El cáncer de piel es un enemigo silencioso en expansión

PUERTO LA CRUZ.- Los cánceres de piel pueden presentarse de maneras diferentes. Algunos logran pasar desapercibidos durante largo tiempo por encontrarse en áreas del cuerpo de difícil visualización.

Hay también personas que, por así decirlo, se acostumbran a verse un lunar o tumoración y no se percatan de que ha cambiado de apariencia, que no es simétrico o que sus bordes se han vuelto irregulares.

La Universidad de Maryland en su portal http://www.unm.edu, define el cáncer de piel como “un crecimiento incontrolable de células cutáneas anormales. Si se dejan sin examinar, estas células cancerosas se pueden diseminar desde la piel a otros tejidos y órganos”.

Esta web también alerta que algunas lesiones malignas pueden semejarse a lunares pequeños, mientras que otros son brillantes, escamosos, rugosos o ásperos. Los hay de color rojizo, marrones y parduscos, con costras o sangrantes.

En portales como DiarioMédico.com (de España), en el site de la Sociedad Venezolana de Dermatología y en trabajos científicos divulgados por http://www.scielo.org.ve, coinciden en que para vencer el cáncer de piel es vital ir a consulta, apenas se tenga alguna sospecha.

Acudir a tiempo
Sobre este punto de buscar ayuda profesional y no ignorar las señales o cambios de nuestra piel, ha venido insistiendo en los últimos años, la asociación sin fines de lucro Fundamigos HLP.

La doctora Ana Velásquez de Manyon, cirujano plástico y presidenta de esta fundación, informó que la institución abrió en 2010 una consulta que promueve despistajes precoces de cáncer de piel y aclara dudas a la población. “Se trata de un servicio abierto al colectivo. Allí, cada paciente tendrá la certeza de que está siendo tratado por un personal y un equipo médico capacitado y confiable, con amplia experiencia en este campo”.

Explicó Velásquez que esta consulta funciona una vez a la semana en la sede de Fundamigos, ubicada en la calle Simón Rodríguez de Lechería.

Adicionalmente, realizan operativos de despistaje gratuito y masivo de cáncer de piel y patologías bucales, como el efectuado el pasado 25 de marzo en la fundación.

Refirió que de 22 pacientes que acudieron ese día a la jornada especial, 11 personas (50%) resultaron diagnosticadas con lesiones malignas y premalignas de piel, de las cuales se sospecha que padecen de carcinoma basocelular y queratosis actínicas. El resto de los pacientes fueron diagnosticados con otros tipos de patologías de piel y bucomaxilofaciales. Todos fueron orientados sobre el cuidado, hidratación y uso de bloqueadores solares.

“Es importante divulgar en la comunidad la necesidad de hacer detección temprana de lunares o tumoraciones nuevas o viejas que han cambiado de color, de forma o de tamaño. Cuando hacemos diagnóstico precoz, podemos practicar una cirugía que permita al paciente tener una cura radical”.

La especialista en Cirugía Plástica, Reconstructiva y Maxilofacial explicó que existen tres tipos de cáncer de piel: basocelular, epidermoide y melanoma. “Este último es el más agresivo ya que puede expandirse y hacer metástasis por vía hemática (sanguínea), linfática y por contigüidad. Debe operarse de inmediato y extirparse, a fin de evitar efectos negativos en el paciente. En el caso de los basocelulares, rara vez invaden otras partes del cuerpo”.

Formas y colores
Sobre las características generales que tiene el cáncer de piel y que deben motivar la visita urgente al especialista, se encuentran la aparición de lunares o tumores asimétricos (la mitad del área de la piel anormal es distinta de la otra mitad); bordes irregulares y cambios de color o textura en un área a otra, con sombras de tono canela, café o negra (algunas veces blanca, roja o azul).

También deben vigilarse las modificaciones en el diámetro, sangrado o el hecho de que la lesión sospechosa no sane.

La especialista recomendó revisarse periódicamente (semanal o mensualmente) los lunares en la piel e incluir esta rutina como un hábito. Se puede utilizar un espejo o procurar la ayuda de otra persona para que revise la espalda, los hombros y otras áreas de difícil observación.

Entre las herramientas de prevención, Velásquez advirtió que estas deben incluir la hidratación y limpieza adecuada de la piel, así como el uso de bloqueadores solares. “En pacientes que ya han tenido tumoraciones de piel, se recomienda que visiten a su médico tratante tres o cuatro veces al año para revisiones especializadas”.

Para comunicarse con Fundamigos y pedir una consulta puede llamar al 0281-2816141 y 2816158.

Prevención
La mejor forma de prevenir el daño en la piel, incluyendo muchos tipos de cáncer, es minimizar la exposición al sol. Para ello, protéjase de los rayos solares siempre que pueda. Use prendas de vestir protectoras como sombreros, gorras, camisetas de manga larga, pantalones o faldas largas y evite la exposición directa al astro rey entre las 10:00 am y las 4:00 pm. Aplique bloqueadores con factor de protección solar (FPS) de al menos 30, y aplíquelo por lo menos media hora antes de la exposición. Úselo con frecuencia.

GABRIELA DÍAZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: