Un hombre falleció y dos jóvenes resultaron heridas en un vuelco

mayo 5, 2009

EL HATILLO / PEÑALVER.- Cerca de la medianoche del domingo, un accidente automovilístico ocurrido en la parroquia Sucre del municipio Peñalver dejó como resultado una persona fallecida y dos gravemente heridas.

Una camioneta Chevrolet Blazer gris, placas KAL-72D había volcado en el sector Las Cruces, en la vía que conduce hacia la población de El Hatillo. En su interior viajaban Hugo Venancio Becerra Gutiérrez (29), conductor del vehículo; Yerahim de Jesús Rodríguez (25) y Epifania del Valle Irigoyen Guerra (20).

Al ser notificados de lo ocurrido, los cuerpos de seguridad acudieron al lugar. Cuando llegaron, Gutiérrez ya había perecido. Fue trasladado en una furgoneta de la subdelegación del Cicpc Puerto Píritu hasta la morgue del hospital Luis Razzeti de Barcelona.

Las dos jóvenes lesionadas fueron recluidas en el hospital Antonio José Rondón Lugo de Clarines. Rodríguez sufrió traumatismo craneoencefálico leve, con herida facial que ameritó 20 puntos de sutura. Irigoyen presentó traumatismo toracoabdominal cerrado. Debido a la magnitud de las heridas, ambas fueron transferidas al Razzeti.

El vehículo quedó totalmente en ruinas. Las señales indicaban que había dado varias vueltas hasta impactar contra un cerro. Según efectivos del Instituto de Transporte y Tránsito Terrestre de Bruzual, el motivo aparente fue el exceso de velocidad.

La unidad móvil pertenece a la División de Inteligencia Militar (DIM).

Identidad
Según documentos hallados en su billetera, Becerra Gutiérrez era funcionario activo de la DIM, oriundo del estado Lara y residía en Caracas.

Yerahim es nativa del estado Apure, vive en Barcelona y estudia en la Universidad de Oriente. Su amiga Epifania nació en El Hatillo, también reside en Barcelona y estudia en la Unefa. Un testigo dijo ue las jóvenes estuvieron de visita en la zona durante el fin de semana y regresaban a la ciudad para incorporarse a sus labores diarias.

Prevención
Los puntos más críticos de la zona oeste se encuentran en las curvas El Morro, Juana Mota y Mini fincas.

El subcomisario Leonardo Espinoza, de la oficina de Tránsito Terrestre Píritu, informó que cada fin de semana en estas y otras áreas a lo largo de la carretera de la costa se instalan puntos de control.

Dijo que los accidentes registrados entre abril y lo que va de mayo han sido casi en su totalidad vuelcos. Reveló que en todos los casos se han encontrado evidencia de ingesta de bebidas alcohólicas. “La combinación de alcohol y volante trae estas consecuencias”.

Según la ley de Tránsito y Transporte Terrestre la velocidad establecida para manejar en carretera es de 60 kilómetros por hora en vía recta y 40 kilómetros en curvas.

Para evitar el exceso de velocidad, el ente regulador realiza con frecuencia un recorrido de reducción de velocidad, que consiste en activar dos unidades móviles que no deben ser adelantadas por ningún vehículo particular.

29 fallecidos
A tres días del mes de mayo, una nueva víctima se sumó a la lista de decesos ocurridos por accidentes de tránsito en la zona oeste. Las autoridades de los organismos de seguridad recomiendan a los choferes no ingerir bebidas alcohólicas mientras o antes de tomar el volante, ya que eso está siendo el motivo principal de los fatales eventos.

JENNY ABREU


Tiroteo entre bandas dejó un bebé muerto y seis heridos

mayo 5, 2009

 Las balas disparadas por un grupo de delincuentes que se enfrentaban para ajustar cuentas, acabaron con la vida de un bebé de apenas ocho meses de nacido e hirieron a otras seis personas.

El tiroteo se registró a las 8:00 de la noche del pasado domingo, en la calle 23 de Enero del barrio Corea, detrás de la iglesia Rosada en Barcelona.

Dos proyectiles impactaron al niño. Uno le entró por la frente y le salió por la parte posterior, y el otro lo alcanzó en la pierna izquierda.

En medio de la desesperación y la gritería, los familiares del pequeño se percataron de que también su hermanito de cuatro años y la madre habían resultado lesionados, al igual que cinco vecinos que se hallaban en el frente de la vivienda.

El muchachito fue llevado a la clínica Zambrano de la capital anzoatiguense, pero allí murió a los pocos minutos de su ingreso. Los demás heridos ingresaron al ambulatorio Alí Romero y de allí los remitieron al hospital Luis Razetti y al de Niños Rafael Tobías Guevara.

Persecución
Eran las 7:30 de la noche cuando Arelis Véliz se sentó en el porche de su casa junto con sus dos pequeños y un grupo de vecinos a refrescarse porque se había ido la luz.

Media hora después, cuando se restableció el servicio y se disponían a entrar a la vivienda, vieron que un joven era perseguido a tiros por cinco sujetos, dos de ellos en motos.

El muchacho a quien seguían los hombres entró a la residencia de Véliz y pasó por la sala como un rayo, mientras las personas que se hallaban en el frente recibían el impacto de varios proyectiles.

Arelis trató de proteger a sus dos hijitos, pero no pudo, pues dos disparos la hicieron desplomarse al suelo.

En la sala de emergencia del hospital Razetti le observaron un disparo en el abdomen y otro en la espalda. En la madrugada de ayer fue intervenida por los médicos y su estado es de cuidado.

En el Hospital de Niños Rafael Tobías Guevara fue ingresado Víctor Adrián Peche Véliz, de cuatro años. Le dieron un balazo en la tibia izquierda.

Los demás lesionados quedaron identificados como Jesús Rafael Mata Santoyo (20), quien fue tiroteado en los brazos, una pierna y un dedo de la mano; Luis Alberto Ramos (25), con un balazo en el fémur izquierdo: e Iris Maleno (51), quien recibió un proyectil en el antebrazo izquierdo.

Detenidos
Una hora después del suceso, funcionarios del Grupo de Reacción Inmediata Policial (Grip) capturaron a dos de los presuntos delincuentes que participaron en el intercambio de disparos.

El comisario Ulises Flores Peña, comandante de la Policía del estado, informó que los efectivos detuvieron a César Andrés Yaguaracuto (27), quien tenía en sus partes íntimas un revólver 38 sin seriales. Le incautaron dos cartuchos sin percutir.

Su compinche Alexander Nazaret Mongue (22) portaba un revólver 38 sin marca ni seriales visibles.

Los uniformados incautaron las motos en las que se desplazaban los sospechosos: una de color rojo y otra Yamaha 115 azul. Ambas se hallan en la Comandancia General.

Flores Peña señaló que según los vecinos, los apresados sí participaron en la balacera. Dijeron que se enfrentaron integrantes de la banda del difunto “alex cochino” contra la de “los monitos”.

Otro de los heridos de nombre Rafael Jesús Mata (20) supuestamente es el joven que era perseguido por los hampones. Fue llevado al Cicpc para que rinda declaración.

Los dos hombres arrestados quedaron a la orden del órgano detectivesco para que determine si son responsables de los hechos.

Ramón Casanova, jefe del Cicpc Barcelona, junto con el coordinador de investigaciones, Amador Toro, expresaron que andan en la búsqueda del resto de la banda.

A los detenidos se les hará las pruebas de ATD entre otras experticias para verificar su participación en el tiroteo.

Las actuaciones sobre esta aprehensión fueron puestas a la orden de la Fiscalía. Se desconocía qué despacho conocería de la causa.

Inconsolable
Gregory Celestino Peche, padre del bebé fallecido, es un agente de la Policía del estado. Estaba durmiendo cuando ocurrió el tiroteo. En la morgue del hospital Luis Razetti no cesaba de llorar por la suerte que corrió su hijito. Se le oyó decir que habló con la madre del joven que se metió en su vivienda, para que lo entregara a las autoridades, pero ella no siguió los consejos.

ELEIDA BRICEÑO


Asesinaron a adolescente de 14 años en La Trinidad

mayo 4, 2009

cumaná.- Un joven de apenas 14 años perdió la vida en una calle del barrio La Trinidad, parroquia Altagracia del municipio Sucre, la noche del sábado.

La Trinidad es considerada una de las zonas rojas de la capital sucrense, por los recurrentes hechos delictivos que se cometen en el lugar. Los delincuentes mantienen azotados a los vecinos.

Precisamente, en una de estas arremetidas del hampa murió el menor de edad, quien residía en la vereda H3.

El hecho ocurrió a eso de las 9:30 pm, cuando el chico estaba cerca de la Unidad Educativa La Trinidad, cercana a su vivienda.

Fue víctima de sujetos, que armados con una escopeta le dieron muerte y huyeron.

Jacqueline y Luis Marval, hermana y padre del menor, identificaron a dos personas como presuntos homicidas.

“Mi hermano padecía de retardo mental, estaba sentado en una esquina cerca de la casa de mi abuela tomando agua, cuando llegaron esos azotes y le dispararon con una escopeta tres en boca. Todo el mundo los conoce en La Trinidad como Albert Luis Salazar y el chicote”, dijo la mujer.

Presuntamente este último fue quien disparó contra el adolescente.

“No se metía con nadie”
Sus familiares aseguraron que la víctima era un joven tranquilo.

“Lo mataron porque quisieron. Él no se metía con nadie. Esos malandros tienen el barrio azotado todo el tiempo”, dijeron los parientes.

Una ambulancia del Cuerpo de Bomberos de Cumaná llevó al muchacho a la emergencia del Antonio Patricio de Alcalá, donde ingresó a las 9:45 pm.

Tenía una herida producida por el disparo de una escopeta en la región abdominal del lado derecho, que le causó la muerte a las 10:25 pm.

“Por un tiempo mi hermano asistía a una escuela especial, pero lo dejamos de llevar porque se alteraba mucho”.

El infortunado era el menor de tres hermanos.
En el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, conocieron el caso y abrieron las pesquisas correspondientes.

Extraoficialmente se conoció que la muerte del menor habría sido resultado de una venganza por el deceso violento de Héctor José Machado Hernández (25), ocurrido la noche del 24 de marzo en la misma barriada. Por el hecho acusaron a sujetos apodados “el potoco” y “el moñoño”.

BEATRIZ CARABALLO


Mataron a dos pescadores a tiros en el barrio Fernández Padilla

mayo 4, 2009

BARCELONA.- La fiesta de cumpleaños del hijo de un vecino terminó en tragedia para una humilde familia barcelonesa. Dos de sus miembros fueron asesinados por unos delincuentes en la madrugada de ayer.

El homicidio de los pescadores Pedro José Hernández, de 46 años, y su sobrino Víctor Alfonso Vargas Hernández, de 19, ocurrió a las 4:30 am, en la calle El Río del barrio Fernández Padilla de Barcelona.

Ambos se hallaban sentados en el frente de la vivienda conversando con unos familiares y vecinos, después de que terminó la reunión infantil.

De pronto, de un callejón cercano salieron tres individuos en una moto. Sin darles tiempo a nada, los hombres comenzaron a disparar repetidamente contra el grupo.

Víctor y Pedro llevaron la peor parte: los proyectiles los impactaron y acabaron con sus vidas en un instante.

Durante la balacera resultó herido un pariente de las víctimas, de nombre Wilmer Hernández (30), quien recibió balazos en el muslo, intercostal y brazo derecho. Fue llevado al ambulatorio Alí Romero de la capital anzoatiguense y luego al hospital Luis Razetti, donde quedó recluido.

Una comisión del Cicpc de Barcelona trasladó los cuerpos de los fallecidos al anfiteatro forense. En este recinto le observaron a Vargas Hernández ocho heridas de proyectil en la cabeza, brazos, abdomen, glúteos, cadera y pierna derecha. Mientras que Hernández recibió cuatro tiros en la cabeza y las manos.

Azotes de barrio
Funcionarios de la policía del estado dijeron que en este doble homicidio están implicados unos sujetos conocidos como “el nene”, “el wilo” y “el chacho colorado”, miembros de la banda de “el matías”.

Estos individuos son buscados por varios crímenes en Fernández Padilla.

“Es un grupo que se mueve de un lado para otro y por eso ha sido difícil atraparlos”, dijo la fuente policial.

Al contar lo sucedido, Leocadia Hernández, madre de Víctor, señaló que su muchacho estaba pescando en Puerto Píritu y llegó el jueves a la casa a pasar el fin de semana.

Según refirió, Víctor tuvo un problema con uno de esos hombres cuando tenía 15 años, pero aparentemente el delincuente no olvidó el incidente porque se ensañó en su contra.

Andreína Vargas, hermana de la víctima, dijo esperar que los homicidas sean capturados para que reciban su castigo.

ELEIDA BRICEÑO


17 homicidios cometió la delincuencia armada sólo en Puerto La Cruz

abril 30, 2009

PUERTO LA CRUZ.- Abril de 2009 no fue un mes fácil para los cuerpos policiales del estado Anzoátegui, pues en este mes se registraron 49 muertes violentas por el uso de armas de fuego y blancas.

De esta cifra, 43 corresponden al uso de armas de fuego, cuatro por armas blancas (cuchillos) y dos por golpizas.

De los 21 municipios que conforman la geografía estadal, la jurisdicción de Sotillo se alzó con el mayor número de homicidios, arrebatándole a Barcelona el liderazgo como la ciudad más peligrosa.

En los 30 días de este mes que finaliza hoy, se cometieron 17 asesinatos, la mayoría de ellos en las barriadas de la zona alta porteña.

Quince de estas muertes fueron a tiros, uno en un enfrentamiento con funcionarios de la policía científica en la zona rural de Vidoño; un hombre que fue hallado en una habitación del hotel El Trébol con un disparo en la cabeza y otro fue asesinado a cuchilladas.

Sobre la inseguridad en el municipio, el comisario Reynaldo Sotillo, jefe de operaciones de Polisotillo, dijo que se reforzó el patrullaje en la zona alta, baja y en el centro de Puerto La Cruz.

Señaló que a las brigadas de inteligencia y motorizada se les asignaron nuevas unidades, para un total de 30 motocicletas.

Después de las 4:00 de la tarde los uniformados toman las diferentes zonas del municipio, dijo el jefe policial

Conmoción
La muerte del contador público José Rafael García Valera, de 46 años, conmocionó a la colectividad portocruzana.

El homicidio se registró en la calle Bolívar, el lunes 20, cuando un delincuente intentó atracar un local de venta de comida árabe.

Según el comisario Róger Méndez, jefe de la policía científica porteña, García Valera recibió el balazo cuando el delincuente lo revisó y se dio cuenta que tenía una pistola 9 milímetros en la cintura que, al parecer, intentó desenfundar.

También el brutal asesinato del obrero de la construcción Ignacio Rafael Zapata (37) en la calle Cipriano Castro de Valle Lindo, atrajo la atención de la colectividad. Un par de individuos no conformes con destrozarle la cabeza con una piedra, le ocasionaron varias heridas con arma blanca y le dieron un tiro de gracia en la región occipital.

Las más destacados
El asesinato del subinspector de la Policía del estado, David Rafael Parejo Gómez (33) en el sector Tabera del municipio Bolívar, fue uno de los casos más sonados.

También la muerte de cuatro secuestradores a manos del Gaes y Cicpc durante la liberación de una joven a quien mantenían secuestrada y que fue rescatada salva y sana. El lugar de este hecho fue en la quinta La Pichirulera, en la urbanización Los Cortijos de Oriente.

Otro de los hechos sangrientos fue la muerte de cinco presuntos ladrones que se enfrentaron con la brigada especial de Polianzoátegui. En la refriega también a murió un funcionario policial.

El suceso ocurrió el viernes 24 a la 1:30 de la tarde en el sector Los Yopales, en la zona sur de El Tigre.

Caso resuelto
También en el mes de abril se resolvió uno de los crímenes que más conmovió a la colectividad porteña. El Cicpc de Puerto La Cruz logró capturar a los autores materiales e intelectuales de la ingeniero María Clelia Spinas Dora, ocurrida el 11 de marzo en su apartamento en el edificio Atarraya, en el sector Latinia. Los presuntos criminales están presos.

ELEIDA BRICEÑO SÁEZ


Sindicalista de la Mitsubishi fue asesinado de ocho tiros en barrio El Espejo

abril 30, 2009

Cuando se dirigía a tomar el transporte que lo llevaría a su trabajo, un sindicalista de la empresa Mitsubishi fue asesinado de múltiples disparos en el barrio El Espejo de la capital del estado.

El homicidio de Germán Rosalino Herrera, de 35 años, ocurrió a las 7:00 de la mañana de ayer en la calle Libertad, a pocas cuadras de su residencia.

Después de que su concubina Carmen Cariaco fue a llevar a su hija a la escuela, Herrera salió de su casa para el trabajo. Caminaba por la calle hacia la parada, cuando fue interceptado por un individuo en una moto Empire gris.

El motorizado, que vestía una franela con el logo de la MMC Automotriz, se acercó al obrero y sin mediar palabras le disparó repetidamente. Luego desapareció del lugar.

Vecinos de Herrera que lo vieron caer al pavimento, lo auxiliaron y lo llevaron al hospital Luis Razetti de Barcelona, pero falleció a los pocos minutos de su ingreso.

Pesquisas
De inmediato, una comisión del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) se trasladó a la morgue para iniciar las averiguaciones y realizar las primeras experticias.

Ramón Casanova, jefe del Cicpc, informó que interrogan a algunos vecinos que presenciaron los hechos, para lograr la identidad del homicida.

Funcionarios de la Brigada de Homicidios del órgano detectivesco realizan labores de inteligencia para capturar al asesino.

Aun cuando el comisario Casanova no descarta ninguna hipótesis, cree que el trabajador fue ultimado por venganza.

Explicó que Germán Herrera tenía registro en la policía científica por el delito de robo en el año 1994.

En el anfiteatro forense se encontraba Carmen Cariaco, reclamando el cadáver de su compañero.

Aseguró que no sabe nada de la muerte de su marido porque salió a llevar a su niña al colegio. Al regresar a la vivienda, se enteró de lo que había pasado. Cuando llegó al hospital, Germán estaba muerto.

Entre sollozos, dijo que no le conoció enemigos a su pareja y que no tenía problemas con nadie. Por eso cree que lo mataron para robarlo.

El dirigente sindical tenía seis años laborando para la ensambladora en la Zona Industrial Los Montones de Barcelona. Dejó huérfanos a cinco hijos menores. Era el mayor de ocho hermanos.

Inseguridad
El barrio El Espejo fue tomado por los delincuentes y los residentes no saben qué hacer, porque las autoridades no toman medidas para atacar la inseguridad. Así lo señaló Francisco Mendoza, vecino del sector desde hace 10 años. Comentó que la venta de droga se hace libremente y de manera pública, y nadie le pone un freno.

 

ELEIDA BRICEÑO


Evangelista pereció en vuelco ocurrido en vía La Leona-Urica

abril 29, 2009

FREITES.- La evangelista puertorriqueña Iris Noemí Ávila Talavera, de 60 años, falleció ayer al mediodía cuando volcó la camioneta que guiaba en el sector El Bajo de La Leona, carretera nacional La Ceiba-Urica, municipio Freites.

Al momento del siniestro, la dama conducía una Mitsubishi Prado, color dorado, placas JAF-931. Iba acompañada de su amiga Yanetcy Estílita Martínez, de 26 años, quien resultó con heridas de consideración.

Se presume que pisó la orilla de la angosta carretera y perdió el control de su unidad. Con las volteretas quedó varada al otro lado del eje vial, a escasos 50 metros de la vía.

Una comisión del Cuerpo de Bomberos de Anaco, al mando del sargento Jesús Varela, tuvo que utilizar la “quijada de la vida” para sacar del amasijo de hierro a Noemí, como era llamada cariñosamente la pastora evangélica.

Efectivos de Tránsito terrestre Anaco iniciaron las investigaciones en el lugar del accidente. Remitieron el cadáver a la morgue del hospital Luis Razetti en Barcelona. Martínez fue enviada al Manuel Núñez Tovar de Maturín.

Al lado del cuerpo de la fallecida hallaron también muerta a su cachorra, una poodle de nombre Kendy, que la acompañaba en todos sus viajes nacionales e internacionales.

Lamentable
Con hondo pesar llegaron al sitio hermanos de la iglesia, quienes lamentaron el trágico deceso de Avila.

Allí, Linda León dijo que la dama había arribado el martes 21 de abril a Anaco. Regresaba de su tierra natal, Camuy, un poblado situado en la Costa Norte de Puerto Rico. Dijo que la tarde de este lunes había salido a Maturín para preparar al grupo con el cual partiría en una jornada evangelizadora por Ecuador y Perú.

Atribulada, León trataba de buscarle respuestas a sus preguntas: “¿Señor, qué fue lo que pasó? ¿Por qué a Noemí”?, se repetía, mientras recordaba que había sido Ávila quien hace nueve años la hizo encontrar la palabra del Creador. Entre sollozos recordó que Noemí era hija de José Joaquín Ávila, mejor conocido como Yiye Ávila, fundador de las Asambleas de Dios en Latinoamérica.

Otros miembros de la iglesia “Sed llenos del Espíritu Santo”, creada en Anaco y Maturín por Iris Noemí, comentaron que ella manejaba con prudencia, por lo que desconocían las causas de la tragedia que acabó con su vida.

Lo que sí recordarán eternamente es el mensaje de fe, de la búsqueda de la palabra de Dios, de salvación y de arrepentimiento con el que siempre abría los encuentros con sus seguidores.

En el campo profesional, Iris Noemí tenía un PHD en Psicología y Concilio Pastoral. Además, se había preparado muy bien desde los 9 años, siguiéndole los pasos a su progenitor. Por ello había ofrecido charlas en diversos países como Colombia, Cuba, Estados Unidos, Panamá, Nicaragua y Venezuela.

Era la segunda de las tres hijas de Yiye Ávila y Carmen Delia Talavera. Deja tres hijos huérfanos, todos residenciados en la isla caribeña. Se espera que sus parientes envíen los restos hasta Puerto Rico, para darle cristiana sepultura.

Luto vial
Con la muerte de Iris Noemí Ávila se elevan a siete las personas que han fallecido en accidentes de tránsito ocurridos en las carreteras de la zona centro de Anzoátegui durante el mes de abril. Las autoridades viales hicieron un nuevo llamado a los conductores para que manejen con prudencia, evitando el exceso de velocidad, uso de teléfonos celulares y la ingesta de alcohol.

M. CASTELLANO


Latonero fue asesinado de un tiro en la cabeza en Valle Lindo

abril 29, 2009

PUERTO LA CRUZ.- La escalada de violencia que ha azotado al municipio porteño en los últimos días cobró una nueva víctima la noche del pasado lunes, al ser asesinado un latonero de un tiro en la cabeza.

El homicidio se registró a las 9:00 pm, en la curva El Podrío del barrio Valle Lindo, zona alta de Puerto La Cruz.

La víctima fue identificada como Jesús Resurrección Suescum Medina (34).

Vivía en el sector porteño El Maguey y latoneaba y pintaba vehículos en un taller en la calle Fermín Toro de la barriada Valle Verde.

Su cuerpo quedó frente al volante del Fiat Uno, rojo, placa XJI-434, que conducía. Recibió un balazo que le entró por la parte trasera del oído y le salió por el otro lado.

El comisario Roger Méndez, jefe del Cicpc, informó que días antes de su muerte, Suescum le propuso a un ex trabajador de su taller apodado “el chino”, que le buscara un carro Hyundai porque necesitaba las piezas para reparar otro. Por esa tarea le adelantó 2 mil bolívares fuertes de los cinco que prometió pagarle.

Pero “el chino” no cumplió con el trato y Jesús comenzó a presionarlo para que le devolviera el dinero.

La noche del lunes, Suescum subió a Valle Lindo con su pareja María de Jesús Mejías García, tras recibir una llamada de “el chino” donde le aseguraba que tenía las piezas y que fuera por ellas.

Al llegar al barrio, el joven le dijo al latonero que fueran a buscar a dos amigos para que los ayudara a montar los repuestos porque pesaban.

Una vez que los dos conocidos subieron al auto, lo llevaron a un lugar solitario y uno de ellos le dio un tiro en la cabeza que le causó la muerte al instante. En la balacera, la mujer se tiró al piso del auto y simuló que la habían matado.

En horas
Méndez señaló que al tener conocimiento del crimen, iniciaron la búsqueda de los asesinos con uniformados de Polisotillo. En la madrugada los capturaron en un rancho en el sector El Tanque de Las Charas. Fueron identificados como “el chino” (16), “el pelón” (16) y Julián Jesús Landaeta Martínez (19), este último señalado de efectuar el disparo.

El revólver es buscado por los agentes en una zona boscosa donde, según afirmaron los detenidos, lo arrojaron.

Julio González, amigo de Suescum, dijo que éste era de Cúcuta pero estaba nacionalizado. Deja 4 hijos menores.

112.5 por ciento
Según cifras de este diario, las muertes violentas en Sotillo en lo que va de abril han aumentado en 100% en comparación con el mismo mes de 2008, cuando hubo ocho homicidios. Hasta este lunes, se reportan 17 casos: 13 a tiros, uno hallado en un hotel con un balazo, uno a golpes, uno a cuchillo y otro a manos del Cicpc.

ELEIDA BRICEÑO


De múltiples disparos mataron a un adolescente en Puerto La Cruz

abril 28, 2009

La delincuencia armada está haciendo de las suyas en el municipio porteño, donde se registraron cuatro homicidios en menos de 24 horas. Y para cerrar la semana, la noche del domingo fue asesinado un adolescente de 16 años.

El muchacho, a quien se le conocía como “tacupay”, recibió 11 disparos cuando regresaba a su residencia en la calle Sucre del barrio Bello Monte, zona alta de Puerto La Cruz, a las 10:00 pm.

Desconocidos que andaban en un vehículo pequeño de color blanco, lo interceptaron y le efectuaron los tiros.

“Tacupay” cayó mortalmente herido, pero los vecinos lo recogieron y en una patrulla de la policía del estado lo trasladaron al hospital César Rodríguez de Guaraguao. Allí ingresó sin signos vitales.

Mili Coromoto Villarroel, madre del menor, desconoce cómo le quitaron la vida al tercero de sus cinco hijos. Con tristeza expresó: “Cuando me avisaron que lo habían tiroteado, salí corriendo, pero al llegar ya lo habían montado en la patrulla”.

Mili no sabe quiénes fueron los victimarios ni por qué mataron a su muchacho, aunque reconoció que tenía problemas con algunas personas en el sector porque andaba en malos pasos. Además era consumidor de droga.

Ella hizo lo que pudo para corregirlo, pero de nada valió pues el adolescente se negaba a seguir un tratamiento y tomar en cuenta los consejos de la familia.

Antecedentes
A pesar de su corta edad, “tacupay” tenía cuatro registros en la Policía de Sotillo, donde estuvo detenido por homicidio, droga y robo.

El comisario Reynaldo Sotillo informó que presuntamente el menor estuvo vinculado en la muerte de un agente a quien ultimaron en una panadería en la entrada a Bello Monte.

Las veces que permaneció retenido en la sede policial fue puesto a la orden de la fiscal 17, Betzaida Sánchez.

Sobre este homicidio, el comisario Róger Méndez, jefe de la policía porteña, dijo que se iniciaron las averiguaciones e interrogan a algunos ciudadanos para lograr la identidad de los criminales.

Los detectives ignoran las características del carro desde el cual balearon al jovencito.

En el recinto forense, los técnicos le observaron heridas de balas en estómago, rodilla, hombro, antebrazo, intercostal, espalda y cabeza.

16 ciudadanos
Las muertes violentas siguen en ascenso en Puerto La Cruz. En lo que va de abril, 16 personas han perdido la vida en hechos de sangre. Según estadísticas de este rotativo, 12 cayeron ultimadas a balazos, una a manos de agentes del Cicpc, otra fue hallada en un hotel con un tiro, una por golpes y otra a cuchilladas.

 

ELEIDA BRICEÑO


Una bibliotecaria peredió la vida en vuelco de camioneta

abril 27, 2009

CLARINES.- Una bibliotecaria murió y sus cuatro acompañantes resultaron lesionados al volcar, a la 1:30 de la tarde de ayer, la camioneta en que viajaban por la carretera que conduce de El Hatillo a Clarines, a la altura de la Curva La Hormiga, a 100 metros de la empresa Pedeca.

La infortunada se llamaba Petra Guerra de Lunar (32), quien -según afirmaron los testigos- salió expelida del vehículo, se golpeó la cabeza con el pavimento y luego le cayó encima la misma unidad.

La mujer viajaba en una Chevrolet Grand Blazer, color vinotinto, año 1997, matrícula 0AA-80F, la cual tuvo fallas mecánicas en la dirección, y además se le explotó el caucho posterior del lado derecho.

La camioneta la conducía el esposo de Petra, el comerciante Vladimir Lunar (42). Con ellos iban su hijo Gabriel Lunar (4), su vecino Víctor Reyes (44), el dueño del carro, y su pariente María Reyes (18). Todos se salieron de la Grand Blazer y sufrieron lesiones.

Los esposos Lunar Guerra, su vástago y sus vecinos habían estado en Caracas. Se disponían a regresar a su domicilio, ubicado en Catamo Sur de La Asunción, isla de Margarita, cuando se registró el accidente.

Petra laboraba en la Casa de la Cultura de la localidad.
En el lugar se apersonaron los funcionarios de Tránsito y Transporte Terrestre y Protección Civil. Los últimos trasladaron a los cuatro heridos al hospital Antonio José Rondón Lugo de Clarines.

Otro siniestro
En la avenida Argimiro Gabaldón, antigua Vía Alterna, a 110 metros de la pasarela La Fe de Barcelona, a las 8:30 am de ayer, ocurrió una colisión de vehículos que dejó dos choferes heridos.

Uno es el albañil Rafael César Carrión (32), residenciado en el barrio Razetti I. El hombre guiaba un Chevrolet Corsa, beige, siglas ADE-89P, que según la versión de los vecinos saltó la isla y chocó con una camioneta.

El auto en cuestión es una camioneta Mercedes Benz, azul, placas ABW-36U que manejaba Edgar Salazar (28), domiciliado en Residencias Terrazas del Puerto.

El chofer había dejado una hora antes a unos 15 trabajadores en el Complejo Criogénico de Jose.

En el lugar actuaron los funcionarios de la Unidad 21 de Tránsito. Los Bomberos trasladaron a los lesionados a la sala de urgencias del hospital Luis Razetti.

Diligencias
Los funcionarios de la Unidad 21 de Vigilancia de Tránsito y Transporte Terrestre (Ctvttt) del estado Anzoátegui, realizaron el levantamiento de los dos siniestros ocurridos en las vías de Clarines y Barcelona.

Los vigilantes instruyen las actas de los expedientes que remitirán próximamente a la Fiscalía del Ministerio Público.

yraida núñez


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.