar y renovar las estructuras del servicio eléctrico nacional, que entonces funcionaba satisfactoriamente, en cobertura plena de la creciente demanda de la población.

El nuevo gobierno no tenía que hacer esfuerzo alguno para que el sistema continuara funcionando sin tropiezos ni altibajos. Bastaba con revisar los planes, proyectos y programas específicos y afrontar su realización sistemática, con base en los recursos millardarios para ello previsto. Pero, como frente a todo el resto del cuadro nacional, el gobierno bolivariano, revolucionario y socialista e inepto, militarista y corrupto, optó por la negligencia, por sustituir a los directivos profesionales y eficientes por servidores fanáticos e ignorantes, en cuyas manos las estructuras del sistema eléctrico como las del educativo, el hospitalario, el vial, de seguridad individual y pública y los de los demás sistemas que traducen o deben traducir el cumplimiento de la responsabilidad del Estado en la atención y la solución de los problemas primarios y esenciales de la población, iniciaron el camino del deterioro paulatino, hacia su inevitable sustitución por un gobierno democrático.

El testimonio institucional del Colegio de Ingenieros de Venezuela y el profesional de los ex directivos de los organismos competentes, irrecusables ambos, concluyen en atribuir al gobierno la total y exclusiva responsabilidad del colapso general de las estructuras del sistema eléctrico nacional, que se expresa en la crisis absoluta de este en todo el territorio, en el racionamiento diario del servicio, en las pérdidas multimillonarias que cotidianamente registran hogares, comercios, industrias…

Los testimonios y las advertencias del Colegio Nacional de Ingenieros y de los ex directivos de los organismos rectores del sistema eléctrico nacional debieron ser suficientes para la inmediata rectificación del gobierno bolivariano, revolucionario y socialista -e inepto, militarista y corrupto-. Pero, por el contrario, ese gobierno insiste en la reincidencia en sus errores. Ahora mismo acaba de anunciarse que dicho gobierno contrató en Alemania, el costo de cientos de millones de dólares, la fabricación y la instalación de una poderosa planta eléctrica. No para el servicio de los venezolanos. No para contribuir a resolver la dramática y aguda crisis eléctrica nacional actual, estimado lector. ¡Para resolver problemas eléctricos en Cuba!!!

El gobierno bolivariano, revolucionario y socialista -e inepto, militarista y corrupto- desafía grosera y abiertamente una vez más a la opinión nacional, a todos los venezolanos, y gasta los petrodólares de Pdvsa, y los impuestos y las exacciones que diariamente saca de los bolsillos de los ciudadanos, no para atender y resolver los problemas básicos nacionales, sino para construir el bienestar de la Cuba fidelista, a la que paulatina y diariamente viene entregando los bienes, los intereses y la soberanía de nuestro país.

HÉCTOR STRÉDEL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: